¡Cuida tu idioma!

¿Quieres mejorar tu forma de escribir y hablar en español? ¡Estás en el lugar indicado! En este artículo te daremos algunos consejos para cuidar tu idioma y evitar cometer errores comunes. El idioma es una herramienta poderosa que nos permite comunicarnos de manera efectiva y transmitir nuestras ideas de forma clara. Sin embargo, a veces podemos caer en malos hábitos que afectan la calidad de nuestra comunicación. ¡No te preocupes! Aquí te enseñaremos cómo cuidar tu idioma y expresarte correctamente en cada ocasión. Así que, ¡sácale el máximo provecho a este artículo y descubre cómo convertirte en un maestro del español!

El año pasado hice un curso de introducción a la consejería. Pensé que la consejería consistía en dar consejos a las personas, pero no lo es; se trata principalmente de escuchar y utilizar ciertas técnicas para ayudar a extraer información de las personas para ayudarlas a resolver sus problemas por sí mismas.

Una de las técnicas de asesoramiento que aprendí se llama parafrasear: repetirle a un cliente partes de su historia. Esto ayuda a la otra persona a saber que se está escuchando su historia. Por ejemplo, si alguien le contó en detalle sobre un evento familiar que había sido estresante y sobre un comentario hiriente que alguien hizo, podría resumir diciendo: «El evento familiar fue estresante y el comentario hirió sus sentimientos». Esto le da a la persona la oportunidad de estar de acuerdo con lo que has dicho y seguir contándote más, o de aclarar lo que quiso decir si no lo entendiste correctamente.

Puede llevar esto más lejos reflejando a su cliente las mismas palabras que ella usó. Esto le muestra al cliente que usted está prestando mucha atención y que ha comprendido los sentimientos y emociones que experimenta al compartir su historia. Es como mostrarle un espejo a otra persona. Por ejemplo, si la persona te dice: «El evento familiar fue muy estresante. Me siento un inútil y un idiota», puedes reflejar esa información y hacerle una pregunta para tratar de obtener más información. Por ejemplo, «Dices que el evento fue estresante y que te sentiste inútil y como un idiota. ¿Por qué en particular te sentiste como un idiota?».

Otra forma en que descubrí cómo aprovechar al máximo una sesión de asesoramiento es adoptar el lenguaje corporal y el tono de voz adecuados. Debes estar atento a lo que hacen tus brazos y piernas y a tu expresión facial, para evitar influir inadvertidamente en la otra persona. Por ejemplo, cruzar los brazos puede dar la impresión de que no estás interesado en lo que tu cliente tiene que decir. O, si su voz es monótona, su cliente puede pensar que está aburrido y que no quiere estar allí.

Existen bastantes paralelismos entre lo que aprendí en el asesoramiento y el lenguaje limpio, una técnica de coaching que evolucionó a partir de la psicoterapia. El creador, David Grove, se dio cuenta de que muchos terapeutas influenciaban sutilmente lo que decían sus clientes durante sus sesiones utilizando sus propios pensamientos, suposiciones y metáforas. Grove observó que es importante evitar este tipo de lenguaje «sucio» porque afecta la toma de decisiones de los clientes y limita su capacidad para resolver problemas por sí mismos.

Por eso Grove creó su Lenguaje Limpio. El enfoque es sencillo. El interrogador debe mantener sus pensamientos, suposiciones y metáforas fuera de la conversación tanto como sea posible. Y, si la otra persona usa una metáfora para describir algo, el oyente debe usar una serie de preguntas para ayudarlo a comprender el significado de lo que dice el hablante. Otro aspecto del lenguaje limpio es imitar la entonación y el lenguaje corporal del hablante tanto como sea posible para ayudar a la persona a relajarse, abrirse y explorar sus pensamientos y sentimientos.

Aunque el Lenguaje Limpio se originó en la psicoterapia, existen muchos beneficios al utilizarlo en el lugar de trabajo. El artículo de hoy explora algunas de las formas en que puede comunicarse con mayor claridad y mejorar la autoconciencia y el desarrollo personal de su equipo al adoptar este enfoque.

