Dimensiones culturales de Hofestede – Gestión de programas expertos

Hofstede’s cultural dimensions are a vital tool in understanding and addressing the multitude of cultural factors that shape our world. In this article, we will explore the key concepts of Hofstede’s cultural dimensions and delve into its implications in the field of expert program management. Join us as we embark on a journey through different cultural dimensions and uncover how they impact the success of expert programs. Whether you are a professional in the field or simply curious about the cultural intricacies of program management, this article is bound to offer valuable insights that will broaden your perspective. ¡Empecemos nuestro viaje hacia las dimensiones culturales de Hofstede y su gestión en programas expertos!

Si alguna vez ha trabajado con colegas de un continente diferente, o incluso simplemente de un país vecino, es probable que haya encontrado diferencias culturales. Incluso si aún no ha encontrado diferencias culturales, es cada vez más probable que tenga que hacerlo en algún momento a medida que los negocios se vuelven de naturaleza cada vez más internacional. ¿Sabías que ya existe un modelo que nos ayuda a comprender las diferencias culturales?

Se llama Dimensiones Culturales de Hofstede y su uso puede ayudarnos a tener un buen comienzo con nuevos colegas, nuevos clientes o nuevos proyectos y programas. En lugar de ser un conjunto estricto de reglas, el modelo es más bien una ayuda para ayudarle a pensar en cómo interactuar y acercarse a diferentes culturas.

Dimensiones culturales de Hofestede - Gestión de programas expertos

El modelo tiene cinco dimensiones:

1. Índice de distancia de poder (PDI)

Esta dimensión mide la distribución de la riqueza y el poder dentro de una cultura. Lo que esta dimensión pretende mostrar es hasta qué punto las personas dentro de una cultura se someten a la autoridad. Cuanto mayor sea el PDI, más jerárquica será la cultura, y cuanto menor sea la cifra, más probabilidades habrá de que las personas de todos los niveles trabajen juntas.

2. Individualismo y Colectivismo (IDV)

Esta dimensión se refiere a la relación entre un individuo típico y grupos sociales más grandes. Cuanto mayor sea esta puntuación, más fomenta una cultura la individualidad y la singularidad. Cuanto más bajo es este puntaje, más fomenta una cultura la conformidad y la interdependencia.

En las culturas individualistas es más probable que las personas se sientan responsables de cuidar de sí mismas, que sean responsables de su propia identidad y logros, que la contratación se base en el mérito y que crean que todos tienen derecho a una vida privada.

Es más probable que las culturas colectivas valoren la lealtad al grupo, incluida la familia extendida y la empresa. Las personas valoran los logros del equipo porque valoran la pertenencia, y debido a esto la “vida personal” de una persona muchas veces se ve invadida por las exigencias del grupo u organización.

3. Masculinidad y Feminidad (MAS)

En esta dimensión, se considera que la masculinidad (una puntuación más alta) otorga valor a la adquisición de riqueza, la ambición personal y roles de género discretos. Se considera que la feminidad valora la igualdad sexual, las conductas solidarias y los roles de género menos estrictos.

Otra forma de ver esto es que en las sociedades masculinas se supone que los hombres son duros, asertivos y ganadores, mientras que se supone que las mujeres son más tiernas y preocupadas por la calidad de vida. Por el contrario, en las sociedades femeninas los roles se cruzan y se superponen. Se espera que ambos sexos sean tiernos y se preocupen por la calidad de vida.

4. Factor para evitar la incertidumbre (UAI)

Esta dimensión mide cómo una cultura afronta y maneja la incertidumbre, es decir, cómo maneja la cultura la ambigüedad. Cuanto mayor sea la puntuación, peor será la cultura a la hora de manejar la ambigüedad.

5. Orientación a Largo Plazo (LTO)

La obra original de Hofstede contenía sólo 4 dimensiones. Sin embargo, un estudio posterior señaló que estas cuatro dimensiones no reflejaban completamente la perspectiva asiática. Como resultado de esto, se añadió la quinta dimensión, la orientación a largo plazo.

Esta dimensión mide cuánto valor otorga una cultura a las recompensas a largo plazo. Una puntuación baja indica una orientación a corto plazo y mide cuánto valor se le da al pasado y al presente.

