Dependencia de personas en las organizaciones y pasos para gestionar o reducir la misma

En la dinámica laboral, es común encontrarse con personas que dependen en exceso de sus compañeros o superiores para llevar a cabo sus responsabilidades. Esta dependencia puede generar retrasos en los procesos, falta de autonomía y un ambiente de trabajo poco saludable. Es por ello que resulta fundamental para las organizaciones aprender a gestionar o reducir esta dependencia. En este artículo, exploraremos los pasos clave para lograrlo y fomentar la autonomía y el crecimiento profesional en los equipos de trabajo.


Algunos ejemplos del mundo real de dependencia personal y sus peligros

Un problema común en todas las organizaciones del mundo empresarial contemporáneo es la dependencia de las personas y las formas y medios para gestionar la dependencia de las personas. El término dependencia personal se refiere al fenómeno en el que las organizaciones dependen demasiado de los individuos para su éxito e incluso para las operaciones diarias.

Por ejemplo, Empresas como Apple y Microsoft dependían de sus fundadores (Steve Jobs y Bill Gates respectivamente) para encontrar nuevos modelos de negocio y proponer ideas innovadoras que cambiaran las reglas del juego para ellas..

De manera similar, en India, Infosys depende en gran medida de sus fundadores en busca de inspiración e ideas para crecer, como se desprende de los problemas que ha atravesado la empresa en los últimos tiempos con la jubilación de sus fundadores. Estas son algunas de las grandes empresas que dependen demasiado de los individuos.

Los bancos como JP Morgan y Goldman Sachs también son ejemplos de empresas en las que se depende demasiado de los directores ejecutivos y de la alta dirección, sin los cuales fracasan por falta de orientación y están a la deriva sin dirección.

La cuestión aquí es que la dependencia excesiva de los individuos está plagada de riesgos, ya que vivimos en un mundo incierto donde cualquier cosa le puede pasar a cualquiera en cualquier lugar.

Dependencia de personas en general en cualquier organización

A nivel operativo, hay muchas empresas que dependen de personas en el nivel medio de gestión sin las cuales el éxito de las organizaciones está en peligro. Además, muchos equipos de proyecto en las organizaciones a menudo dependen en gran medida de miembros clave del equipo o gerentes de proyecto sin los cuales los equipos de proyecto no pueden funcionar de manera eficiente y rentable.

El aspecto clave aquí es que Las organizaciones deben reducir su dependencia personal porque los individuos podrían renunciar, tomar licencias de emergencia debido a exigencias personales y, en casos extremos, incluso podrían morir, lo que significa que una vez que el individuo no está en escena, las organizaciones que han aprendido a depender de él. no tendría dirección.

Aparte de esto, hay muchas nuevas empresas y PYME (pequeñas y medianas empresas) donde toda la configuración está dirigida por unas pocas personas o una sola persona y, como se mencionó anteriormente, si alguno de los riesgos se hace realidad, entonces estas empresas están en peligro. de plegarse.

A nivel personal, muchos de nosotros habríamos visitado hospitales, proveedores de servicios y oficinas legales donde un solo médico, un ingeniero o un abogado habla y cuando los visitamos para pedir ayuda, si esa persona no está presente, nuestro trabajo es no se realiza o se pospone.

Cómo reducir la dependencia de las personas

Por lo tanto, es necesario que cualquier organización, grande o pequeña, desarrolle planes de contingencia en caso de que las personas clave estén ausentes y este es un aspecto crítico y crucial de la gestión de la continuidad del negocio que toda organización debe implementar y planificar.

Hay muchas multinacionales como Citigroup, Fidelity y P&G que obligan a sus empleados a tomar unas semanas de vacaciones obligatorias cada año para que el resto de equipos y la organización aprendan a operar sin ellos.

La razón es que cualquier individuo es reemplazable y no indispensable cuando se trata de la organización. Esta práctica, además de tener planes de continuidad en caso de que los empleados clave o cualquier empleado esté ausente de la escena, es esencial en este panorama empresarial en tiempo real 24 horas al día, 7 días a la semana, donde la necesidad del momento es que el espectáculo continúe a pesar de cualquier retrasar.

