Dislexia: fuerza, no vergüenza

¿Sabías que las personas con dislexia poseen una fuerza impresionante? A menudo, esta condición de aprendizaje es malinterpretada y estigmatizada, llevando a muchos a sentir vergüenza por sus dificultades para leer y escribir. Sin embargo, es hora de cambiar esa percepción. En este artículo, descubriremos por qué la dislexia es una fuerza más que una vergüenza. Exploraremos las habilidades únicas y los talentos extraordinarios que las personas con dislexia poseen, y cómo podemos apoyarlas para que alcancen su máximo potencial. ¡Prepárate para cambiar tu forma de ver la dislexia!

Si usted no tiene dislexia, es probable que conozca a alguien en el trabajo o en su vida personal que la tenga. ¿Pero realmente entiendes lo que es vivir con esta condición?

Imagínese que, cada vez que mirase una página, las palabras comenzaran a desdibujarse o incluso comenzaran a saltar de una página a otra. Imagínese tener que leer cosas varias veces antes de poder empezar a comprenderlas. ¿Qué harías? Y, más importante aún, ¿cómo te haría sentir?

¿Desorientado… asustado… preocupado? Estos son sólo algunos de los problemas con los que una persona con dislexia tiene que lidiar cada día.

Tener dislexia no es un obstáculo para el éxito

Entonces, se le perdonaría pensar que la condición podría frenarlo. Pero investigación de Julie Logan, profesora de emprendimiento en Cass Business School en el Reino Unido, reveló que se cree que el 19 por ciento de los empresarios del país tienen dislexia, en comparación con sólo el 10 por ciento de la población general. En Estados Unidos, esta proporción es aún mayor, del 35 por ciento, en comparación con sólo el 15 por ciento.

La investigación también reveló que las personas con dislexia suelen ser muy buenas aprovechando sus puntos fuertes. Compensan las cosas que no pueden hacer tan bien desarrollando la excelencia en otras áreas, por ejemplo, comunicación oral, resolución de problemas, gestión de personas y delegación.

Todavía recuerdo a una de mis viejas amigas de la escuela, a quien aún no le habían diagnosticado dislexia en ese momento y que se sentía cada vez más desanimada con su trabajo escolar y las increíbles dificultades que encontró con su lectura y escritura en comparación con el resto de la clase. A menudo se retrasaba en sus tareas y, como resultado, la colocaban en clases de nivel inferior. También tenía que lidiar con acusaciones de pereza o incapacidad, y se frustraba por no poder seguir el ritmo de sus compañeros.

Sin embargo, al final, después de que finalmente le diagnosticaran disléxico y recibiera la ayuda adecuada, perseveró en su aprendizaje y ahora es una profesional médica exitosa en un hospital líder. Ella superó los obstáculos que presentó la dislexia y representa solo una de las muchas personas en el mundo que han demostrado que la condición no tiene por qué impedirte alcanzar el éxito.

La dislexia puede brindarle una perspectiva única

De hecho, muchos disléxicos le dirán que su condición les ha ayudado a tener éxito al darles una perspectiva única sobre nuevos conceptos o problemas. Además, aprovechar sus puntos fuertes a menudo les ayuda a desempeñarse bien en carreras de arquitectura, ciencia, negocios y artes creativas.

Muchas figuras destacadas han superado las dificultades causadas por la dislexia y han alcanzado el éxito mundial. El director ejecutivo de Apple, Steve Jobs, por ejemplo, abandonó la universidad después de sólo un semestre. Pero se convirtió en uno de los mayores innovadores tecnológicos de su tiempo. A la actriz Keira Knightley le diagnosticaron dislexia cuando tenía seis años. Ha dicho que su condición, lejos de ser un obstáculo en su carrera, en realidad la ha ayudado a impulsar su éxito.

Las historias de éxito de estos y otros personajes famosos han servido para aumentar la conciencia de la gente sobre la dislexia en los últimos años, al igual que ha mejorado el conocimiento sobre otras enfermedades neurodiversas como la dispraxia y el autismo. Como resultado, las organizaciones han comenzado a ofrecer una gama más amplia de soluciones y herramientas para ayudar a los miembros del equipo con dislexia. Esto incluye tecnología y software de asistencia, como aplicaciones de predicción de palabras, software de reconocimiento de voz y correctores ortográficos. Las ayudas visuales, como mapas mentales, diagramas de flujo y diagramas, también pueden ser útiles para las personas con dislexia.

Mi propia conciencia de esta afección comenzó en la escuela con mi amigo y ha aumentado a medida que he ido conociendo a otras personas con dislexia. He visto de primera mano cómo han superado los obstáculos que enfrentan cada día obteniendo la ayuda que merecen, aumentando su autoestima y confianza en el proceso.

Si desea obtener más información sobre el apoyo disponible para las personas con dislexia en el lugar de trabajo, consulte nuestro artículo Cómo manejar a una persona con dislexia.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Preguntas frecuentes sobre dislexia: fuerza, no vergüenza

Dislexia: fuerza, no vergüenza

La dislexia es un trastorno del aprendizaje que afecta la habilidad de una persona para leer, escribir y deletrear correctamente. Aunque puede ser un desafío, es importante recordar que la dislexia no define la inteligencia ni limita el potencial de alguien. En este artículo respondemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre la dislexia y cómo manejarla.

1. ¿Cómo se diagnostica la dislexia?

El diagnóstico de la dislexia generalmente se realiza a través de pruebas de evaluación realizadas por profesionales de la salud, como neurólogos, psicólogos o especialistas en trastornos del aprendizaje. Estas pruebas evalúan las habilidades de lectura, escritura, percepción visual y auditiva, así como la comprensión del lenguaje.

2. ¿Cuáles son los signos comunes de la dislexia?

Algunos signos comunes de la dislexia incluyen dificultad para leer a nivel de grado, problemas para deletrear palabras correctamente, confusión con letras y números similares, y dificultades para recordar secuencias o instrucciones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que los síntomas pueden variar en cada persona.

3. ¿Cómo puedo apoyar a alguien con dislexia?

Es fundamental brindar apoyo emocional y comprensión a las personas con dislexia. Asegúrate de comunicarte de manera clara y efectiva, ofrecerles tiempo adicional para completar tareas y utilizar técnicas de enseñanza adaptativas. Considera también la posibilidad de buscar recursos adicionales y terapias especializadas.

4. ¿La dislexia se puede tratar?

Aunque la dislexia no tiene una cura definitiva, se puede manejar eficazmente con el apoyo adecuado. Las terapias de lectura especializadas, programas de intervención temprana y adaptaciones en el entorno educativo pueden ayudar a las personas con dislexia a desarrollar estrategias de aprendizaje y superar los desafíos asociados.

5. ¿Dónde puedo encontrar más información sobre la dislexia?

Existen numerosas organizaciones y recursos en línea dedicados a brindar información y apoyo a personas con dislexia y sus familias. Algunas referencias externas útiles son:

  1. Asociación de Dislexia de España
  2. LD Online
  3. Dislexia Internacional

Estas fuentes pueden proporcionar información adicional, estrategias de aprendizaje y consejos para afrontar los desafíos asociados con la dislexia.

Mientras que la dislexia puede presentar dificultades en el ámbito educativo y profesional, es importante reconocer que las personas con dislexia también poseen habilidades únicas y fortalezas sobresalientes en áreas como la creatividad, la resolución de problemas y la visualización espacial. Con el apoyo adecuado, las personas con dislexia pueden alcanzar su máximo potencial y demostrar que la dislexia es una fuente de fuerza, no de vergüenza.


Deja un comentario