El modelo de cambio de Scott y Jaffe

El modelo de cambio de Scott y Jaffe es una herramienta poderosa que ha sido ampliamente reconocida en el campo de la psicología organizacional. Desarrollado por los renombrados expertos Robert Quinn y David Bright Scott, este modelo ofrece un enfoque innovador para entender y gestionar el cambio en las organizaciones. En este artículo, exploraremos los principios fundamentales de este modelo y cómo puede ser aplicado para impulsar la transformación organizativa con éxito. Si estás interesado en descubrir cómo superar los desafíos del cambio en tu empresa, ¡sigue leyendo!

El modelo de cambio de Scott y Jaffe, también conocido como ciclo de resistencia de Scott y Jaffe, fue desarrollado por Cynthia Scott y Dennis Jaffe, y fue presentado por primera vez en su artículo “Sobrevivir y prosperar en tiempos de cambio”.

Si alguna vez ha sido responsable de gestionar el cambio dentro de una organización, es posible que haya encontrado resistencia al cambio.

La resistencia al cambio puede adoptar muchas formas. A veces la gente interrumpe silenciosamente el cambio. Otras veces podrían intentar abiertamente socavarlo.

Es posible que incluso haya observado una resistencia que parece muy desproporcionada con la escala del cambio. A veces las personas se resisten con vehemencia a un cambio, incluso si ese cambio es realmente beneficioso para ellas.

Fondo

El modelo de cambio de Scott y Jaffe se basa en la curva del duelo desarrollada por Kubler-Ross.

La curva del duelo describe las cinco etapas del duelo que atraviesa alguien cuando sufre un duelo: negación, ira, negociación, depresión y finalmente aceptación.

El modelo de cambio de Scott y Jaffe

El modelo de cambio de Scott y Jaffe no aborda cómo gestionar el cambio en sí. En cambio, se centra en las personas afectadas por el cambio. Específicamente, se centra en cómo las personas aceptan el cambio organizacional a medida que ocurre.

Si quieres entender cómo responde la gente al cambio, entonces necesitas entender la psicología humana. La evolución es lenta. Los seres humanos desarrollaron mecanismos hace miles de años para decidir qué hacer si se encontraba una amenaza.

Desafortunadamente, todavía utilizamos estos mecanismos cuando abordamos cambios organizacionales. Estamos utilizando mecanismos psicológicos obsoletos para manejar los cambios en el lugar de trabajo moderno. El cableado fundamental de nuestro cerebro no ha evolucionado tan rápidamente como el mundo que nos rodea.

El modelo de cambio de Scott y Jaffe se muestra a continuación.

El modelo de cambio de Scott y Jaffe

Como>

El eje Y (vertical) muestra dónde está nuestro enfoque a medida que ocurre el cambio. En la parte inferior de este eje, estamos más centrados internamente en nuestros propios pensamientos. Somos introspectivos. En la parte superior de este eje, nos centramos en el entorno exterior.

El ciclo de resistencia de Scott y Jaffe muestra las cuatro etapas por las que pasan las personas cuando se someten a un cambio organizacional. Cada fase representa parte del viaje que recorremos a medida que aceptamos el cambio. Implica dejar atrás el pasado y dar la bienvenida al futuro. Examinemos cada fase por turno.

1. Negación

Esta es la primera etapa del modelo de cambio de Scott y Jaffe. Antes de entrar en esta fase, seguimos como de costumbre.

Entramos en esta fase cuando nos enteramos por primera vez del cambio.

Esta fase se caracteriza por la negación de que el cambio esté ocurriendo. Esta negación puede adoptar varias formas. Podemos:

  • Ignora completamente el cambio, pretendiendo que no está sucediendo.
  • Minimizar el impacto del cambio en nosotros.
  • Actúe como si el cambio nunca fuera a ocurrir.

Los empleados pueden sentirse muy estresados ​​durante esta fase y, normalmente, su productividad disminuirá.

2. Resistencia

Una vez que la realidad de la necesidad de cambiar comienza a hacerse sentir, entramos en la siguiente fase: la resistencia.

En esta fase, aceptamos que el cambio está ocurriendo. Sin embargo, estamos muy descontentos con el cambio, por lo que intentamos resistirnos.

