Cómo superar las creencias negativas

¿Alguna vez te has sentido atrapado en un ciclo de pensamientos negativos que te impide disfrutar de la vida al máximo? Todos hemos experimentado ese sentimiento en algún momento u otro. Pero ¡no te preocupes! Este artículo te mostrará cómo superar esas creencias negativas y encontrar la felicidad que te mereces. Descubre las herramientas y técnicas más efectivas para cambiar tu mentalidad y transformar tu vida. ¡Prepárate para dejar atrás las creencias limitantes y conquistar tus metas!

Todos tenemos creencias. Una confianza, una fe o una seguridad de que algo es verdad. Nuestras creencias individuales juegan un papel enorme en cómo vemos e interpretamos el mundo que nos rodea y nuestro propio lugar en él. Las creencias que tenemos nos dan un cuadro de mando con el que podemos medir todo en nuestras vidas. Quizás ya entiendas por qué es importante superar las creencias negativas, pero si no, sigue leyendo…

Cómo surgen las creencias negativas

Antes de que podamos empezar a superar las creencias negativas, debemos comprender cómo adquirimos esas creencias en primer lugar. Las creencias pueden surgir de dos maneras. En primer lugar, pueden formarse lógicamente como resultado de deducciones a partir de observaciones. En segundo lugar, pueden formarse cuando experimentamos emociones poderosas que parecen respaldadas por la lógica; por ejemplo, quizás reprobamos un examen de matemáticas cuando éramos pequeños y poco después uno de nuestros padres nos dijo que no éramos buenos en matemáticas.

Desde este principio, las creencias quedan arraigadas en nuestro cerebro debido a la exposición repetida a situaciones que demuestran su veracidad. Una vez establecidas en nuestro cerebro, las creencias se aceptan como un hecho y rara vez, o nunca, se cuestionan.

Vivir con creencias

Una vez que sus creencias estén establecidas, todo lo que piense y sienta se ajustará para que esté de acuerdo con sus creencias. Toda nuestra realidad tal como la experimentamos es una creación de nuestro sistema de creencias. Esto puede explicar por qué dos personas aparentemente idénticas pueden experimentar el mundo de manera tan diferente. Mientras que una persona puede estar feliz de haber logrado tanto en su carrera, otra que se encuentre exactamente en la misma posición podría resentirse por haber logrado tan poco.

Además de ayudarnos a darle sentido al mundo, las creencias también nos brindan un marco para comprender lo que es posible lograr. Henry Ford lo expresó así:

“SI CREES QUE PUEDES O PIENSAS QUE NO PUEDES. TIENES RAZÓN.”

Debido a que las creencias son el núcleo mismo de quién eres, influyen en todos los aspectos de tu vida. Las creencias influyen en si tomas una buena o mala decisión, si eliges comer bien, si aprovechas la oportunidad de hacer una presentación o huyes de ella. Las creencias incluso determinan cómo te sientes acerca de ti mismo y las etiquetas que te pones.

Cómo superar las creencias negativas

En>

Algunas de nuestras creencias no nos sirven. Quizás se formaron hace muchos años durante la infancia (como el ejemplo del examen reprobado de matemáticas que se dio arriba). Es posible que nos hayan ayudado durante la infancia, pero hoy ya no son relevantes y nos están frenando. Estas creencias se llaman creencias negativas. Limitan y empobrecen nuestras vidas.

Cómo identificar creencias negativas

Para ayudarte a identificar tus creencias limitantes puedes hacerte las siguientes preguntas:

  • Haz una lista de en qué eres bueno. Ahora haz una lista de aquello en lo que no eres bueno. ¿Por qué no eres bueno en cada uno de estos?
  • ¿Hay alguna actividad que sabes que deberías hacer pero no lo has hecho? ¿Una actividad que has estado postergando por algún motivo?
  • ¿Cuál es tu actividad laboral menos favorita?
  • ¿Qué área de tu vida te está frenando? ¿Por qué no has hecho ya algo en esta área?
  • Cuando conoces gente nueva a nivel profesional, ¿qué aspecto de ti mismo, de tus antecedentes o de tu personalidad intentas ocultar?
  • ¿En qué áreas evitas ayudar a los demás?

Escriba su respuesta a cada pregunta y por qué cree que este es el caso.

