El arte de delegar: gestión de programas expertos

En el mundo empresarial actual, ser un buen líder implica no solo tener habilidades de gestión, sino también saber delegar. La capacidad de asignar tareas y responsabilidades a los miembros del equipo es esencial para lograr resultados eficientes y satisfactorios. En este artículo, exploraremos el arte de delegar y cómo aplicarlo en la gestión de programas expertos. Descubra cómo maximizar la productividad y fomentar el crecimiento profesional en su organización mediante una delegación efectiva. ¡Acompáñenos en este viaje hacia una gestión más exitosa y eficiente!

El objetivo de la delegación es que otra persona realice una tarea para ahorrar tiempo. Como gerente o líder, también es su responsabilidad aumentar la madurez, la autoridad y las capacidades de quienes integran su equipo. Comprender los diferentes niveles de delegación disponibles puede ser una herramienta muy útil para ayudar a lograr este objetivo.

Al aumentar gradualmente el nivel de delegación con el tiempo, podemos ayudar a desarrollar personas dentro del equipo. Cuando delegamos, hay varias formas de hacerlo, y cada una de ellas proporciona al destinatario una mayor libertad. Es de sentido común sugerir que a los miembros más sólidos y dependientes de su equipo se les puede dar mucha más libertad que a los miembros nuevos y no probados del equipo.

Puedes pensar que los niveles de delegación son similares a una escalera. Los nuevos miembros del equipo comienzan en el último peldaño. Con el tiempo, se ganan su confianza y usted los lleva al siguiente nivel de compromiso. Continúas de esta manera hasta que alcancen el máximo nivel de delegación. Si en algún momento las cosas no funcionan, puedes bajarlos uno o más niveles en la escala de delegación según sea necesario.

El arte de delegar: gestión de programas expertos

Es>

Sigamos adelante y trabajemos en los diferentes niveles de la escalera de delegación, comenzando por el peldaño inferior de la escalera, el Nivel 1. Tenga en cuenta que, si bien la idea de una escalera de delegación existe desde hace algún tiempo, la primera vez que me encontré con la idea de articular los niveles individualmente aquí.

Nivel 1: «Sigue estas instrucciones»

Cuando escribe una lista de instrucciones que espera que se sigan con precisión, no permite ninguna libertad al destinatario de la tarea. Escribir instrucciones en detalle también consume una gran cantidad de tiempo.

Nivel 2: «Mira x y luego decidiré»

Este nivel le otorga al destinatario la autoridad para investigar el problema, pero no la autoridad para decidir qué curso de acción tomar. De la declaración anterior no queda claro si el destinatario debe proporcionar recomendaciones u opciones.

Nivel 3: «Mira x y luego decidiremos»

Esta opción otorga más responsabilidad al destinatario ya que lo involucra en el proceso de toma de decisiones. Es una buena opción si está entrenando o asesorando a un miembro del equipo, ya que les permite discutir las opciones de decisión juntos y le brinda al destinatario una idea de su proceso de toma de decisiones.

Nivel 4: “Mira x y dame tu recomendación. Consúltame antes de continuar”

Esto proporciona al destinatario más autoridad para analizar la situación, cotejar las opciones y luego hacer una recomendación. Proporcionará un último obstáculo que superar antes de que puedan continuar con su recomendación. Al final, aún así tomarás la decisión final.

Nivel 5: “Envíeme su decisión por correo electrónico. Proceder a menos que intervenga en 24 horas”

Esta opción da aún más libertad al destinatario y no necesariamente tiene que implicarle en absoluto. Sin embargo, todavía tienes la opción de intervenir si así lo deseas.

Nivel 6: “Investiga, toma tu decisión y procede. Déjame saber tu decisión y el resultado”

Con esta opción, el destinatario de la tarea tiene total libertad para elegir y actuar en su solución al problema. Le notificarán después del evento su decisión y sus resultados.

Nivel 7: “Investiga, toma tu decisión y continúa. No es necesario que consultes conmigo”

Aquí el destinatario tiene total autoridad y control sobre la decisión tomada. Para utilizar esta opción debes tener un alto nivel de confianza en la capacidad y competencia de la otra persona, especialmente porque sus decisiones pueden volver a afectarte meses después. Aún puede resultar útil utilizar reuniones individuales periódicas para ponerse al día con la otra persona y conocer su progreso en las tareas clave.