Además, la dependencia personal es peligrosa ya que los demás empleados aprenden a tomárselo con calma sabiendo que la persona de la que dependen en el día a día intervendría en caso de cualquier crisis.

Pensamientos concluyentes

Finalmente, el requisito de muchas agencias de gestión de riesgos e instituciones de certificación de la madurez de los procesos es que las organizaciones demuestren su independencia personal para poder certificar que las organizaciones han gestionado el riesgo o han alcanzado la madurez del proceso. Esta es la razón por la que muchas empresas en los últimos tiempos se han lanzado a la tarea de independizarse personalmente.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Dependencia de Personas en las Organizaciones y Pasos para Gestionar o Reducir la Misma

En las organizaciones, es común encontrar dependencia de personas en el desarrollo de ciertas tareas o proyectos. Esta dependencia puede llegar a ser una amenaza para el funcionamiento y el éxito de la empresa, ya que si una persona clave se ausenta o deja la organización, puede generar retrasos significativos o incluso un colapso en las operaciones. Por tanto, es fundamental gestionar o reducir la dependencia de las personas en las organizaciones. En este artículo, exploraremos algunos pasos clave que pueden ayudar en este proceso.

1. Identificar áreas de dependencia

El primer paso para gestionar la dependencia de personas en una organización es identificar las áreas o actividades donde dicha dependencia es más evidente. Puede ser en roles específicos, proyectos críticos o en la toma de decisiones estratégicas. Una vez identificados estos puntos de dependencia, es más fácil diseñar estrategias para abordar el problema.

2. Documentar procesos

Para reducir la dependencia de personas, es esencial documentar los procesos y procedimientos clave. Esto permitirá que otras personas en la organización comprendan y puedan desempeñar las tareas necesarias en caso de ausencia o rotación del personal. La documentación debe ser clara, detallada y accesible para todos los miembros relevantes del equipo.

3. Capacitar y desarrollar habilidades

La capacitación y el desarrollo de habilidades son fundamentales para reducir la dependencia de personas en una organización. Proporcionar oportunidades de formación y fomentar un ambiente de aprendizaje continuo ayudará a diversificar y fortalecer el conocimiento y las habilidades dentro del equipo. Además, esto también brindará a los empleados una mayor confianza y motivación para asumir responsabilidades adicionales.

4. Fomentar la colaboración y el trabajo en equipo

La dependencia de personas a menudo surge debido a la falta de colaboración y trabajo en equipo. Promover una cultura colaborativa en la organización fomentará la comunicación eficiente, el intercambio de conocimientos y la distribución equitativa de las responsabilidades. Además, fortalecerá las relaciones entre los miembros del equipo y aumentará la confianza mutua.

5. Implementar sistemas de respaldo

Es importante establecer sistemas de respaldo o duplicación de funciones importantes dentro de la organización. Esto implica asignar a otras personas la capacidad de asumir temporalmente las responsabilidades de un empleado clave, en caso de ausencia o emergencia. Estos sistemas de respaldo deben ser planificados y comunicados adecuadamente para garantizar una transición fluida y sin problemas.

6. Evaluar y ajustar continuamente

La reducción de la dependencia de personas en una organización es un proceso continuo. Es esencial evaluar regularmente las estrategias implementadas y ajustarlas según sea necesario. Esto puede implicar identificar nuevas áreas de dependencia, actualizar la documentación de procesos o brindar oportunidades de capacitación adicional. Al estar siempre atentos a los cambios y desafíos que surjan, la organización podrá mantenerse ágil y preparada para cualquier situación.

En conclusión, la dependencia de personas en las organizaciones puede ser una vulnerabilidad significativa si no se gestiona adecuadamente. Al identificar áreas de dependencia, documentar procesos, capacitar y desarrollar habilidades, fomentar la colaboración, implementar sistemas de respaldo y realizar evaluaciones continuas, las organizaciones pueden reducir su dependencia de personas clave y asegurar un funcionamiento más sólido y resiliente. ¡No dejes que la dependencia te detenga, toma medidas para garantizar la continuidad y el éxito de tu organización!

Deja un comentario