Dos reglas fundamentales de las finanzas corporativas

Si tienes algún interés en el mundo financiero y empresarial, seguramente habrás escuchado hablar sobre las finanzas corporativas. Estas son el conjunto de herramientas y técnicas utilizadas para evaluar y tomar decisiones financieras en una empresa. Y aunque pueda sonar complicado, hay dos reglas fundamentales que, si las comprendes y aplicas correctamente, te ayudarán a tener éxito en este campo. En este artículo, te explicaremos en detalle estas reglas y cómo pueden marcar la diferencia en el futuro financiero de cualquier empresa. Prepárate para descubrir los secretos detrás de las finanzas corporativas y llevar a tu organización hacia el camino de la prosperidad económica.


Las finanzas corporativas se basan en dos reglas fundamentales. Todas las herramientas y técnicas de las finanzas corporativas son meras formas y medios de implementar estas reglas. Estas reglas se pueden encontrar al comienzo de todos y cada uno de los libros de texto de finanzas corporativas. Una de estas reglas se relaciona con el concepto de rendimiento mientras que la otra se relaciona con el concepto de riesgo.. Hemos descrito ambas reglas en este artículo. Son los siguientes:

Regla #1: El dinero de hoy vale más que el dinero de mañana

La regla fundamental de las finanzas corporativas es que el momento de los flujos de efectivo es de suma importancia. Además, queremos que el momento de los flujos de efectivo sea lo más pronto posible. Cuanto antes obtengamos el efectivo, mejor será para nuestra empresa. Cada dólar que la empresa tiene en efectivo hoy es mejor que el mismo dólar en efectivo mañana por las siguientes razones:

  • Inflación: La inflación devora constantemente el poder adquisitivo de los fondos de la empresa con el paso del tiempo. Por lo tanto, si la empresa tuviera la misma cantidad nominal de dinero hoy o dentro de un año, podría comprar más bienes y servicios con el dinero que tiene hoy en comparación con la misma cantidad de dinero un año después. Por lo tanto, para compensar el efecto de la inflación, las empresas deben realizar sus negocios de manera que garanticen que se reciba efectivo lo antes posible.
  • Costo de oportunidad: Además, cada dólar que la empresa no recibe tiene un costo de oportunidad del capital. Digamos que los deudores de la empresa le deben $100 y pagan $100 el próximo año. El valor nominal del dinero que han pagado es $100 sin embargo el valor real es menor. Esto se debe a que si los deudores hubieran pagado inmediatamente, la empresa tendría efectivo disponible de inmediato. Luego podrían invertir este efectivo en valores libres de riesgo y podrían haber ganado un año de interés sobre los mismos. Al aceptar los mismos $100 un año después, la empresa en realidad ha prestado $100 a sus deudores y ¡también sin intereses!

Regla número 2: el dinero libre de riesgo vale más que el dinero arriesgado

Las finanzas corporativas implican el intercambio entre flujos de efectivo presentes y futuros. Las empresas pueden encontrarse con diferentes proyectos que ofrecen diferentes flujos de caja futuros. Sin embargo, es importante darse cuenta de que no todos los flujos de efectivo tienen la misma probabilidad de materializarse en el futuro. Algunos flujos de efectivo pueden ser casi seguros, como invertir en bonos del tesoro, mientras que otros pueden ser muy inciertos, como los rendimientos proyectados de las inversiones en el mercado de valores. Por lo tanto, la segunda regla establece que la empresa debe ajustar cada uno de estos flujos de efectivo a su riesgo antes de realizar comparaciones y selecciones. Se deben considerar los siguientes factores:

  • Devolución de capital: Algunos proyectos son extremadamente riesgosos. Aquí, a la empresa le preocupa si se recuperará o no el dinero que están invirtiendo. Se debe exigir una tasa de rendimiento más alta a dichos proyectos para compensar la probabilidad de perder todo su capital a la que se enfrentan los inversores.
  • Rendimiento del capital: En otros casos, el flujo de caja puede ser un poco menos incierto. En estos casos, las empresas deben considerar el bajo riesgo antes de tomar su decisión.

La conclusión es que antes de tomar una decisión, todos los proyectos deben ser comparables. Esto se hace ajustando el flujo de efectivo que se recibirá en diferentes períodos de tiempo, así como ajustando las diferentes cantidades de riesgos involucrados en diferentes proyectos.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Frequently Asked Questions – Dos reglas fundamentales de las finanzas corporativas

Preguntas frecuentes sobre reglas fundamentales de las finanzas corporativas

El mundo de las finanzas corporativas puede ser complejo y demandante, especialmente para las empresas que buscan maximizar su rendimiento y optimizar su estructura financiera. En este artículo, responderemos a algunas de las preguntas más comunes sobre las dos reglas fundamentales de las finanzas corporativas.

1. ¿Cuáles son las dos reglas fundamentales de las finanzas corporativas?

Las dos reglas fundamentales de las finanzas corporativas son:

  1. Regla 1: Maximización del valor de los accionistas: Esta regla establece que las decisiones financieras de una empresa deben estar orientadas a maximizar el valor de sus accionistas. Esto implica tomar medidas que beneficien a los propietarios de la empresa, como aumentar los ingresos, reducir los costos y maximizar los beneficios.
  2. Regla 2: Riesgo y recompensa: Esta regla establece que existe una relación directa entre el riesgo y la recompensa en las finanzas corporativas. A medida que una empresa asume mayores riesgos, se espera que obtenga mayores recompensas. Sin embargo, es importante evaluar cuidadosamente los posibles riesgos y establecer estrategias de mitigación antes de tomar decisiones financieras arriesgadas.

2. ¿Cómo se aplica la maximización del valor de los accionistas en la práctica?

La maximización del valor de los accionistas se logra a través de una serie de acciones estratégicas, como:

  • Establecer metas financieras claras y medibles.
  • Gestionar eficientemente los recursos financieros para generar mayores rendimientos.
  • Optimizar la estructura de capital de la empresa mediante la combinación adecuada de deuda y capital propio.
  • Tomar decisiones de inversión basadas en el análisis de rentabilidad y riesgo.
  • Racionalizar los procesos de negocio y reducir los costos innecesarios.

3. ¿Cuál es la importancia de evaluar el riesgo y la recompensa?

Evaluar el riesgo y la recompensa es esencial para tomar decisiones financieras informadas. Al analizar cuidadosamente los posibles riesgos asociados con una inversión o proyecto, se pueden identificar los controles y estrategias necesarios para minimizar los impactos negativos. Asimismo, comprender la relación entre el riesgo y la recompensa ayuda a las empresas a establecer expectativas realistas y tomar decisiones acorde a su tolerancia al riesgo y objetivos financieros.

4. ¿Qué fuentes adicionales recomiendan para aprender más sobre finanzas corporativas?

Si deseas obtener más información sobre finanzas corporativas, te recomendamos visitar los siguientes enlaces:

  • Investopedia: Un recurso en línea confiable para aprender sobre una amplia gama de conceptos financieros.
  • BBC Mundo – Finanzas Personales: Un recurso que ofrece información financiera de calidad para el público general.
  • eFinancialCareers: Un sitio web dedicado a carreras en finanzas y noticias del mundo financiero.

Esperamos que estas respuestas hayan aclarado algunas de tus dudas sobre las reglas fundamentales de las finanzas corporativas. Recuerda que cada empresa es única y debe adaptar estas reglas a su propia situación y objetivos financieros.


Deja un comentario