Esta resistencia proviene de nuestro miedo a la pérdida y de nuestra aversión a este miedo. Nos centramos en lo que perderemos y el valor que esto tiene para nosotros. No entendemos cómo tendremos que cambiar y nos asusta. Creemos que lo que ganaremos no será tan valioso como lo que estamos a punto de perder.

Nuestra resistencia puede manifestarse sutilmente o podemos resistirnos abiertamente al cambio. Estaremos enojados, frustrados, no dispuestos a involucrarnos con el cambio y muy críticos con el cambio.

Cuando los gerentes enfrentan esta resistencia de frente y comienzan a abordarla, la organización puede comenzar a avanzar.

3. Exploración

Finalmente, cuando ya no podemos resistir más y empezamos a aceptar que el cambio realmente está ocurriendo, entramos en la fase de exploración.

Durante esta fase, aceptamos que el cambio está ocurriendo y comenzamos a explorar tentativamente lo que este cambio significa para nosotros. También comenzamos a explorar lo que significa este cambio para la organización.

Si usted es gerente, es importante darse cuenta de que esta etapa es muy delicada y frágil. Si intentas avanzar demasiado rápido a través de esta etapa, corres el riesgo de enviar a los miembros de tu equipo de regreso a la fase de Resistencia.

4. Compromiso

Después de haber dedicado tiempo a explorar el cambio, comenzamos a ver las oportunidades que ofrece y entramos en la fase de compromiso.

Esta fase se caracteriza por que las personas se comprometan con su futuro.

En esta fase, comenzamos a sentirnos empoderados y dirigimos nuestra atención hacia el futuro. Nos hacemos cargo de nuestro futuro y nos comprometemos a hacerlo realidad.

Esta fase puede incluso ser divertida a medida que aprendemos nuevas habilidades, nuevas formas de trabajar y miramos hacia el futuro.

Salimos de esta fase, y el modelo ya no se aplica, cuando finalmente se produce el cambio y se establece como norma una nueva forma de trabajar.

Nota

El modelo de cambio de Scott y Jaffe no se aplica a todos los cambios organizacionales. Obviamente, si la respuesta inicial de un empleado a un cambio propuesto es que es fantástico y que realmente puede ver el beneficio, tanto para él como para la organización, entonces inmediatamente estará en la etapa 4 del modelo. En este caso, no habrá resistencia al cambio.

De hecho, ningún modelo de cambio será completamente exacto. Sin embargo, cada modelo puede proporcionarnos conocimientos y directrices que nos puedan equipar mejor para gestionar el cambio de forma eficaz.

Usando el modelo

Como gerente, puedes utilizar el ciclo de resistencia de Scott y Jaffe durante cada fase de la siguiente manera.

1. Negación

Si alguno de los miembros de su equipo lo niega, entonces querrá pasarlo lo más rápido posible a la siguiente fase.

Aquí queremos ayudarlos a comprender lo que es realmente cierto en lugar de lo que desearían que fuera cierto. Para hacer esto puedes:

  • Comuníquese con ellos para asegurarse de que comprendan por qué se está produciendo el cambio.
  • Asegúrese de que comprendan las implicaciones negativas si el cambio no se produce.
  • Pregunte si tienen alguna alternativa para realizar este cambio.
  • Asegúrese de que sepan qué se espera de ellos en el futuro.
  • Descubra lo que saben sobre el cambio. Luego complete los espacios en blanco.
  • Pregúnteles cómo les hace sentir el cambio.

2. Resistencia

En esta fase, queremos reconocer cómo se sienten las personas, pero intentar ayudarlas a ir más allá de culpar a los demás.

Podemos hacer esto mediante:

  • Pregunte qué medidas pueden tomar ahora mismo para ayudar a gestionar el cambio.
  • Reconozca sus sentimientos hacia el cambio.
  • Pregúnteles cómo será el futuro para ellos.
  • Descubra en qué creen que las cosas serán diferentes de cómo son ahora.
  • Anime a los miembros del equipo a hablar con personas que sean positivas acerca del cambio.
  • Pregunte qué miembros del equipo tienen el poder de controlar en este momento, por ejemplo, actitudes, comportamientos, etc.

3. Exploración

En esta fase, queremos ayudar a las personas a explorar el cambio desde diferentes perspectivas y animarlas a probar cosas.

