El rol laboral como impulsor del compromiso de los empleados

El compromiso de los empleados es fundamental para el éxito de cualquier organización. Cuando los empleados están comprometidos, se sienten motivados, conectados y dispuestos a poner todo su esfuerzo en su trabajo. Sin embargo, este compromiso no surge de la nada; está impulsado en gran medida por el rol laboral que desempeñan. En este artículo exploraremos cómo el rol laboral puede ser un gran impulsor del compromiso de los empleados, y cómo las organizaciones pueden aprovechar esto para crear un ambiente laboral más productivo y satisfactorio.


Todos hemos oído la historia de 3 albañiles que estaban trabajando uno al lado del otro cuando un transeúnte les preguntó qué estaban haciendo.

El primero dijo: «Estoy poniendo ladrillos».

El segundo dijo: «Estoy alimentando a mi familia».

El tercero dijo: «Estoy construyendo una catedral».

Esta sencilla historia transmite la esencia de un empleado comprometido. El último albañil identificó su trabajo con el objetivo más amplio y, por lo tanto, pudo aportar ese algo extra que sirvió de inspiración para muchos.

La mayoría de los empleados llegarán a trabajar e intentarán cumplir con los requisitos de su función independientemente de su percepción de la organización, su política, salario, etc. Esto se debe a que el impulso fundamental para la mayoría de nosotros es (1) utilizar nuestro tiempo de manera lucrativa y (2) para ganarse la vida. Pero esto no ayuda a las organizaciones a largo plazo. Entonces, ¿qué deberían hacer las organizaciones? ¿Cómo pueden crear una fuerza laboral comprometida que ayude a crear competitividad a largo plazo?

Muchos de nosotros nos volvemos prescriptivos al intentar implementar iniciativas de compromiso de los empleados sin comprender que el primer paso hacia la creación de una fuerza laboral comprometida es ayudar a los empleados a ver un vínculo claro entre su función laboral y el objetivo de la organización.

Las siguientes son algunas medidas que las organizaciones pueden tomar con respecto a (con respecto a) el “trabajo/rol del empleado” que ayudarán a mejorar el compromiso..

  1. Definición clara de roles: El compromiso comienza incluso antes de que el empleado se incorpore al trabajo. Elaborar una descripción de trabajo clara involucrará activamente a un posible empleado y ayudará a convertirlo en un colaborador entusiasta y luego en un empleado comprometido.
  2. Pinte el panorama más amplio – Durante el pico de actividad de contratación, mi equipo y yo pasamos por momentos difíciles por el abandono de nuevos miembros y el desgaste de los empleados existentes. La mayoría de las veces, oscilamos entre llevar la peor parte y/o tomar represalias levantando las manos, ganando tiempo o utilizando puntos de datos de la industria como referencia, pero nunca entendimos el verdadero impacto hasta que uno de los líderes de negocios nos sentó y conectó el puntos para nosotros y articuló el impacto en dólares de cada una de nuestras actividades. Ese día, nos graduamos para convertirnos verdaderamente en socios comerciales.
  3. Rotación de trabajo – La hierba del otro lado siempre es más verde. Si bien las entidades generadoras de ingresos y orientadas al cliente creen que el personal de soporte (como administración, recursos humanos, finanzas) tiene un trabajo cómodo, el personal de soporte a menudo se queja del trato similar al de un proveedor por parte de las primeras. Un empleado puede contribuir lo mejor que pueda si puede ver cómo su rol se relaciona con los objetivos más amplios de la organización o explorar los vínculos de su rol con otros equipos de la organización. Para ello, las organizaciones pueden aprovechar eficazmente herramientas como la rotación de puestos, los proyectos de varios equipos y el intercambio de mejores prácticas entre equipos. Estas interacciones ayudan a crear una fuente de información informal y fluida entre los equipos que ayuda a los empleados a desempeñarse de forma eficaz y eficiente.
  4. El establecimiento de metas – Un objetivo realista y con plazos determinados que mencione claramente el vínculo con el objetivo de la organización es un aspecto importante para crear una fuerza laboral comprometida. Esto se tratará con mayor profundidad en el siguiente capítulo, que trata sobre la Gestión del Desempeño como motor del compromiso.
  5. Cargando trabajo – Las organizaciones pueden utilizar eficazmente tanto la «carga vertical», es decir, el enriquecimiento del puesto, como la «carga horizontal», es decir, la ampliación del puesto, para motivar a los empleados. Ambos enfoques permiten al empleado explorar y utilizar sus puntos fuertes y también superar la monotonía laboral. Estos también ayudan al desarrollo y mejora de habilidades, lo que a su vez ayuda al rendimiento de los empleados, al rendimiento del equipo y, finalmente, al rendimiento de la organización.

