Efecto Pigmalión: ¿cómo moldear el rendimiento?

El Efecto Pigmalión, conocido también como profecía autocumplida, es un fenómeno psicológico que ha despertado gran interés en el ámbito educativo y laboral. Se trata de la influencia que las expectativas y creencias de una persona pueden tener sobre el rendimiento de otra. Si creemos en el potencial de alguien y le transmitimos confianza, es más probable que esa persona alcance grandes logros. Pero, ¿cómo podemos aprovechar este efecto para moldear el rendimiento? En este artículo, exploraremos las claves para utilizar el Efecto Pigmalión de manera positiva y potenciar el desempeño en diferentes contextos. ¡Descubre cómo dar forma a los resultados a través de esta poderosa herramienta psicológica!

El término Efecto Pigmalión tiene su origen en un poema del poeta griego. Ovidio con derecho Metamorfosis. Pigmalión fue un talentoso escultor que creó una estatua de una mujer tan perfecta que se enamoró de su creación. Según cuenta la historia, después de que Pigmalión orara desesperadamente para Afrodita, la diosa del amor, se apiadó de él dándole vida a la estatua. Rosenthal y Jacobson se inspiraron en la historia. Posteriormente, bautizaron sus hallazgos con el nombre del escultor.

Por razones de privacidad, YouTube necesita su permiso para cargarse. Para obtener más detalles, consulte nuestra Política de privacidad.

Acepto

experimento original

El efecto Pigmalión se observó por primera vez en un salón de clases. Psicólogo social Robert Rosenthal y director de escuela primaria Lenore Jacobson Observó este fenómeno en 1968 en una escuela. Llevaron a cabo un experimento para comprobar si los logros de los estudiantes podían ser autocumplidos, basándose en las expectativas de los profesores. Rosenthal y Jacobsen hicieron a niños de escuela primaria una prueba de coeficiente intelectual y luego informaron a sus maestros qué niños iban a ser promedio y cuáles iban a ser promedio. Pololosel 20% de los estudiantes que mostraron potencial inusual para el crecimiento intelectual. Descubrieron que los profesores no esperaban demasiado de los niños promedio y prestaban toda la atención a los Pololos. Los profesores crearon un ambiente más agradable para los Pololosles dieron más tiempo y atención, les pidieron respuestas con más frecuencia y les dieron comentarios más detallados cuando se equivocaron en algo.

Resultados del experimento

Sin embargo, sin que los profesores lo supieran, estos estudiantes fueron seleccionados al azar y pueden haber cumplido o no ese criterio. Después de ocho meses, regresaron y volvieron a evaluar la inteligencia de los niños.

Los resultados mostraron que los puntajes de coeficiente intelectual de los Bloomers (grupo experimental) habían aumentado significativamente más que los estudiantes promedio (grupo de control), a pesar de que estos bombachos académicos fueron elegidos al azar. Los bombachos ganaron un promedio de dos puntos de coeficiente intelectual en capacidad verbal, siete puntos en razonamiento y cuatro puntos en coeficiente intelectual general.

El experimento finalmente demostró que las expectativas de los profesores funcionaban como un Profecía autocumplida. Las expectativas de los maestros habían alterado la forma en que trataban a los niños e influían en sus habilidades. En resumen, Rosenthal compartió cuatro factores clave que ayudan a explicar cómo funciona el efecto Pigmalión:

  1. Clima – Comportamiento cálido y amigable.
  2. Aporte – La tendencia de los profesores a dedicar energía a sus alumnos especiales.
  3. Producción – La forma en que los profesores piden respuestas a esos estudiantes con mayor frecuencia.
  4. Comentario – Dar respuestas más útiles a los estudiantes considerados. especial

Efecto Pigmalión en el lugar de trabajo

Resulta que el efecto Pigmalión no sólo existe en las escuelas; también existe en el lugar de trabajo. Si un gerente cree que su equipo está formado únicamente por personas de alto desempeño, superará a un equipo equivalente cuyo gerente crea lo contrario. Cuando los miembros del equipo son tratados como si fueran personas de alto desempeño, intentan estar a la altura de esa imagen. Se comportan y actúan como creen que lo haría un trabajador de alto rendimiento.

Administración de Empresas

En el contexto de administración de Empresas, el efecto Pigmalión se aplica al desempeño de los empleados, en relación con las expectativas de los gerentes y líderes. Por ejemplo, cuando un gerente comunica altas expectativas, el desempeño real del trabajador tiende a aumentar para igualar las expectativas. El efecto Pigmalión representa un medio para que los líderes influyan en el desempeño de los empleados y, en consecuencia, en el desempeño de la organización.

