El sutil arte del racismo: lo que me di cuenta gracias a BLM

En un mundo cada vez más globalizado, donde la diversidad se presenta como un valor cada vez más importante, el racismo sigue acechando de manera sutil y subterránea. Es fácil caer en la idea de que el racismo es algo del pasado o que solo ocurre en lugares lejanos, pero la verdad es que está presente en nuestra sociedad de maneras más sutiles de las que podemos imaginar. Es importante mantenernos conscientes de estas manifestaciones de discriminación racial para poder combatirlas y promover un cambio real. En este artículo, compartiré algunas reflexiones personales y lecciones que aprendí gracias al movimiento Black Lives Matter (BLM), que me abrieron los ojos hacia el sutil arte del racismo.

No soy negro y nunca he experimentado racismo violento en mi vida. Pero sé lo que es que me traten diferente por el color de mi piel.

Todo el mundo habla de racismo. Pero según mi experiencia, cuando la gente habla de racismo, se refiere a extremistas. Sobre los neonazis, los partidos políticos de extrema derecha o el borracho xenófobo local.

Básicamente, las personas con las que no queremos ser amigos y las personas que no están en nuestro servicio de noticias. Existen en una tierra lejana que no tiene nada que ver con nosotros.

¿Dónde está el racismo?

Sin embargo, desde la muerte de George Floyd y el aumento de las protestas de Black Lives Matter, más personas están empezando a darse cuenta de que el racismo no sólo existe entre los extremistas. Están empezando a darse cuenta de que también existe de una manera mucho más «sutil». (Sutil para aquellos a quienes no les afecta).

Existe en nuestras instituciones, policía, sistema de vivienda, sistemas jurídicos e incluso en nuestra atención médica. La gente también está empezando a darse cuenta de que, de alguna manera, es posible que, sin saberlo, hayan obtenido ciertas ventajas en la vida gracias a este racismo sistémico.

En cuanto a mí, he estado teniendo mucho más Naciones UnidasConversaciones cómodas pero importantes con mis amigos. Y sobre todo con mi marido, que es blanco. Siempre hemos hablado de cuestiones raciales y de mis experiencias con la discriminación racial. Pero nunca con tanta intensidad. Sin duda es un proceso continuo y ha sido increíble. Y emocional.

Racismo y microagresiones

También me considero a mí mismo y a mi papel como parte de una minoría asiática. Analizando el posible impacto negativo que I haber tenido en la lucha contra el racismo, «ignorando» o minimizando las experiencias que he tenido.

Para mí, mi descubrimiento de la palabra microagresión fue bastante importante. Me ayudó a articular muchas de mis propias experiencias que antes no podía categorizar como abiertamente racistas o sexistas, o a menudo ambas cosas. Ahora empiezo a darme cuenta de que son más dañinos de lo que parecen.

Vienen en muchas formas, a menudo como «cumplidos». «¡Oh, tu inglés es tan bueno!» O «Debes hacer un kimchi realmente bueno». El kimchi es un manjar coreano. No soy coreano.

O «¡¿Cómo puedes ser malo en matemáticas?!» O el más común para mí es el de los hombres gritando al otro lado de la calle, o incluso susurrándome al oído cuando pasan, «Nihao». Nihao es «Hola» en chino. No soy chino.

Es hora de dejar de ignorar los comentarios

Ninguno de estos comentarios parecía exactamente dañino, pero siempre me hacían sentir «repugnante». A menudo ignoro ese comportamiento, especialmente cuando proviene de hombres que no conozco, lo que me decepciona mucho y me enoja conmigo misma.

Y me he dado cuenta de que, al ignorar estos comentarios, los estoy trivializando y, de hecho, podría estar haciendo más daño que bien a mi comunidad. Así que ahora, al menos cuando viene de gente que conozco, siempre responderé, aunque sigo temiendo que me acusen de «reaccionar exageradamente».

No quiero desanimar la conversación, así que la mayor parte del tiempo intentaré mantener las cosas alegres. Pero es difícil ganar en una situación como ésta, difícil gestionar tus límites. Eres el único que lleva esta carga emocional. Creo que es por eso que la mayoría de las veces la gente simplemente lo ignora, sin reconocer su impacto en ellos.

¿Ocultarme o sentirme orgulloso de mi raza?

Creo que, como miembro de una minoría asiática, «salgo» más a la ligera, ya que normalmente se nos considera menos amenazantes y más sumisos.

La visión generalizada de un asiático estereotipado suele ser más positiva que la de otros grupos étnicos. Somos, como dicen algunos, «la minoría modelo». Sin embargo, esto trae consigo sus propios problemas.

Una de ellas es que se trata de una comparación completamente defectuosa e ignora los siglos de esclavitud de los negros. También minimiza en gran medida el papel que desempeña el racismo en las luchas persistentes de otros grupos minoritarios.

Sin embargo, dicho todo esto, durante mucho tiempo intenté hacerme lo más «blanco» posible. Desde mi escuela, pasando por la universidad y mi lugar de trabajo, haría todo lo posible por asimilarme y no actuar «demasiado tailandés».

