Continuidad del comportamiento de liderazgo

El liderazgo es un atributo esencial en cualquier organización, ya sea en el ámbito empresarial, político o social. Los líderes desempeñan un papel fundamental en la conducción de equipos y la toma de decisiones estratégicas. Sin embargo, ¿qué sucede cuando un líder experimenta cambios en su comportamiento? ¿Puede afectar la continuidad del liderazgo? En este artículo, exploraremos la importancia de la continuidad del comportamiento de liderazgo y su impacto en el éxito de una organización. Descubriremos cómo la coherencia en las acciones y actitudes de un líder pueden influir en la motivación del equipo y en la consecución de metas. ¡Acompáñanos en este viaje en busca de un liderazgo sólido y efectivo!


El continuo de liderazgo fue escrito originalmente en 1958 por Tannenbaum y Schmidt y posteriormente fue actualizado en el año 1973. Su trabajo sugiere un continuo de posibles comportamientos de liderazgo disponibles para un gerente y a lo largo del cual se pueden ubicar muchos estilos de liderazgo. El continuo presenta un rango de acción relacionado con el grado de autoridad utilizado por el gerente y con el área de libertad disponible para los no gerentes para tomar decisiones. Se ha representado una amplia gama de estilos de liderazgo en el continuo entre dos extremos: autocrático y libre (ver figura 1). El lado izquierdo muestra un estilo en el que un gerente mantiene el control y el lado derecho muestra la liberación del control. Sin embargo, ninguno de los extremos es absoluto y la autoridad y la libertad nunca están exentas de limitaciones.

El continuo de Tannenbaum y Schmidt puede relacionarse con la suposición de McGregor sobre la Teoría X y la Teoría Y. El liderazgo centrado en el jefe está hacia la teoría X y el liderazgo centrado en los subordinados está hacia la teoría Y.


Figura 1: Comportamiento de liderazgo continuo.
Continuidad del comportamiento de liderazgo

Un directivo se caracteriza según el grado de control que mantiene. Según este enfoque, se han identificado cuatro estilos principales de liderazgo:

  • Dice: El gerente identifica un problema, elige una decisión y la anuncia a sus subordinados. Los subordinados no son parte en el proceso de toma de decisiones y el gerente espera que implementen sus decisiones lo antes posible.
  • Vende: La decisión la elige únicamente el gerente, pero él comprende que habrá cierta resistencia por parte de quienes se enfrentan a la decisión y, por lo tanto, se esfuerza por persuadirlos para que la acepten.
  • Consultas: Aunque el gerente identifica el problema, no toma una decisión final. El problema se presenta a los subordinados y los subordinados sugieren las soluciones.
  • Uniones: El gerente define los límites dentro de los cuales los subordinados pueden tomar la decisión y luego toma la decisión final junto con los subordinados.

Según Tannenbaum y Schmidt, si uno tiene que elegir el estilo de liderazgo que es practicable y deseable, entonces su respuesta dependerá de los tres factores siguientes:

  • Fuerzas en el Manager: El comportamiento del líder está influenciado por su personalidad, antecedentes, conocimientos y experiencia. Estas fuerzas incluyen:
    1. Sistemas de valores
    2. Confianza en los subordinados
    3. inclinaciones de liderazgo
    4. Sentimientos de seguridad ante una situación incierta.
  • Fuerzas en el subordinado: La personalidad de los subordinados y sus expectativas del líder influyen en su comportamiento. Los factores incluyen:
    1. Disposición para asumir responsabilidad en la toma de decisiones.
    2. Grado de tolerancia a la ambigüedad
    3. Interés por el problema y sentimientos sobre su importancia.
    4. Fuerza de las necesidades de independencia
    5. Conocimiento y experiencia para afrontar el problema.
    6. Comprensión e identificación con los objetivos de la organización.

    Si estos factores son positivos, entonces el líder puede permitir más libertad al subordinado.

