El proceso de evaluación basada en competencias

El proceso de evaluación basada en competencias es una herramienta fundamental en el ámbito educativo y laboral. A medida que el mundo evoluciona y las demandas del mercado de trabajo cambian, es necesario contar con un sistema de evaluación que vaya más allá de los conocimientos teóricos y se centre en las habilidades y capacidades de las personas. En este artículo, exploraremos en qué consiste la evaluación basada en competencias, cuáles son sus ventajas y cómo implementarla de manera eficiente. ¡Prepárate para descubrir cómo esta metodología puede revolucionar tu forma de evaluar y preparar a los estudiantes o empleados para los desafíos del mundo actual!


La creciente competencia y las cambiantes necesidades empresariales exigen que los profesionales de RR.HH. responsables de la gestión de recursos humanos de una organización mejoren y modifiquen sus funciones y se conviertan en socios comerciales estratégicos y una parte interesada importante en el crecimiento de la organización. Esto se traduce además en el hecho de que todas las estrategias, procesos y políticas de recursos humanos deben respaldar los objetivos comerciales intermedios y futuros de una organización. Por lo tanto, un gran número de organizaciones aceptaron e implementaron la gestión de recursos humanos basada en competencias. Abordó esta necesidad de tiempos cambiantes en los que el conocimiento técnico y la experiencia de un trabajo fueron reemplazados por competencias que eran más flexibles, con visión de futuro y desarrollables para ser utilizadas en toda la organización para más de una función.

Cuando la evaluación basada en competencias se adopta como estrategia central, se vincula aún más con otros procesos de recursos humanos de la organización, como la selección y contratación, la gestión del desempeño y el aprendizaje y desarrollo.. Pero, antes de implementar la evaluación basada en competencias en la organización, resulta importante que el departamento de RRHH realice un trabajo preliminar exhaustivo. Exploremos cuáles son las consideraciones críticas para el mismo:

  • Evaluar la viabilidad del proceso es importante ya que depende de la aceptación y participación de un gran número de personas y recursos críticos.
  • También es importante evaluar hasta qué punto es deseable que las personas sean abiertas y acepten una nueva estrategia o enfoque. Se vuelve aún más importante cuando la cultura organizacional no ha estado muy orientada al desempeño.
  • Los objetivos exactos que debe alcanzar la estrategia deben entenderse claramente y compartirse con todas las personas que se verían afectadas por ella.
  • También es necesario compartir un plan elaborado sobre cómo se lograrán estos objetivos y qué papel jugaría la evaluación basada en competencias, con especial énfasis en cómo se verían afectadas las personas.

Si bien estos pueden ser algunos puntos importantes, nunca es fácil introducir una nueva estrategia o enfoque en la organización que tenga un impacto duradero en un gran número de personas. Una vez que se establece claramente la premisa para la evaluación basada en competencias, resulta comparativamente más fácil iniciar el cambio en otros procesos de recursos humanos.

El siguiente paso del proceso es identificar las competencias críticas de la organización, desarrollar un marco y aplicarlo en cascada en la organización. Esto es para garantizar que los empleados conozcan bien las competencias para los diferentes niveles y tengan una comprensión clara de los comportamientos deseados que se mostrarán en sus funciones laborales específicas. La conexión en cascada del marco de competencias puede ser realizada internamente por los miembros del equipo de recursos humanos o se puede llamar a consultores externos para realizar talleres y seminarios para presentar y promulgar el marco de competencias dentro de la organización.

Una vez que el marco de competencias es conocido y aceptado por los empleados, el siguiente paso es integrarlo con los procesos de evaluación utilizados en la organización.

