Disciplina de los empleados y características de un sistema disciplinario sólido

La disciplina de los empleados es fundamental para el éxito de cualquier organización. Un sistema disciplinario sólido es esencial para mantener un entorno laboral productivo y saludable. En este artículo, exploraremos las características clave de un sistema disciplinario sólido y cómo implementarlo de manera efectiva. Descubriremos la importancia de establecer reglas claras, comunicación abierta y justicia en la disciplina, para fomentar un ambiente de trabajo positivo y motivador. ¡Sigue leyendo para mejorar la disciplina de tus empleados y fortalecer tu organización!


Disciplina significa conducir sistemáticamente el negocio por parte de los miembros de la organización que se adhieren estrictamente a las reglas y regulaciones esenciales. Estos empleados/miembros de la organización trabajan juntos como un equipo para lograr la misión y la visión de la organización y realmente comprenden que los objetivos y deseos individuales y grupales deben coincidir para garantizar el éxito de la organización.

Un empleado disciplinado será organizado y un empleado organizado será disciplinado siempre.. El comportamiento de los empleados es la base de la disciplina en una organización. La disciplina implica acatar el código de conducta establecido por la organización.

La disciplina en una organización asegura la productividad y la eficiencia. Fomenta la armonía y la cooperación entre los empleados y actúa como un refuerzo moral para los empleados. En ausencia de disciplina, habrá caos, confusión, corrupción y desobediencia en una organización.

En definitiva, la disciplina implica obediencia, orden y mantenimiento de una adecuada subordinación entre los empleados. El reconocimiento del trabajo, el trato justo y equitativo de los empleados, la estructura salarial adecuada, el manejo eficaz de las quejas y la seguridad laboral contribuyen a la disciplina organizacional.

La disciplina se ve desde dos ángulos/dimensiones:

  1. Disciplina Positiva: La Disciplina Positiva implica disciplina sin castigo. El objetivo principal es asegurar y fomentar la autodisciplina entre los empleados. En este caso, los empleados identifican los objetivos del grupo como propios y se esfuerzan por alcanzarlos. Los empleados siguen y se adhieren a las reglas y regulaciones no por miedo al castigo sino por el deseo inherente de armonizar el logro de los objetivos de la organización. Los empleados ejercen autocontrol para alcanzar estos objetivos.
  2. Disciplina negativa: Los empleados respetan las normas y reglamentos por temor a recibir castigos que pueden consistir en multas, sanciones, descensos de categoría o traslados. En este caso, los empleados no perciben los objetivos de la organización como propios. La acción tomada por la dirección para garantizar el estándar de comportamiento/código de conducta deseado por parte de los empleados de una organización se denomina disciplina negativa. El miedo al castigo impide que los empleados se desvíen.

Características de un sistema disciplinario sólido (regla de la estufa al rojo vivo)

La disciplina debe imponerse sin generar resentimiento. McGregor propuso la “regla de la estufa al rojo vivo” que dice que un sistema disciplinario sólido y eficaz en una organización debe tener las siguientes características:

  1. Inmediato- Así como cuando tocas una estufa al rojo vivo, la quemadura es inmediata, de manera similar la sanción por violación debe ser inmediata/se deben tomar medidas disciplinarias inmediatas por violación de las reglas.
  2. Coherente- Así como una estufa al rojo vivo quema a todos de la misma manera; Asimismo, un sistema disciplinario sólido debe tener una alta coherencia.
  3. Impersonal- Así como una persona se quema porque toca la estufa al rojo vivo y no por ningún sentimiento personal, de la misma manera la impersonalidad debe mantenerse absteniéndose de sentimientos personales o subjetivos.
  4. Advertencia y aviso previo- Así como un individuo recibe una advertencia cuando se acerca a la estufa de que se quemaría al tocarla, de la misma manera, un sistema disciplinario sólido debería advertir con anticipación a los empleados sobre las implicaciones de no cumplir con las normas de conducta/código. de conducta en una organización.

