Comunicación no verbal: las acciones hablan más que las palabras

La comunicación es una parte fundamental de nuestra vida cotidiana, pero no todo se limita a las palabras que pronunciamos. La forma en que nos movemos, los gestos que hacemos y las expresiones faciales que mostramos también transmiten mensajes poderosos. La comunicación no verbal es una herramienta poderosa que nos permite transmitir emociones, actitudes y intenciones sin decir una sola palabra. En este artículo, exploraremos el fascinante mundo de la comunicación no verbal y cómo nuestras acciones pueden hablar mucho más que nuestras palabras.


Escenario 1 – Estás sentado frente a un panel de entrevistas con los brazos cruzados. Hasta ahora no te han hecho ni una sola pregunta, sin embargo, tus brazos cruzados han hablado más que las palabras.

Consejo 1 – Nunca mantengas los brazos cruzados, especialmente durante reuniones formales uno a uno. Sugiere que no estás abierto a recibir comentarios y también podría sugerir que estás tratando de dominar la situación.

Escenario 2 – Estás dando una presentación a un grupo de 20 personas. Mantienes tu mirada fija en el centro de la clase/sala durante la presentación; tu mirada ha hablado más que tus palabras.

Consejo 2 – Su mirada a una persona no debe durar más de 4 a 5 segundos mientras realiza una presentación o se comunica con un grupo grande, a menos que se dirija a un individuo.

Los escenarios 1 y 2 demuestran claramente la importancia de la comunicación no verbal.

¿Qué es la comunicación no verbal?

Es la comunicación de sentimientos, emociones, actitudes y pensamientos a través de movimientos corporales/gestos/contacto visual, etc.

El Los componentes de la comunicación no verbal son:

  • Kinésica: Es el estudio de las expresiones faciales, posturas y gestos. ¿Sabías que mientras en Argentina levantar el puño en el aire con los nudillos apuntando hacia afuera expresa victoria, en el Líbano levantar el puño cerrado se considera de mala educación?
  • Oculésicos: Es el estudio del papel del contacto visual en la comunicación no verbal. ¿Sabías que en los primeros 90 segundos – 4 minutos decides si estás interesado en alguien o no? Los estudios revelan que el 50% de esta primera impresión proviene de la comunicación no verbal que incluye la óptica. Sólo el 7% proviene de palabras, es decir, de lo que realmente decimos.
  • Hápticos: Es el estudio del tacto. ¿Sabías que el nivel aceptable de contacto físico varía de una cultura a otra? En Tailandia, tocar la cabeza de alguien puede considerarse de mala educación.
  • Proxémica: Es el estudio de la distancia mensurable entre las personas mientras interactúan. ¿Sabía que la cantidad de espacio personal al tener una conversación informal debe variar entre 18 pulgadas y 4 pies, mientras que la distancia personal necesaria al hablar ante una multitud de personas debe ser de entre 10 y 12 pies?
  • Cronémica: Es el estudio del uso del tiempo en la comunicación no verbal. ¿Ha observado alguna vez que, si bien un empleado no se preocupará por llegar unos minutos tarde para encontrarse con un colega, un gerente que tiene una reunión con el director ejecutivo, una llegada tarde se considerará una señal no verbal de que no da la información adecuada? respeto a su superior?
  • Paralingüística: Es el estudio de variaciones en tono, velocidad, volumen y pausas para transmitir significado. Curiosamente, cuando el orador está haciendo una presentación y busca una respuesta, hace una pausa. Sin embargo, cuando no se desea respuesta, hablará más rápido con una pausa mínima.
  • Apariencia física: Tu apariencia física siempre contribuye a cómo te percibe la gente. El pelo bien peinado, la ropa planchada y una sonrisa alegre siempre tendrán más peso que las palabras.

Recuerde, “lo que decimos” es menos importante que “cómo lo decimos”, ya que las palabras son sólo el 7% de nuestra comunicación. Comprenda y disfrute la comunicación no verbal, ya que ayuda a formar mejores primeras impresiones. ¡Buena suerte!



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Comunicación no verbal: las acciones hablan más que las palabras

La comunicación no verbal es una forma de transmitir y recibir mensajes sin utilizar palabras. A través de gestos, expresiones faciales, posturas corporales y movimientos, las personas pueden comunicar emociones, actitudes e intenciones.

¿Qué es la comunicación no verbal?

La comunicación no verbal es un componente crucial en nuestra vida diaria. A menudo, las acciones hablan más que las palabras. Puede complementar o contradecir el lenguaje verbal, revelando lo que realmente sentimos o pensamos. Es una herramienta poderosa para entender a los demás y ser entendidos.

La comunicación no verbal abarca diferentes aspectos, como el lenguaje corporal, los gestos, las expresiones faciales, la proxémica (uso del espacio personal), el contacto visual y la paralingüística (volumen, tono y velocidad del habla).

Importancia de la comunicación no verbal

La comunicación no verbal juega un papel fundamental en nuestras interacciones cotidianas. A menudo, las personas confían más en las señales no verbales que en las palabras que se dicen. Por ejemplo, cuando alguien dice «estoy bien» con una voz entrecortada y una mirada triste, es probable que no esté realmente bien. Lo importante es estar atentos a estas señales y comprender su significado.

Además, la comunicación no verbal también puede ayudarnos a transmitir nuestros mensajes de manera más efectiva. Si queremos demostrar confianza en una presentación, debemos mantener una postura erguida, establecer contacto visual con la audiencia y expresarnos con gestos seguros y decididos. Estos elementos refuerzan el mensaje que queremos transmitir.

¿Cómo interpretar la comunicación no verbal?

La interpretación de la comunicación no verbal es una habilidad que se puede desarrollar con la práctica y la observación consciente. Algunos consejos para interpretar la comunicación no verbal incluyen:

  1. Prestar atención a las expresiones faciales: los ojos, la boca y los gestos faciales pueden revelar mucho sobre las emociones de una persona.
  2. Observar el lenguaje corporal: la postura, los movimientos y la posición de los brazos y las piernas pueden reflejar el estado de ánimo o las intenciones de alguien.
  3. Escuchar la paralingüística: el tono, la velocidad y el volumen del habla pueden aportar información adicional sobre el mensaje que se está transmitiendo.
  4. Interpretar la proxémica: la distancia que mantenemos con los demás puede indicar la relación que tenemos con ellos o la comodidad que sentimos en una situación determinada.

Es importante recordar que la comunicación no verbal puede variar según la cultura y el contexto. Al interpretar los gestos y las expresiones de los demás, es recomendable tener en cuenta estos factores para evitar malentendidos.

En resumen, la comunicación no verbal es una herramienta poderosa en nuestras interacciones diarias. A través de gestos y acciones, podemos transmitir emociones, actitudes e intenciones sin decir una palabra. Prestar atención a estos aspectos nos permite comprender mejor a los demás y expresarnos de manera más efectiva.

Deja un comentario