Luego, los procesos de evaluación deben realinearse para evaluar las competencias específicas; algunos ejemplos ayudarán a comprender cómo ocurre este proceso:

  1. La entrevista con el posible titular del puesto ahora tendrá que ser una entrevista estructurada basada en competencias donde no solo se evaluarán las experiencias pasadas y los conocimientos técnicos, sino que también se explorará la versatilidad de las habilidades, el ajuste organizacional y las motivaciones personales.
  2. El sistema de evaluación del desempeño de la organización ahora se basaría en las calificaciones recibidas por los empleados sobre las competencias relevantes para sus funciones, haciendo que el proceso fuera transparente y objetivo tanto para los gerentes como para los empleados.
  3. El sistema de recompensas de la organización consideraría competencias para decidir la compensación y los beneficios para los empleados.
  4. La evaluación de las brechas de habilidades y las necesidades de capacitación ahora se referirá al marco de competencias para comprender las necesidades de desarrollo de los empleados.

La revisión constante del proceso ayudaría aún más a mejorar, fortalecer y reforzar la cultura de las evaluaciones basadas en competencias.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Frequently Asked Questions: El proceso de evaluación basada en competencias

La evaluación basada en competencias es un proceso crucial en cualquier entorno de aprendizaje o de trabajo. Esta metodología se centra en medir las habilidades prácticas y conocimientos adquiridos de una persona, en lugar de basarse únicamente en la teoría.

A continuación, responderemos a algunas de las preguntas frecuentes sobre el proceso de evaluación basada en competencias:

  1. ¿Qué es exactamente la evaluación basada en competencias?

    La evaluación basada en competencias es un enfoque que busca evaluar las habilidades y conocimientos de una persona en la aplicación práctica de determinadas competencias clave. Se utiliza para medir cómo una persona aplica su conocimiento en situaciones reales y cómo se desenvuelve en determinadas tareas o contextos laborales.

  2. ¿Cuáles son los beneficios de utilizar la evaluación basada en competencias?

    La evaluación basada en competencias ofrece una serie de beneficios. Entre ellos, se destaca que proporciona un enfoque más pragmático y realista para evaluar a las personas. Además, permite identificar áreas de mejora y desarrollar planes de desarrollo personalizados. Esta metodología también es útil para los empleadores, ya que facilita la toma de decisiones más informadas sobre la contratación o promoción de personal.

  3. ¿Cómo se lleva a cabo el proceso de evaluación basada en competencias?

    El proceso de evaluación basada en competencias comienza con la identificación de las competencias clave relevantes para una determinada función o puesto de trabajo. A continuación, se desarrollan instrumentos de evaluación, como pruebas, entrevistas estructuradas o estudios de caso, que permiten medir y evaluar el desempeño del individuo en relación con estas competencias. Los resultados se analizan y utilizan para tomar decisiones informadas sobre el rendimiento de una persona.

  4. ¿Existen diferentes tipos de evaluación basada en competencias?

    Sí, hay diferentes enfoques y métodos dentro de la evaluación basada en competencias. Algunos ejemplos incluyen la evaluación de desempeño, la evaluación por observación directa, la evaluación por logros y la autoevaluación. Cada método tiene sus propias ventajas y desventajas, y la elección del método adecuado depende del objetivo de la evaluación y de las competencias que se deseen medir.

  5. ¿Qué importancia tiene la retroalimentación en el proceso de evaluación basada en competencias?

    La retroalimentación es una parte fundamental del proceso de evaluación basada en competencias. Proporcionar comentarios constructivos y específicos es crucial para que las personas puedan entender sus áreas de mejora y desarrollar un plan para fortalecer sus competencias. La retroalimentación también ayuda a mejorar la calidad de la evaluación y a garantizar que los resultados sean precisos y justos.

Para obtener más información sobre el proceso de evaluación basada en competencias, puedes consultar los siguientes recursos:

Esperamos que estas respuestas hayan aclarado tus dudas sobre el proceso de evaluación basada en competencias. Recuerda que este enfoque puede ser de gran utilidad tanto para los individuos como para las organizaciones en su búsqueda por mejorar y alcanzar el éxito.

Deja un comentario