En resumen, un sistema disciplinario sólido presupone:

  1. Conocimiento/Conocimiento de las reglas. Los empleados deben conocer bien el código de conducta/normas de comportamiento deseados en la organización. Este código de disciplina debe publicarse en el manual del empleado.
  2. Acción oportuna- Se debe realizar una investigación oportuna en caso de incumplimiento del código de conducta en una organización. Cuanto más tarde se hace la investigación, más olvidadizo se vuelve uno y más siente que el castigo no es merecido.
  3. Acción justa y equitativa. Debería haber el mismo castigo por el mismo delito/mala conducta. No debería haber favoritismo. La disciplina debe aplicarse siempre de manera uniforme.
  4. Enfoque positivo- El sistema disciplinario debe ser preventivo y no punitivo. Concéntrese en prevenir malas conductas y no en imponer sanciones. A los empleados no sólo se les debe explicar el motivo de las acciones tomadas contra ellos, sino también cómo se pueden evitar dichas multas y sanciones en el futuro.

Tipos de sanciones por mala conducta/indisciplina

Por no seguir los estándares de comportamiento/código de conducta en una organización, existen dos tipos de sanciones categorizadas como:

  1. Sanciones mayores- Esto incluye degradación, despido, traslado, despido, incrementos de retención, etc.
  2. Sanciones menores- Esto incluye amonestación oral, amonestación escrita, multas, pérdida de privilegios, etc.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Preguntas frecuentes sobre disciplina de empleados y características de un sistema disciplinario sólido

La disciplina de los empleados es vital para el éxito de cualquier organización. Un sistema disciplinario sólido ayuda a mantener un ambiente de trabajo productivo y proporciona una base para el crecimiento y desarrollo profesional de los empleados. En este artículo, responderemos algunas preguntas frecuentes sobre la disciplina de los empleados y destacaremos las características clave de un sistema disciplinario sólido.

1. ¿Qué es la disciplina de los empleados?

La disciplina de los empleados se refiere a las reglas, políticas y prácticas establecidas por una empresa para mantener el comportamiento adecuado y el cumplimiento de las políticas y procedimientos internos. Se utiliza para corregir comportamientos inapropiados y asegurar que todos los empleados se adhieran a las normas establecidas.

Referencia externa: Departamento de Trabajo de EE. UU.

2. ¿Cuál es la importancia de un sistema disciplinario sólido?

Un sistema disciplinario sólido es importante porque:

  1. Ayuda a mantener un ambiente de trabajo seguro y respetuoso.
  2. Promueve la equidad y la transparencia en la gestión del rendimiento.
  3. Establece expectativas claras de comportamiento y rendimiento.
  4. Facilita el crecimiento y desarrollo profesional de los empleados.
  5. Proporciona una base para la resolución de conflictos laborales.

3. ¿Cuáles son las características clave de un sistema disciplinario sólido?

Un sistema disciplinario sólido debe tener las siguientes características:

  • Políticas claras: Las reglas y políticas deben ser claras y comprensibles para todos los empleados.
  • Consistencia: La disciplina debe aplicarse de manera consistente a todos los empleados, sin favoritismos ni discriminaciones.
  • Proceso justo: Los empleados deben tener la oportunidad de ser escuchados y presentar su versión de los hechos antes de que se tome cualquier medida disciplinaria.
  • Correctivo y educativo: La disciplina debe ser un medio para corregir el comportamiento inapropiado, brindando oportunidades para el aprendizaje y la mejora.
  • Registro documentado: Todas las acciones disciplinarias deben ser documentadas adecuadamente para mantener un registro preciso y facilitar cualquier acción futura que pueda ser necesaria.

Conclusión

La disciplina de los empleados y un sistema disciplinario sólido desempeñan un papel crucial en el mantenimiento de un ambiente de trabajo productivo y saludable. Establecer políticas claras, aplicar medidas disciplinarias de manera justa y educativa, y mantener registros adecuados son elementos fundamentales para garantizar el éxito del sistema disciplinario de una organización.

Recuerda que cada empresa puede tener requisitos y enfoques específicos en cuanto a la disciplina de los empleados, por lo que es importante consultar las políticas y procedimientos internos de tu propia organización para obtener información más detallada.

Deja un comentario