Para hacer esto puedes:

  • Pregunte a las personas cómo pueden marcar la diferencia hacia el cambio.
  • Pregúnteles qué les gustaría crear a partir de este cambio.
  • Pregunte cómo será el futuro para ellos y para la organización.
  • Aliente a las personas a explorar qué oportunidades existen para ellos y la organización en el futuro.

4. Compromiso

Durante la etapa final del Ciclo de Resistencia de Scott y Jaffe, querrás alentar a cada uno de los miembros de tu equipo a concentrar su tiempo y energía en lo que pueda marcar la diferencia.

Para hacer esto puedes:

  • Pregúnteles cómo sabrán que han tenido éxito con el cambio.
  • Ayúdelos a identificar una recompensa para ellos mismos si logran hacer realidad el cambio.
  • Pregunte qué oportunidades a largo plazo existen tanto para ellos como para la organización.

Resumen

El modelo de cambio de Scott y Jaffe es un modelo predictivo de gestión del cambio que muestra las fases por las que pasan las personas a medida que avanzan hacia la aceptación del cambio organizacional.

Como gerente, el modelo puede ayudarlo a comprender cómo usted y su equipo podrían reaccionar ante el cambio organizacional. Luego podrá utilizar esta comprensión para hacer que su equipo avance en el cambio de la manera más eficiente posible.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



El modelo de cambio de Scott y Jaffe – Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes sobre el modelo de cambio de Scott y Jaffe

El modelo de cambio de Scott y Jaffe es una metodología utilizada en el ámbito de la gestión del cambio organizacional. Esta metodología es ampliamente reconocida por su eficacia y aplicabilidad en diversos contextos empresariales. A continuación, encontrarás respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes sobre este modelo de cambio.

1. ¿Qué es el modelo de cambio de Scott y Jaffe?

El modelo de cambio de Scott y Jaffe es una estrategia desarrollada por los expertos en cambio organizacional, Ryan Scott y Tim Jaffe. Este enfoque se centra en la identificación de las barreras y obstáculos que impiden el éxito de un cambio organizacional, para luego desarrollar estrategias efectivas para superarlos.

2. ¿Cuáles son los principales componentes de este modelo de cambio?

El modelo de cambio de Scott y Jaffe se basa en tres componentes clave:

  1. Diagnóstico del cambio: Este paso implica una evaluación exhaustiva de la situación actual de la organización y la identificación de los impulsores y obstáculos del cambio.
  2. Desarrollo de estrategias de cambio: En esta etapa, se diseñan estrategias y acciones específicas para superar los desafíos identificados en el diagnóstico.
  3. Implementación y seguimiento: Una vez que se han desarrollado las estrategias de cambio, se implementan y se realiza un seguimiento continuo para asegurarse de que se logren los resultados deseados.

3. ¿Cómo se puede aplicar este modelo de cambio en una organización?

Este modelo de cambio se puede aplicar en una organización siguiendo los siguientes pasos:

  1. Evaluación de la necesidad de cambio y establecimiento de los objetivos deseados.
  2. Identificación de los impulsores y obstáculos del cambio.
  3. Diseño de estrategias y acciones para superar los obstáculos.
  4. Implementación de las estrategias de cambio.
  5. Evaluación y seguimiento de los resultados.

Es importante señalar que la aplicación de este modelo de cambio requiere el compromiso y apoyo tanto de la alta dirección como de los miembros de la organización.

4. ¿Existen casos de éxito utilizando el modelo de cambio de Scott y Jaffe?

Sí, existen numerosos casos de éxito en los que se ha utilizado el modelo de cambio de Scott y Jaffe. Empresas de diferentes sectores han logrado implementar cambios significativos en su estructura y operaciones utilizando este enfoque. Algunos ejemplos de casos de éxito se pueden encontrar en los siguientes enlaces:

Estos casos reales demuestran la efectividad del modelo de cambio de Scott y Jaffe y su capacidad para generar resultados positivos en las organizaciones.

Conclusiones

El modelo de cambio de Scott y Jaffe es una herramienta poderosa para gestionar eficazmente los procesos de cambio organizacional. A través de su enfoque estructurado, ayuda a identificar y superar las barreras que pueden surgir durante el proceso de cambio. Si bien aplicar este modelo puede requerir tiempo y esfuerzo, los casos de éxito demuestran que los resultados obtenidos hacen que valga la pena. Si estás considerando implementar un cambio en tu organización, no dudes en utilizar este enfoque para lograr resultados positivos.


Deja un comentario