Curva de Greiner: marco de capacidad de gestión

En el ámbito de la gestión empresarial, contar con una herramienta que permita evaluar la capacidad de una organización es fundamental para su crecimiento y éxito. Una de las herramientas más utilizadas y reconocidas en este sentido es la Curva de Greiner. En este artículo, exploraremos en qué consiste esta curva y cómo puede ser empleada como un marco efectivo para la gestión de cualquier empresa. Descubre cómo esta herramienta puede ayudarte a identificar los puntos de inflexión en el crecimiento de tu organización y tomar decisiones estratégicas clave para conseguir el éxito sostenible.

La curva de Greiner describe las fases por las que pasan las organizaciones a medida que crecen. Por lo general, las organizaciones requieren diferentes capacidades de gestión según su etapa de crecimiento. Cada etapa de crecimiento comprende un período de crecimiento relativamente estable. Por lo general, esto tranquilo período es seguido por un etapa de crisis cuando se necesita un cambio organizacional importante. Larry E. Greiner propuso este modelo en 1972 con cinco fases de crecimiento. Más tarde, añadió otra fase – soluciones extraorganizacionales – como el 6th fase. Este marco ayuda a comprender por qué y cómo se deben implementar diferentes estilos de gestión, estructuras organizativas y métodos de coordinación.

Curva de Greiner: marco de capacidad de gestión

Las distintas etapas de la curva de Greiner son:

Etapa 1: Concepto/prueba

Antes de lanzar una empresa, se somete a algún tipo de concepción y planificación. Esto puede implicar una prueba de mercado o administrar el negocio como una operación a tiempo parcial, antes de que el propietario dependa completamente de él. El pensamiento creativo, la recopilación de información y la creación de redes son actividades clave en esta etapa.

Etapa 2: Etapa de desarrollo/aborto

Una vez lanzado el negocio, éste se desarrolla hasta alcanzar un tamaño viable o se cancela en una etapa temprana. Esto depende de si un número suficiente de clientes adopta el producto/servicio. Por tanto, la actividad clave es el marketing vinculado a la gestión del flujo de caja. Normalmente, un empresario individual gestiona la empresa por su cuenta. Esta es una etapa particularmente vulnerable para una empresa, ya que las estadísticas indican que son las empresas más pequeñas y más jóvenes las que tienen las tasas más altas de cierre.

Etapa 3: Etapa de crecimiento/decadencia

Algunas empresas que se han convertido en una entidad viable en el mercado continúan su crecimiento rápidamente o, en algunos casos, de manera más constante. Tal crecimiento puede generar tensiones en la estructura interna de la empresa. La gestión de procesos internos y personas son a menudo las funciones críticas. El estilo de gestión empresarial unipersonal puede resultar inadecuado para sostener plenamente el crecimiento. Una división de las tareas gerenciales, la contratación de gerentes no propietarios y el desarrollo de un equipo funcionalmente organizado son a menudo requisitos previos para que una empresa atraviese esta fase, sin la cual podría tener dificultades y cerrar.

Etapa 4: Madurez

La mayoría de las empresas que sobreviven pasan por un período de estabilidad, cuando el crecimiento se estanca y la empresa madura. En esta etapa puede perder su estructura simple de toma de decisiones centralizada, utilizar procesos comerciales más sofisticados y tornarse más burocrático en sus procedimientos. En otras palabras, adquiere algunas de las características de una organización más grande.

Etapa 5: Recrecimiento/disminución

Una vez que una empresa se ha establecido en el mercado con una ventaja competitiva sobre sus rivales, es posible que haya ganancias o inversiones externas disponibles para explotar aún más el modelo de negocios exitoso. La llamada “hipótesis de la curva S” sugiere que dicha inversión puede desencadenar un segundo período de crecimiento. Sin este nuevo período de crecimiento, la etapa de madurez puede convertirse en estancamiento y declive, a medida que se intensifica la competencia de los rivales existentes o de los nuevos participantes en el mercado.

Fases de crecimiento

Según Greiner, las seis fases del crecimiento son:

  1. Crecimiento a través de la creatividad: Enfocados en la creación de nuevos productos y servicios. Cuando todavía se está en un equipo pequeño, las discusiones sobre visión, proyectos futuros, etc. pueden llevarse a cabo de manera informal. A medida que la empresa crece, se hace más fuerte la necesidad de un enfoque más profesional. Esta fase a menudo conduce a una crisis de liderazgo.
  2. Crecimiento a través de la dirección: Con la nueva administración, hay más claridad sobre las metas y objetivos, lo que a menudo conducirá a un mayor crecimiento. Este crecimiento podría conducir a una crisis de autonomía que requiera una estructura y jerarquía claras.
  3. Crecimiento a través de la delegación: Los gerentes de nivel medio que buscan oportunidades en sus mercados y la alta dirección que asume un papel estratégico más amplio caracterizan esta fase. A los gerentes de la fase 1, que primero trabajaron de manera muy directa, les puede resultar difícil abandonar los proyectos. Podría sobrevenir una crisis de control que exigiría un enfoque más sofisticado.
  4. Crecimiento a través de la coordinación y el seguimiento: Un mejor sistema de seguimiento y coordinación garantiza un mayor crecimiento de la organización. Sin embargo, al final, la complejidad de estos sistemas podría conducir a una crisis del grifo rojo.
  5. Crecimiento a través de la colaboración: Para ganar más flexibilidad en la organización, la organización elige un enfoque más orientado a proyectos. Esta fase dará un impulso inicial tanto a la productividad como al crecimiento, pero tiene una gran posibilidad de terminar en una crisis de crecimiento interno, en la que debemos reconocer que es mejor aprovechar ciertas oportunidades fuera de la empresa.
  6. Crecimiento a través de Alianzas: La última fase añadida por Greiner reconoce el hecho de que, en cierto punto, las organizaciones tendrán que trabajar juntas para alcanzar sus respectivos objetivos.