  • Fuerzas en la situación: Las situaciones ambientales y generales también afectan el comportamiento del líder. Estos incluyen factores como:
    1. Tipo de organización
    2. Efectividad del grupo
    3. Naturaleza del problema
    4. La presión del tiempo

Cuando los autores actualizaron su trabajo en 1973, sugirieron una nueva serie de patrones de comportamiento de liderazgo. En esto, el área total de libertad compartida entre directivos y no directivos se redefine constantemente por las interacciones entre ellos y las fuerzas ambientales. Este patrón era, sin embargo, más complejo en comparación con el anterior.

Conclusión

Según Tannenbaum y Schmidt, los líderes exitosos saben qué comportamiento es el más apropiado en un momento determinado. Dan forma a su comportamiento después de un análisis cuidadoso de sí mismos, de sus subordinados, de la organización y de los factores ambientales.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded






Preguntas frecuentes sobre la continuidad del comportamiento de liderazgo

Preguntas frecuentes sobre la continuidad del comportamiento de liderazgo

Cómo líderes, es importante entender cómo nuestro comportamiento afecta a los demás y cómo mantener la continuidad en nuestras acciones y decisiones. Aquí encontrará respuestas a algunas preguntas frecuentes relacionadas con la continuidad del comportamiento de liderazgo.

1. ¿Qué es la continuidad del comportamiento de liderazgo?

La continuidad del comportamiento de liderazgo se refiere a la consistencia en las acciones, decisiones y comportamiento general de un líder. Se trata de mantener una alineación entre las palabras y las acciones, y demostrar una integridad constante en el liderazgo.

2. ¿Por qué es importante la continuidad del comportamiento de liderazgo?

La continuidad del comportamiento de liderazgo es importante porque ayuda a establecer la confianza y credibilidad del líder. Cuando los seguidores ven que un líder actúa de manera coherente y predecible, se sienten más seguros en su liderazgo y son más propensos a seguir su dirección.

3. ¿Cuáles son algunos ejemplos de comportamiento incoherente en el liderazgo?

El comportamiento incoherente en el liderazgo puede manifestarse de varias maneras, como:

  1. No cumplir las promesas hechas a los seguidores
  2. Tomar decisiones contradictorias
  3. No seguir los valores establecidos
  4. No comunicar de manera clara las expectativas

4. ¿Cómo puedo mantener la continuidad en mi comportamiento de liderazgo?

Para mantener la continuidad en el comportamiento de liderazgo, considere seguir estos pasos:

  1. Defina claramente sus valores y principios de liderazgo
  2. Comunique de manera efectiva las expectativas a su equipo
  3. Haga un seguimiento regular de su desempeño y ajuste si es necesario
  4. Mantenga la transparencia en sus acciones y decisiones

Si desea obtener más información sobre la importancia del comportamiento coherente en el liderazgo, puede consultar el siguiente artículo: «El papel de la coherencia en el liderazgo».

5. ¿Qué desafíos puedo enfrentar al tratar de mantener la continuidad en mi comportamiento de liderazgo?

Algunos desafíos comunes al tratar de mantener la continuidad en el comportamiento de liderazgo incluyen:

  • La presión externa para cambiar o comprometer sus valores
  • Tener que tomar decisiones difíciles que pueden ser impopulares
  • Mantener la motivación y el enfoque durante tiempos de cambio y desafío
  • Equilibrar las necesidades del equipo con los objetivos organizacionales

Si desea obtener más consejos sobre cómo superar estos desafíos, puede leer este artículo: «Cómo mantener la continuidad del comportamiento de liderazgo en tiempos difíciles».

Conclusiones

La continuidad del comportamiento de liderazgo es fundamental para establecer la confianza y la credibilidad en un líder. Mantener la coherencia entre las palabras y las acciones, y actuar de manera predecible, ayuda a que los seguidores se sientan seguros y dispuestos a seguir su liderazgo.


Deja un comentario