Diseño de cuestionarios: directrices sobre cómo diseñar un buen cuestionario

En el ámbito de la investigación y la recopilación de datos, los cuestionarios son una herramienta fundamental para obtener información precisa y confiable. Sin embargo, diseñar un cuestionario efectivo no es tarea fácil. Para garantizar que las preguntas sean claras, relevantes y permitan obtener respuestas significativas, es necesario seguir algunas directrices clave. En este artículo, te brindaremos consejos prácticos sobre cómo diseñar un buen cuestionario. Descubre cómo formular preguntas adecuadas, definir la estructura ideal y evitar errores comunes que pueden comprometer la calidad de los datos recolectados. ¡Prepárate para mejorar tu enfoque en el diseño de cuestionarios y obtener resultados más precisos en tus investigaciones!


Un buen cuestionario no debería ser demasiado largo. Se debe utilizar un inglés sencillo y la pregunta no debería ser difícil de responder. Un buen cuestionario requiere lenguaje, edición, evaluación y redacción sensatas.

Proceso de diseño del cuestionario

  1. Indique la información requerida. Esto dependerá de la naturaleza del problema, el propósito del estudio y la hipótesis planteada. Hay que concentrarse en el público objetivo.
  2. Indique el tipo de técnica de entrevista. El método de entrevista puede ser teléfono, correo postal, entrevista personal o entrevista electrónica. La entrevista telefónica puede ser asistida por computadora. La entrevista personal se puede realizar en el lugar del encuestado o en un centro comercial o lugar comercial. La entrevista por correo puede adoptar la forma de panel por correo. La entrevista electrónica se realiza ya sea a través de correos electrónicos o a través de Internet.
  3. Decidir el asunto/contenido de las preguntas individuales. Hay dos factores decisivos para esto:
    1. ¿Es significativa la pregunta? – Observar la contribución de cada pregunta. ¿La pregunta contribuye al objetivo del estudio?
    2. ¿Es necesario hacer varias preguntas o una sola pregunta? – Se formulan varias preguntas en los siguientes casos:
      • Cuando es necesario realizar una verificación cruzada
      • Cuando las respuestas son ambiguas
      • Cuando las personas dudan en dar información correcta.

    Diseño de cuestionarios: directrices sobre cómo diseñar un buen cuestionario
  4. Superar la incapacidad y la falta de voluntad de los encuestados para responder. Es posible que los encuestados no puedan responder las preguntas debido a las siguientes razones:
    • Es posible que el encuestado no esté completamente informado.
    • El encuestado puede no recordar
    • Es posible que no pueda expresar o articular

    El encuestado puede no estar dispuesto a responder debido a:

    • Puede haber información sensible que pueda causar vergüenza o dañar la imagen del encuestado.
    • Es posible que el encuestado no esté familiarizado con el propósito genuino.
    • La pregunta puede parecer irrelevante para el encuestado.
    • El encuestado no estará dispuesto a revelar rasgos como la agresividad (por ejemplo, si le preguntan «¿Le pegas a tu esposa, a tu hermana», etc.)

    Para superar la falta de voluntad del encuestado para responder:

    1. Coloque los temas delicados al final del cuestionario.
    2. Prefacie la pregunta con una declaración.
    3. Utilice la técnica de la tercera persona (por ejemplo: Mark necesitaba urgentemente un trabajo y utilizó medios incorrectos para conseguirlo. ¿Es correcto? Diferentes personas tendrán diferentes opiniones dependiendo de la situación)
    4. Clasifique las respuestas en lugar de preguntar una cifra de respuesta específica (por ejemplo, grupo para niveles de ingresos 0-25000, 25000-50000, 50000 y superiores)
  5. Decidir sobre la estructura de la pregunta. Las preguntas pueden ser de dos tipos:
    1. Preguntas estructuradas- Estos especifican el conjunto de alternativas de respuesta y el formato de respuesta. Éstas se pueden clasificar en preguntas de opción múltiple (que tienen varias categorías de respuesta), preguntas dicotómicas (que tienen solo dos categorías de respuesta, como «Sí» o «No») y escalas (ya analizadas).
    2. Preguntas no estructuradas También se conocen como preguntas abiertas. No se sugieren alternativas y los encuestados son libres de responder estas preguntas como quieran.
  6. Determinar el lenguaje/frase de la pregunta. Si las preguntas están mal redactadas, los encuestados se negarán a responderlas o darán respuestas incorrectas. Por tanto, las palabras de la pregunta deben elegirse cuidadosamente. Deben utilizarse palabras corrientes e inequívocas. Evite suposiciones implícitas, generalizaciones y alternativas implícitas. Evite preguntas sesgadas. Defina la cuestión en términos de a quién se dirige el cuestionario, qué información se requiere, cuándo se requiere la información, por qué se hace la pregunta, etc.
  7. Organice adecuadamente las preguntas. Para determinar el orden de la pregunta, tome decisiones sobre aspectos como preguntas iniciales (se deben utilizar preguntas simples e interesantes como preguntas iniciales para ganar cooperación y confianza de los encuestados), tipo de información (la información básica se relaciona con el tema de investigación, clasificación la información se relaciona con características sociales y demográficas, y la información de identificación se relaciona con información personal como nombre, dirección, número de contacto de los encuestados), preguntas difíciles (las preguntas complejas, embarazosas, aburridas y sensibles pueden ser difíciles), efecto en preguntas posteriores, secuencia lógica , etc.
  8. Reconocer la forma y diseño del cuestionario. Esto es muy esencial para el cuestionario autoadministrado. Las preguntas deben estar numeradas y precodificadas. El diseño debe ser tal que parezca limpio y ordenado, y sin ruido.
  9. Reproducir el cuestionario- La calidad del papel debe ser buena. El cuestionario debe parecer profesional. El espacio requerido para las respuestas a la pregunta debería ser suficiente. El tipo y tamaño de fuente deben ser apropiados. Se deben utilizar preguntas de respuesta vertical, por ejemplo:

    ¿Utilizas la marca X de champú?

  10. Pruebe previamente el cuestionario. El cuestionario debe probarse previamente con un pequeño número de encuestados para identificar los problemas probables y eliminarlos. Todas y cada una de las dimensiones del cuestionario deben probarse previamente. Los encuestados de la muestra deben ser similares a los encuestados objetivo de la encuesta.
  11. Finalizar el cuestionario- Consulte el borrador final del cuestionario. Pregúntese cuánto contribuirá al estudio la información obtenida de cada pregunta. Asegúrese de que no se hagan preguntas irrelevantes. Obtener retroalimentación de los encuestados sobre el cuestionario.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)




próximo

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






Frequently Asked Questions: Diseño de cuestionarios

Preguntas frecuentes sobre cómo diseñar un buen cuestionario

1. ¿Qué es un cuestionario?

Un cuestionario es una herramienta utilizada para obtener información de una muestra de personas mediante preguntas estructuradas. Se utiliza en estudios de investigación, encuestas de opinión, recopilación de datos demográficos, entre otros.

2. ¿Por qué es importante diseñar un buen cuestionario?

Diseñar un buen cuestionario es crucial para obtener resultados válidos y confiables. Un cuestionario mal diseñado puede generar respuestas confusas, sesgos y datos inexactos. Si el cuestionario no está formulado de manera clara y precisa, puede afectar la calidad de los resultados.

3. ¿Cuáles son las directrices para diseñar un buen cuestionario?

Al diseñar un cuestionario, es importante considerar las siguientes directrices:

  1. Establecer los objetivos: Antes de empezar, define claramente los objetivos del cuestionario y qué información necesitas obtener. Esto te ayudará a elaborar las preguntas adecuadas.
  2. Utilizar un lenguaje claro y sencillo: Evita utilizar términos técnicos o confusos. Sé conciso y utiliza un lenguaje comprensible para tu público objetivo.
  3. Estructurar el cuestionario de manera lógica: Organiza las preguntas de manera coherente y secuencial. Agrupa temas relacionados y evita saltos poco claros.
  4. Evitar la doble negación: Las preguntas con doble negación pueden llevar a confusiones y respuestas incorrectas. Formula las preguntas de manera positiva y clara.
  5. Proporcionar opciones de respuesta relevantes: Asegúrate de incluir todas las opciones posibles en las preguntas de opción múltiple. No limites las respuestas y considera incluir una opción de «otro» o «ninguno» si aplica.
  6. Mantener una longitud adecuada: Un cuestionario demasiado largo puede agotar a los participantes y afectar la calidad de las respuestas. Sé selectivo y conciso en tus preguntas.

4. ¿Qué consideraciones adicionales debo tener en cuenta?

Además de las directrices anteriores, ten en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Realiza pruebas piloto: Antes de distribuir el cuestionario final, realiza pruebas piloto con un grupo reducido de personas para identificar posibles problemas o preguntas confusas.
  • Ofrece anonimato y confidencialidad: Si es necesario, asegura a los participantes la confidencialidad de sus respuestas para obtener información más sincera y precisa.
  • Analiza y presenta los resultados de manera adecuada: Utiliza herramientas y técnicas de análisis de datos para interpretar los resultados y presentarlos de forma clara y comprensible.

Si deseas obtener más información sobre el diseño de cuestionarios, te recomendamos consultar los siguientes recursos:


Deja un comentario