Los rasgos de la orientación a largo plazo incluyen valorar la perseverancia, el ahorro y también que el tiempo libre no es tan importante. Por el contrario, la orientación a corto plazo incluye valorar la gratificación y los resultados inmediatos, gastarlos ahora y que el tiempo libre es importante.

Ejemplo de dimensiones culturales

Como ejemplo, comparemos las diferencias culturales entre China y Estados Unidos. La puntuación de cada país para cada uno de los cinco factores se muestra en la siguiente tabla. Tenga en cuenta que el rango para cada puntuación es de 0 a 120.

País Índice de distancia de potencia Individualismo Masculinidad Evitación de la incertidumbre Orientación a largo plazo

Porcelana 80 20 66 40 118
EE.UU 40 91 62 46 29

Los valores interesantes a tener en cuenta en este ejemplo son aquellos que difieren significativamente, a saber, PDI, IDV y LTO.

En comparación con Estados Unidos, podemos ver que en China es menos probable que personas de todos los niveles trabajen juntas y que es más probable que el lugar de trabajo sea jerárquico. Podemos ver que en China los logros del equipo y la pertenencia importan mucho más que en Estados Unidos. También podemos ver que la cultura china está mucho más orientada al largo plazo que la de Estados Unidos.

Si es gerente de programa o cualquier otro tipo de líder, comprender estos valores puede brindarle una idea de cómo debe interactuar con su equipo o colegas. Por ejemplo, incentivar a su equipo con recompensas a corto plazo es menos valorado en China, entonces, ¿qué tal si apelamos al sentido de pertenencia de las personas y organizamos actividades para fortalecer el equipo? ¿O incluso hacer que el desempeño del equipo sea más importante que el desempeño personal al determinar cómo se calcularán las bonificaciones?

Resumen

Las cinco dimensiones de la cultura nos ayudan a comprender la composición y las preferencias de diferentes culturas. Al comprender en qué se diferencian estos indicadores de los de nuestra propia cultura, podemos obtener pistas valiosas que nos ayudarán a tener un buen comienzo cuando trabajemos con miembros nuevos y diversos del equipo, nuevos clientes y nuevos proyectos y programas.

Para aprovechar al máximo las dimensiones culturales de Hofstede, necesita experimentar, interactuar con su equipo y ver qué funciona mejor para usted.

He incluido una lista de todos los diferentes valores de los indicadores a continuación (tomado de Clearly Cultural, aquí).

País Índice de distancia de potencia Individualismo Masculinidad Evitación de la incertidumbre Orientación a largo plazo

Malasia 104 26 50 36
Guatemala 95 6 37 101
Panamá 95 11 44 86
Filipinas 94 32 64 44 19
México 81 30 69 82
Venezuela 81 12 73 76
Porcelana 80 20 66 40 118
Egipto 80 38 52 68
Irak 80 38 52 68
Kuwait 80 38 52 68
Líbano 80 38 52 68
Libia 80 38 52 68
Arabia Saudita 80 38 52 68
Emiratos Árabes Unidos 80 38 52 68
Ecuador 78 8 63 67
Indonesia 78 14 46 48
Ghana 77 20 46 54 dieciséis
India 77 48 56 40 61
Nigeria 77 20 46 54 dieciséis
Sierra Leona 77 20 46 54 dieciséis
Singapur 74 20 48 8 48
Brasil 69 38 49 76 sesenta y cinco
Francia 68 71 43 86
Hong Kong 68 25 57 29 96
Polonia 68 60 64 93
Colombia 67 13 64 80
El Salvador 66 19 40 94
Pavo 66 37 45 85
Bélgica sesenta y cinco 75 54 94
Etiopía 64 27 41 52 25
Kenia 64 27 41 52 25
Perú 64 dieciséis 42 87
Tanzania 64 27 41 52 25
Tailandia 64 20 34 64 56
Zambia 64 27 41 52 25
Chile 63 23 28 86
Portugal 63 27 31 104
Uruguay 61 36 38 100
Grecia 60 35 57 112
Corea del Sur 60 18 39 85 75
Irán 58 41 43 59
Taiwán 58 17 45 69 87
República Checa 57 58 57 74
España 57 51 42 86
Pakistán 55 14 50 70
Japón 54 46 95 92 80
Italia 50 76 70 75
Argentina 49 46 56 86
Sudáfrica 49 sesenta y cinco 63 49
Hungría 46 55 88 82
Jamaica 45 39 68 13
Estados Unidos 40 91 62 46 29
Países Bajos 38 80 14 53 44
Australia 36 90 61 51 31
Costa Rica 35 15 21 86
Alemania 35 67 66 sesenta y cinco 31
Reino Unido 35 89 66 35 25
Suiza 34 68 70 58
Finlandia 33 63 26 59
Noruega 31 69 8 50 20
Suecia 31 71 5 29 33
Irlanda 28 70 68 35
Nueva Zelanda 22 79 58 49 30
Dinamarca 18 74 dieciséis 23
Israel 13 54 47 81
Austria 11 55 79 70