Posicionamiento

Si su objetivo es ser una organización creativa y flexible, la mejor manera es permanecer en la fase 1 y limitar la cantidad de personas que contrata. Es perfectamente posible permanecer en la fase 1, evitar la crisis de liderazgo y ampliar su colaboración. De esta manera podrás diseñar tu organización sin necesidad de crecer en cada fase y crisis.

Si se encuentra en un entorno de empresa a empresa (B2B), conocer este modelo puede ayudarle a definir lo que necesitan sus clientes. Cada crisis requerirá un enfoque diferente con diferentes herramientas. Analizar la escala de su cliente puede ayudarle a encontrar mejores soluciones personalizadas.

Think Insights (1 de octubre de 2023) Curva de Greiner: marco de capacidad de gestión. Obtenido de https://thinkinsights.net/strategy/greiner-curve/.
Curva de Greiner – Marco de capacidad de gestión.” Think Insights – 1 de octubre de 2023, https://thinkinsights.net/strategy/greiner-curve/
Piensa en ideas 17 de octubre de 2017 Curva de Greiner – Marco de capacidad de gestión.visto el 1 de octubre de 2023,<https://thinkinsights.net/strategy/greiner-curve/>
Piensa en ideas – Curva de Greiner – Marco de capacidad de gestión. [Internet]. [Accessed October 1, 2023]. Disponible de: https://thinkinsights.net/strategy/greiner-curve/
Curva de Greiner – Marco de capacidad de gestión.” Think Insights – Consultado el 1 de octubre de 2023. https://thinkinsights.net/strategy/greiner-curve/
Curva de Greiner – Marco de capacidad de gestión.” Piensa en ideas [Online]. Disponible: https://thinkinsights.net/strategy/greiner-curve/. [Accessed: October 1, 2023]

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Curva de Greiner: Marco de Capacidad de Gestión – Preguntas Frecuentes

Curva de Greiner: Marco de Capacidad de Gestión – Preguntas Frecuentes

La curva de Greiner es un marco de capacidad de gestión que describe cómo evoluciona una empresa a lo largo del tiempo y cómo enfrentar los desafíos en cada etapa de crecimiento. En este artículo, damos respuesta a algunas de las preguntas frecuentes sobre este modelo.

1. ¿Qué es la curva de Greiner?

La curva de Greiner es un modelo propuesto por Larry E. Greiner en 1972 para comprender los problemas y desafíos a los que se enfrentan las organizaciones en diferentes etapas de crecimiento. Proporciona una estructura para que los líderes comprendan las crisis de crecimiento y tomen medidas adecuadas para superarlas.

2. ¿Cuáles son las etapas de la curva de Greiner?

La curva de Greiner describe cinco etapas de crecimiento que una empresa puede experimentar:

  1. Crecimiento por creatividad: Esta etapa se caracteriza por la innovación y la creatividad desenfrenada. Las empresas a menudo tienen pocos empleados y una comunicación fluida.
  2. Crecimiento por dirección: En esta etapa, la empresa necesita un liderazgo más sólido y estructuras de gestión más organizadas para mantener el crecimiento.
  3. Crecimiento por delegación: A medida que la empresa sigue creciendo, se necesitan equipos y se delegan responsabilidades. La comunicación entre departamentos se vuelve crucial.
  4. Crecimiento por coordinación: En esta etapa, la empresa debe enfrentar los desafíos de la coordinación y la integración de funciones. La estructura y los procesos organizativos son clave.
  5. Crecimiento por colaboración: Esta última etapa se trata de promover la colaboración y la sinergia en toda la organización para mantener el crecimiento sostenible.

3. ¿Qué crisis se relacionan con cada etapa de crecimiento?

Cada etapa de crecimiento en la curva de Greiner está asociada con una crisis específica que las empresas deben superar. Estas crisis son puntos de inflexión que requieren cambios importantes en la estructura y la forma de gestionar la organización. Las crisis son las siguientes:

  1. Crisis de liderazgo: Ocurre cuando el fundador u líder creativo ya no puede manejar el crecimiento de la empresa y se vuelve ineficiente.
  2. Crisis de autonomía: Se produce cuando la organización se vuelve demasiado dependiente del liderazgo centralizado y la toma de decisiones se ralentiza.
  3. Crisis de control: A medida que se introducen equipos y se delegan responsabilidades, surge la necesidad de un control más efectivo sobre las operaciones.
  4. Crisis de red-tiempo: La necesidad de coordinación y comunicación efectiva entre departamentos y funciones se convierte en un desafío.
  5. Crisis de liderazgo colaborativo: El crecimiento continuo requiere la capacidad de colaborar y trabajar en equipo en toda la organización.

4. ¿Cómo superar las crisis de crecimiento según la curva de Greiner?

Para superar las diferentes crisis de crecimiento, las empresas pueden tomar diversas medidas, como:

  • Buscar liderazgo externo: Contratar líderes con experiencia en etapas posteriores de crecimiento para guiar la organización.
  • Implementar sistemas y procesos: Establecer estructuras y procesos más formales para mejorar la eficiencia y el control.
  • Promover la comunicación: Fomentar una cultura de comunicación abierta y fluida para facilitar la coordinación entre los departamentos.
  • Enfocarse en la colaboración: Fomentar la colaboración y el trabajo en equipo en todas las áreas de la organización.

¡Recuerda que la curva de Greiner no es una fórmula mágica, pero proporciona una guía útil para comprender y abordar los desafíos del crecimiento empresarial!


Deja un comentario