En conclusión, los empleados comprometidos crean resultados de calidad no porque tengan que hacerlo o se vean obligados a hacerlo, sino porque quieren, porque ven un vínculo claro entre su trabajo y la visión y los resultados de la organización.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





El rol laboral como impulsor del compromiso de los empleados

El rol laboral como impulsor del compromiso de los empleados

El compromiso de los empleados es fundamental para el éxito de cualquier organización. Cuando los empleados están comprometidos, su rendimiento y productividad se incrementan, lo cual tiene un impacto positivo en los objetivos y resultados de la empresa. Uno de los factores clave para fomentar el compromiso de los empleados es el rol laboral que desempeñan.

¿Qué es el rol laboral?

El rol laboral se refiere al conjunto de responsabilidades, tareas y funciones que un empleado lleva a cabo dentro de una organización. Este puede variar según el cargo, la posición jerárquica y el departamento en el que se encuentra. Cada empleado tiene un rol específico que determina sus funciones y contribuciones a la empresa.

Es importante destacar que el rol laboral no solo se limita a las tareas técnicas o de ejecución, sino que también implica aspectos relacionados con las relaciones interpersonales, la toma de decisiones y la capacidad para adaptarse a los cambios.

¿Cómo afecta el rol laboral al compromiso de los empleados?

El rol laboral juega un papel fundamental en el compromiso de los empleados. Cuando los empleados tienen claridad sobre cuáles son sus responsabilidades y expectativas, se sienten valorados y reconocidos en su trabajo. Esto genera un sentido de pertenencia y compromiso con la organización.

Por otro lado, si los empleados no tienen una comprensión clara de su rol laboral o si sus responsabilidades son vagas o mal definidas, es más probable que experimenten confusión, frustración y falta de motivación. Esto puede influir negativamente en su compromiso y rendimiento laboral.

¿Cómo promover un rol laboral que impulse el compromiso de los empleados?

Para promover un rol laboral que impulse el compromiso de los empleados, las organizaciones pueden seguir estas recomendaciones:

  1. Definir claramente las responsabilidades: Es fundamental establecer expectativas claras sobre las responsabilidades y tareas que cada empleado debe cumplir. Esto ayuda a evitar confusiones y malentendidos.
  2. Proporcionar retroalimentación constante: Es importante brindar retroalimentación regular a los empleados, reconociendo y valorando su trabajo. Esto refuerza su sentido de pertenencia y compromiso.
  3. Promover la comunicación: Fomentar una cultura de comunicación abierta y transparente permite a los empleados expresar sus ideas, sugerencias y preocupaciones. Esto fortalece su compromiso y participación en la organización.
  4. Establecer metas y objetivos claros: Definir metas y objetivos claros, individuales y colectivos, ayuda a los empleados a tener un sentido de propósito y dirección en su trabajo. Esto contribuye a su compromiso y motivación.

En conclusión, el rol laboral desempeña un papel crucial en el compromiso de los empleados. Al definir claramente las responsabilidades, proporcionar retroalimentación constante, promover la comunicación y establecer metas claras, las organizaciones pueden fomentar un mayor compromiso por parte de sus empleados, lo cual contribuirá al éxito y crecimiento de la empresa.

Fuentes:


Deja un comentario