De hecho, he tenido muchas más experiencias con el sexismo que con el racismo. A lote más. Me tomó mucho tiempo darme cuenta de que debía aceptar mi diferencia en lugar de tratar de ocultarla.

Abordar el racismo en sus raíces

El movimiento Black Lives Matter me hace sentir inspirado y descorazonado al mismo tiempo.

La amplia muestra de apoyo ayuda a reafirmar mi fe en la gente. Sin embargo, el hecho de que haya incluso necesidades Ser un movimiento BLM hoy me enoja y entristece mucho.

Sin embargo, me siento optimista al respecto. BLM no sólo está tratando de abordar los actos abiertamente racistas, sino que también está desafiando los actos más sutiles de racismo y el sistema que los permite.

Cada vez más personas están dispuestas a mirarse a sí mismas y preguntarse si «no ser racista» es suficiente. Realmente creo que está abriendo los ojos a muchas personas, personas que siempre han pensado que el racismo ya no existe.

Para mí, la mejor manera de luchar contra el racismo sería una educación sin censura en las escuelas sobre la raza, el racismo y la historia del racismo. O incluso lecciones de historia que no se ven a través de un cristal color de rosa.

Enseñar a los niños la forma correcta de no ser racistas. Y celebrar y abrazar diferentes culturas y religiones, en lugar de intentar ser daltónicos. Creo que para erradicar el racismo es necesario empezar desde la educación temprana.

Las vidas blancas también importan

Realmente estás perdiendo el punto aquí. El movimiento BLM nació para no decir que otras vidas no importa, pero decir que las vidas de los negros importan también.

El movimiento BLM tiene que hacer estas declaraciones debido a una historia de discriminación, violencia y subyugación. Una historia que han tenido que soportar por el color de su piel.

Una historia que debería haber sido, como se dice, historia. Pero, lamentablemente, todavía prevalece mucho en la actualidad, incluso si se presenta en una forma más «sutil».

Black Lives Matter nació porque White Lives tiene siempre Importaba y las vidas de los negros no.

Sai Cook fue el diseñador principal de la nueva marca Emerald Works.

¿Cuál es tu experiencia de Black Lives Matter? ¿Qué impacto ha tenido BLM en su lugar de trabajo? Agregue sus comentarios a continuación.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





El sutil arte del racismo: lo que me di cuenta gracias a BLM

Preguntas frecuentes sobre el sutil arte del racismo

En este artículo, exploraremos algunas de las preguntas más frecuentes sobre el racismo y cómo el movimiento Black Lives Matter (BLM) ha despertado la conciencia sobre esta problemática en nuestras sociedades.

1. ¿Qué es el racismo?

El racismo es una forma de discriminación en la que se establecen diferencias entre las personas basándose en características físicas, como el color de piel, el origen étnico o la nacionalidad. Esta discriminación puede manifestarse en actitudes, comportamientos o políticas que perjudican a ciertas personas o grupos.

2. ¿Cómo se manifiesta el racismo de forma sutil?

El racismo sutil, también conocido como racismo encubierto, se refiere a las actitudes y comportamientos sutiles que perpetúan la discriminación racial, aunque no siempre sean intencionales o evidentes. Se puede manifestar a través de prejuicios, estereotipos, exclusiones o microagresiones que desvalorizan y marginan a las personas de diferentes etnias.

3. ¿Qué es el movimiento Black Lives Matter (BLM)?

Black Lives Matter es un movimiento social que se originó en Estados Unidos y que lucha contra la violencia y el racismo sistémico dirigido hacia las personas negras. BLM busca denunciar las desigualdades raciales y promover la igualdad de derechos y oportunidades para todos.

Puedes obtener más información acerca de la historia y objetivos de BLM en este enlace.

4. ¿Cuál es la importancia de BLM en la lucha contra el racismo?

El movimiento Black Lives Matter ha sido fundamental para visibilizar el racismo y sus consecuencias en las sociedades contemporáneas. Ha logrado movilizar a millones de personas alrededor del mundo y promover un cambio social más inclusivo y justo.

Si quieres conocer más sobre los impactos y logros de BLM, puedes leer este artículo de The Atlantic.

5. ¿Qué puedo hacer para combatir el racismo?

Existen diferentes acciones que puedes llevar a cabo para contribuir a la lucha contra el racismo:

  1. Informarte y educarte sobre el tema.
  2. Escuchar y aprender de las experiencias de las personas racializadas.
  3. Reconocer y cuestionar tus propios prejuicios y privilegios.
  4. Apoyar organizaciones y movimientos antirracistas.
  5. Participar en protestas pacíficas y manifestaciones.
  6. Promover la diversidad e inclusión en tu entorno personal y profesional.

Si quieres profundizar en cómo puedes actuar contra el racismo, te recomendamos leer este artículo de Amnistía Internacional.

Esperamos que este artículo haya respondido algunas de tus preguntas más frecuentes sobre el sutil arte del racismo y la importancia del movimiento Black Lives Matter. Recuerda que todos podemos contribuir a construir una sociedad más igualitaria y libre de discriminación.


Deja un comentario