Otra forma de identificar las creencias limitantes es escuchar el monólogo interno que tiene lugar en tu cabeza. Esas pequeñas frases y oraciones que te dices mentalmente a medida que avanzas en tu día y te encuentras con situaciones.

La mayoría de las personas no son conscientes de que están hablando solas a medida que avanzan su día. Es fascinante escuchar lo que nos decimos a nosotros mismos. ¿Por qué no intentarlo durante el resto del día? En particular, busca frases en tu cabeza que comiencen con:

  • No lo hago – por ejemplo, “no hago deporte” o “no merezco tener éxito”.
  • No puedo – por ejemplo, “No puedo hacer matemáticas” o “No puedo cantar”.
  • Yo soy – por ejemplo, la creencia “soy inteligente” podría llevarnos a concluir que “no soy muy bueno en las cosas prácticas”. Otras creencias negativas pueden ser “soy un desastre en las entrevistas de trabajo”, o “no tengo éxito”, o incluso “soy estúpido”.

Hay muchas más formas en las que las creencias limitantes también se hacen visibles dentro de nuestro monólogo interno. Mantenga su mente abierta para captar estos pensamientos a medida que ocurren. Pronto te volverás muy experto en detectar rápidamente estos pensamientos negativos tan pronto como aparezcan.

Espero que quede claro cómo pensamientos como los que se dan en los ejemplos anteriores realmente pueden afectar la calidad de su vida y su carrera.

Proceso para superar las creencias negativas

Ahora que entendemos qué son las creencias negativas y cómo detectarlas, veamos un proceso sencillo de cuatro pasos para superarlas.

Paso 1: aislar una creencia

El primer paso del proceso es aislar una única creencia que desee modificar. Elija una creencia que esté limitando su crecimiento y felicidad. ¿Quizás no crees que eres inteligente? ¿Quizás no crees que eres lo suficientemente bueno? ¿Quizás no crees que puedas hacer una presentación? Elija solo uno y escríbalo.

Paso 2: comprender el beneficio de esta creencia

En este paso, desea comprender exactamente cómo se beneficia al aferrarse a esta creencia. Pregúntese:

  • ¿Cuál es el beneficio para mí de esta creencia?
  • ¿Qué precio he pagado ya por creer esto?
  • ¿Qué precio pagaré en el futuro si sigo creyendo en esta creencia?
  • ¿Cómo llegué a esta creencia?

Anota todas las respuestas que se te ocurran. Si la creencia no aporta ningún beneficio y desea reemplazarla con una creencia más empoderadora, pase al siguiente paso.

Paso 3: socavar la creencia

Busque ejemplos de su vida en los que la creencia no fuera cierta. Quizás alguna vez te fue bien en un examen de matemáticas, o quizás alguna vez hiciste una presentación que no fue terrible. Aquí buscamos evidencia que nos ayude a creer que la creencia no siempre es absolutamente cierta.

Reúna tanta evidencia como pueda antes de pasar al siguiente paso.

Paso 4: construye una nueva creencia

Ahora que estamos empezando a ver que la vieja creencia puede no ser cierta en todas las circunstancias, hemos creado el espacio que nos permitirá crear una creencia nueva y más empoderadora. Pero decidir crear la creencia “Soy genial en las presentaciones” no es suficiente, necesitamos evidencia genuina para que nuestro cerebro lo crea.

Piense en formas en las que puede empezar a acumular evidencia para reforzar su nueva creencia.

  • Si no te gusta hablar en público, tal vez puedas comenzar dando un discurso a tu pareja o tal vez unirte a un club Toastmasters local donde puedas practicar en un ambiente seguro.
  • Si no te gustan los números, tal vez puedas tomar un curso o dedicar 10 minutos a aprender algo nuevo de matemáticas todos los días.

Si comienzas comparando dónde estás, muy pronto comenzarás a ver un progreso real. La clave es reforzar regular y repetidamente su nueva creencia.

Al desarrollar lentamente la fuerza de su nueva creencia, sus resultados comenzarán a mejorar. Estar atento a estos resultados mejorados ayudará aún más a reforzar su creencia y crear resultados aún mejores, creando un círculo virtuoso de mejores resultados y creencia.