Primero, la técnica ayuda a aumentar la autoconciencia de los miembros de su equipo. Reflejas su propio lenguaje y la repetición le permite detectar patrones y asociaciones en su pensamiento, lo que le ayuda a desarrollar nuevos conocimientos sobre sí mismo. Clean Language también le ayuda a establecer una buena relación con los miembros de su equipo. Cuando utilice el lenguaje del equipo, las personas se sentirán apoyadas, respetadas, escuchadas y motivadas para mejorar su situación.

El lenguaje limpio puede ser útil en sesiones de coaching o tutoría, ya que puede sacar a la superficie pensamientos y percepciones ocultos o subconscientes; y esto permite a los miembros del equipo desarrollar una mayor conciencia de sí mismos. Pero puede aplicar este enfoque en varios entornos; por ejemplo, puede utilizarlo durante las entrevistas de contratación para investigar más profundamente las respuestas de los candidatos a sus preguntas y obtener más información. También es útil para resolver conflictos, ya que puede ayudar a ambas partes a comprender la situación con mayor claridad.

Pregunta: ¿Cómo crees que Clean Language podría beneficiar a tu equipo? ¡Comparte tus ideas a continuación!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





¡Cuida tu idioma! – Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes sobre el cuidado del idioma

1. ¿Por qué es importante cuidar nuestro idioma?

El idioma es una herramienta fundamental para la comunicación y expresión de ideas. Cuidar nuestro idioma nos ayuda a transmitir nuestros pensamientos con claridad, evitar malentendidos y mejorar nuestras habilidades de comunicación en general.

2. ¿Cuáles son las consecuencias de no cuidar nuestro idioma?

El descuido del idioma puede conducir a confusiones, ambigüedades y falta de precisión en nuestras expresiones. Además, un mal uso del idioma puede generar una mala imagen personal o profesional y afectar nuestra capacidad para transmitir eficazmente nuestro mensaje.

3. ¿Cómo puedo mejorar mi uso del idioma?

Existen varias formas de mejorar el uso de nuestro idioma:

  1. Lee y escucha con regularidad: Leer libros, revistas y periódicos, y escuchar programas de radio y podcasts en el idioma que deseas mejorar te ayudará a familiarizarte con las estructuras gramaticales, vocabulario y expresiones.
  2. Practica la escritura: Escribe diariamente, ya sea un diario personal, un blog o participando en foros y redes sociales. La práctica constante te permitirá afinar tus habilidades de escritura y aprender de tus errores.
  3. Interactúa con hablantes nativos: Busca oportunidades para conversar con personas nativas del idioma que deseas mejorar. Esto te brindará una exposición más auténtica y te ayudará a mejorar tu pronunciación y comprensión oral.

4. ¿Existen recursos en línea para mejorar el cuidado del idioma?

Sí, hay diversos recursos en línea que pueden ser de gran ayuda. Algunos ejemplos incluyen:

  • Portales de referencia y consulta lingüística, como la Real Academia Española.
  • Páginas web y blogs dedicados a la gramática y el uso correcto del idioma.
  • Aplicaciones móviles que ofrecen ejercicios y lecciones interactivas.

5. ¿Qué debería hacer si tengo dudas sobre el uso correcto del idioma?

Si tienes dudas sobre cómo utilizar correctamente alguna palabra, expresión o regla gramatical, puedes consultar fuentes confiables como diccionarios, manuales de estilo y guías gramaticales. Además, puedes recurrir a comunidades en línea o foros especializados donde expertos y aficionados comparten y responden preguntas relacionadas con el idioma.

Recuerda que cuidar nuestro idioma es responsabilidad de todos, y hacerlo nos beneficia tanto a nivel personal como profesional. ¡Sigue aprendiendo y practicando para mejorar tus habilidades lingüísticas!


Deja un comentario