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Dimensiones culturales de Hofestede – Gestión de programas expertos

Dimensiones culturales de Hofestede – Gestión de programas expertos

En la gestión de programas expertos, entender las dimensiones culturales de Hofstede es crucial para tener éxito en un entorno globalizado. Estas dimensiones son un modelo desarrollado por Geert Hofstede que nos ayuda a comprender las diferencias culturales entre las naciones y cómo pueden influir en la gestión de programas. A continuación, responderemos a algunas preguntas frecuentes relacionadas con las dimensiones culturales de Hofstede y su aplicación en la gestión de programas expertos.

¿Qué son las dimensiones culturales de Hofstede?

Las dimensiones culturales de Hofstede son un modelo que se utiliza para comparar las diferencias culturales entre países. Hofstede identificó inicialmente cuatro dimensiones culturales: distancia al poder, evitación de la incertidumbre, individualismo-colectivismo y masculinidad-feminidad. Posteriormente, se agregaron dos dimensiones más: indulgencia y orientación a largo plazo.

¿Por qué son importantes las dimensiones culturales de Hofstede en la gestión de programas expertos?

En la gestión de programas expertos, trabajar con equipos de diferentes culturas puede ser un desafío. Las dimensiones culturales de Hofstede nos ayudan a comprender cómo las diferencias culturales pueden afectar la comunicación, la toma de decisiones y la forma en que se llevan a cabo los programas. Al comprender estas dimensiones, podemos adaptar nuestra gestión y estrategias para maximizar la eficiencia y el éxito en entornos multiculturales.

¿Cómo se aplican las dimensiones culturales de Hofstede en la gestión de programas expertos?

Para aplicar las dimensiones culturales de Hofstede en la gestión de programas expertos, es necesario tomar en cuenta las siguientes consideraciones:

  1. Comunicación: La comunicación efectiva es fundamental en un entorno multicultural. Es importante adaptar nuestro estilo de comunicación y utilizar métodos y herramientas que sean comprensibles para todos los miembros del equipo. Además, debemos ser conscientes de las diferencias en el lenguaje corporal, las normas de cortesía y el significado de las palabras en diferentes culturas.
  2. Toma de decisiones: Las diferencias culturales pueden influir en la forma en que se toman las decisiones. Algunas culturas prefieren una toma de decisiones centralizada y jerárquica, mientras que otras prefieren una toma de decisiones más participativa y consensuada. Es importante estar abierto a diferentes enfoques y adaptar nuestra forma de tomar decisiones según las culturas involucradas.
  3. Respeto y sensibilidad cultural: En un entorno multicultural, es esencial mostrar respeto y sensibilidad hacia las diferentes culturas representadas en el equipo de gestión de programas. Esto implica comprender y valorar las normas, tradiciones y valores culturales de cada individuo. La capacidad de adaptarse y ser flexible en términos de prácticas y creencias culturales contribuirá a un ambiente de trabajo armonioso y productivo.

Para obtener más información sobre las dimensiones culturales de Hofstede y su aplicación en la gestión de programas expertos, puedes consultar los siguientes recursos:

Referencias:

En resumen, entender y aplicar las dimensiones culturales de Hofstede en la gestión de programas expertos proporciona una base sólida para una colaboración efectiva y exitosa en un entorno multicultural. Al tomar en cuenta las diferencias culturales, podemos fortalecer la comunicación, la toma de decisiones y el respeto mutuo, promoviendo así un equipo cohesionado y logrando resultados sobresalientes en nuestros programas expertos.


Deja un comentario