Nivel 8: “Esta área ahora es tu responsabilidad”

Aquí se transfiere la responsabilidad a largo plazo de un área. Ellos decidirán cómo alinearse con la estrategia corporativa. Decidirán qué proyectos son necesarios y cómo se medirán. Decidirán la estructura y las personas necesarias dentro de su organización. Este nivel de delegación podría estar asociado con el traspaso a un sucesor o el traspaso de la responsabilidad de una unidad de negocio completa.

Explorando la escalera

A medida que se asciende en la delegación, el destinatario gana más libertad, control y autoridad. Los hace ascender en la escalera a medida que crece su madurez y su confianza en ellos. Desde su perspectiva como persona que delega, cada paso en la escala de delegación tiene el beneficio de liberar cada vez más de su tiempo.

Obviamente, hay muchos más niveles de delegación que los descritos anteriormente, probablemente tantos como sutilezas en el idioma inglés. Es por eso que el verdadero arte de delegar es determinar cómo es su propia escalera de delegación. Puede tener solo 3 peldaños o 15. No existe una regla o fórmula de oro, simplemente elija lo que le parezca adecuado para su situación. Si lidera un equipo de altos ejecutivos experimentados, probablemente necesitará menos peldaños en su escalera que si lidera un grupo con distintos grados de experiencia y autoridad.

Para evitar malentendidos y evitar que los problemas caigan en vacíos, siempre es una buena práctica acordar explícitamente el nivel de delegación que le otorga a alguien. Esto debe hacerse en el sentido más amplio y también para las tareas individuales que usted delega.

Resumen

Delegar es algo que hacemos para hacer las cosas y liberar nuestro tiempo, pero pensar detenidamente en cómo delegamos es algo que muchos no habrán hecho. Al definir y utilizar una escalera de delegación podemos mejorar nuestras habilidades de delegación, nuestras habilidades de gestión de equipos y personas, evitar errores de delegación y aumentar nuestro tiempo disponible.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

El arte de delegar: gestión de programas expertos

¿Qué es la gestión de programas expertos?

La gestión de programas expertos es una disciplina que se encarga de coordinar y supervisar programas de alto nivel que tienen un conjunto de proyectos relacionados entre sí. Este enfoque de gestión busca asegurar que los proyectos individuales se alineen con los objetivos estratégicos del programa en su conjunto.

¿Cuáles son los beneficios de la gestión de programas expertos?

La gestión de programas expertos ofrece una serie de beneficios significativos para las organizaciones. Algunos de estos beneficios incluyen:

  1. Mayor eficiencia en el uso de los recursos.
  2. Mejor coordinación entre los proyectos.
  3. Mayor visibilidad y control sobre el progreso y los riesgos.
  4. Capacidad de adaptarse rápidamente a los cambios.

¿Cómo se puede lograr una gestión eficiente de programas expertos?

Para lograr una gestión eficiente de programas expertos, es fundamental dominar el arte de delegar. Delegar adecuadamente las tareas y responsabilidades entre los miembros del equipo es esencial para evitar la sobrecarga de trabajo y garantizar la eficiencia en la ejecución de los proyectos. Algunos consejos para una delegación efectiva incluyen:

  • Establecer objetivos y expectativas claras: Antes de delegar, asegúrate de tener una comprensión clara de los objetivos del proyecto y comunícalos de manera efectiva a los miembros del equipo involucrados.
  • Identificar habilidades y fortalezas: Conoce las fortalezas y habilidades individuales de cada miembro del equipo para poder asignar las tareas adecuadas a las personas adecuadas. Esto maximizará la eficiencia y la calidad del trabajo.
  • Proporcionar recursos y apoyo: Asegúrate de que cada miembro del equipo tenga los recursos y el apoyo necesarios para llevar a cabo su trabajo de manera efectiva. Esto puede incluir capacitaciones, acceso a herramientas y comunicación clara.
  • Establecer mecanismos de seguimiento: Implementa un sistema de seguimiento que permita monitorear el progreso de cada tarea delegada y asegurarte de que se están cumpliendo los plazos y las expectativas.

Conclusión

La gestión de programas expertos es esencial para el éxito de proyectos complejos y de alto nivel. Dominar el arte de delegar es fundamental para lograr una gestión eficiente y maximizar los resultados. Al implementar estos consejos de delegación efectiva, podrás mejorar la coordinación de los proyectos, optimizar el uso de los recursos y reducir los riesgos.

¡No dudes en consultar recursos adicionales sobre gestión de programas expertos en los siguientes enlaces:

Enlace 1,
Enlace 2,
Enlace 3
!

Deja un comentario