Gestión estratégica

En la gestión estratégica, este fenómeno conecta las expectativas de los líderes y gerentes con el logro de estrategias a través de la fuerza laboral. Por lo tanto, los estrategas deben aplicar el efecto Pigmalión para influir positivamente en los trabajadores y lograr objetivos comerciales estratégicos.

Gestión de recursos humanos

El efecto Pigmalión describe el desempeño de grupos o equipos, e incluso de organizaciones empresariales enteras. La relación expectativa-desempeño se aplica indiscutiblemente a través de la influencia psicológica de los líderes y gerentes sobre individuos, equipos, grupos, divisiones, departamentos y organizaciones. En este sentido, los líderes organizacionales deben tener presente el efecto Pigmalión, especialmente al desarrollar requisitos, expectativas y metas laborales. El objetivo debe ser optimizar el desempeño de la organización empleando los efectos positivos de este fenómeno en la fuerza laboral.

Think Insights (25 de septiembre de 2023) Efecto Pigmalión: ¿cómo moldear el rendimiento?. Obtenido de https://thinkinsights.net/leadership/pygmalion-effect/.
«Efecto Pigmalión: ¿cómo dar forma al rendimiento?» Think Insights – 25 de septiembre de 2023, https://thinkinsights.net/leadership/pygmalion-effect/
Piensa en Insights 29 de junio de 2021 Efecto Pigmalión: ¿cómo dar forma al rendimiento?visto el 25 de septiembre de 2023,<https://thinkinsights.net/leadership/pygmalion-effect/>
Piensa en ideas – Efecto Pigmalión: ¿cómo dar forma al rendimiento? [Internet]. [Accessed September 25, 2023]. Disponible de: https://thinkinsights.net/leadership/pygmalion-effect/
«Efecto Pigmalión: ¿cómo dar forma al rendimiento?» Think Insights – Consultado el 25 de septiembre de 2023. https://thinkinsights.net/leadership/pygmalion-effect/
«Efecto Pigmalión: ¿cómo dar forma al rendimiento?» Piensa en ideas [Online]. Disponible: https://thinkinsights.net/leadership/pygmalion-effect/. [Accessed: September 25, 2023]
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Efecto Pigmalión: ¿cómo moldear el rendimiento?

Efecto Pigmalión: ¿cómo moldear el rendimiento?

El Efecto Pigmalión es un fenómeno psicológico que demuestra cómo las expectativas de una persona pueden influir en el rendimiento y comportamiento de otra. También se le conoce como la profecía autocumplida. En el ámbito laboral, este efecto tiene implicaciones significativas y puede ser utilizado para motivar y mejorar la productividad de los empleados.

¿Cuáles son los factores clave del Efecto Pigmalión en el rendimiento laboral?

Los factores clave del Efecto Pigmalión en el rendimiento laboral son:

  1. Expectativas: Las expectativas del líder o supervisor hacia sus empleados pueden afectar su rendimiento. Si se esperan resultados positivos, los empleados tienden a comportarse de manera más positiva y a trabajar con mayor motivación.
  2. Comunicación efectiva: Es fundamental comunicar las expectativas de manera clara y específica. Los empleados deben saber qué se espera de ellos para poder cumplir esas expectativas y alcanzar los objetivos propuestos.
  3. Feedback constructivo: Proporcionar un feedback constructivo y regular es esencial para el crecimiento y desarrollo de los empleados. Elogiar los logros y brindar orientación y apoyo cuando sea necesario ayuda a mejorar el rendimiento y mantener la motivación.
  4. Creencia en el potencial: Los líderes deben creer en el potencial de sus empleados y comunicarlo. Esto crea un ambiente de confianza y fomenta la autoconfianza de los empleados, lo que a su vez mejora su desempeño.

¿Cómo aplicar el Efecto Pigmalión para moldear el rendimiento laboral?

Para aplicar el Efecto Pigmalión y moldear el rendimiento laboral, es necesario seguir los siguientes pasos:

  1. Establecer expectativas altas: Establecer expectativas altas pero realistas para los empleados. Comunicarles que confías en su capacidad para lograr resultados positivos.
  2. Brindar apoyo y recursos: Proporcionar el apoyo necesario y los recursos adecuados para que los empleados puedan alcanzar sus metas. Esto puede incluir capacitación, herramientas o tiempo adicional.
  3. Proporcionar feedback constante: Ofrecer un feedback constante y específico sobre el desempeño de los empleados. Reconocer y elogiar los logros, y brindar orientación para el crecimiento y la mejora continua.
  4. Promover la participación: Fomentar la participación activa de los empleados en la toma de decisiones y la resolución de problemas. Esto les brinda un sentido de pertenencia y responsabilidad, lo que contribuye a su motivación y rendimiento.

Si te interesa profundizar en el tema, puedes consultar recursos adicionales sobre el Efecto Pigmalión y su aplicación en el ámbito laboral.


Deja un comentario