Entonces, en nuestro ejemplo de que no nos gustan las presentaciones, una vez que tengamos algunas presentaciones en nuestro haber, podríamos dejar de estar absolutamente aterrorizados y comenzar a pensar en nuestro desempeño: cómo usar el lenguaje corporal, cómo usar las pausas de manera efectiva, etc. se ha alejado del fondo. A medida que nuestra habilidad mejora aún más, es posible que nos empiece a gustar hacer presentaciones. ¡Con el tiempo podríamos llegar a creer que somos excelentes en las presentaciones!

Cómo superar las creencias negativas

Si>

Resumen de cómo superar las creencias negativas

Una conclusión clave de este artículo es recordar que al mejorar sus creencias aumentará tanto sus habilidades como su resiliencia. Una mayor resiliencia lo convertirá en un mejor líder, menos propenso a sufrir estrés y más propenso a recuperarse de los inevitables reveses y decepciones que ocurren en el camino hacia el logro de sus objetivos.

Este artículo sirve como una introducción muy básica para comprender cómo superar las creencias negativas. Si cree que esta es un área que lo está frenando, existen muchos libros dedicados al tema. Dos de los libros que recomendaría son The New Psycho-Cybernetics del Dr. Maxwell Maltz y Mind Over Mood: Change How You Feel by Changing The Way You Think, de Dennis Greenberger y Christine A. Padesky.

Credito de imagen: Asoka GM

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Cómo superar las creencias negativas – Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes sobre cómo superar las creencias negativas

En este artículo, abordaremos algunas de las preguntas más frecuentes relacionadas con el tema de cómo superar las creencias negativas. Descubriremos estrategias efectivas para dejar atrás pensamientos negativos y liberarnos del impacto que tienen en nuestras vidas. ¡Vamos a empezar!

1. ¿Qué son las creencias negativas?

Las creencias negativas son ideas arraigadas en nuestra mente que nos limitan y nos impiden alcanzar nuestro máximo potencial. Estas creencias pueden ser sobre nosotros mismos, los demás o el mundo que nos rodea.

Para obtener más información sobre cómo identificar y superar las creencias negativas, consulta el siguiente enlace externo.

2. ¿Cómo afectan las creencias negativas a nuestra vida?

Las creencias negativas pueden tener un impacto significativo en nuestra vida diaria. Pueden limitar nuestro crecimiento personal, socavar nuestra confianza y generar pensamientos y emociones negativas. Estas creencias pueden convertirse en obstáculos que nos impiden alcanzar nuestros objetivos y vivir una vida plena y satisfactoria.

Si deseas profundizar en cómo las creencias negativas afectan nuestra vida, te recomendamos leer el siguiente artículo.

3. ¿Cuáles son las estrategias efectivas para superar las creencias negativas?

Existen diversas estrategias que podemos utilizar para superar las creencias negativas. Aquí hay algunas que puedes probar:

  1. Desafía tus creencias: Cuestiona tus creencias negativas y busca pruebas que las contradigan. Pregúntate si estas creencias son realmente útiles o si hay otra forma de ver las cosas.
  2. Practica la atención plena: La atención plena nos ayuda a estar presentes en el momento y a no dejarnos llevar por pensamientos negativos. Dedica tiempo a la meditación y la relajación para cultivar una mentalidad más positiva.
  3. Busca apoyo: Habla con amigos, familiares o un profesional de la salud mental que te brinde apoyo y guía en tu proceso de superación de creencias negativas.
  4. Visualiza el éxito: Imagina cómo sería tu vida si no estuvieras limitado por tus creencias negativas. Visualízate alcanzando tus metas y sintiendo confianza en ti mismo.

Para obtener más consejos sobre cómo superar las creencias negativas, puedes leer este artículo externo.

4. ¿Cuánto tiempo llevará superar las creencias negativas?

El tiempo necesario para superar las creencias negativas varía de persona a persona. No hay una respuesta única, ya que cada individuo tiene su propio proceso de desarrollo personal. Es importante ser paciente contigo mismo y estar comprometido con el trabajo necesario para cambiar estas creencias limitantes.

Este artículo externo brinda más información sobre el tiempo que puede tomar cambiar un sistema de creencias.

Conclusión

Superar las creencias negativas es un proceso desafiante pero gratificante que nos permite liberarnos de limitaciones y vivir una vida más plena. Al cuestionar nuestras creencias, practicar la atención plena, buscar apoyo y visualizar el éxito, podemos cambiar nuestra mentalidad y alcanzar nuestro máximo potencial.

Recuerda que cada persona es única y el tiempo necesario para superar estas creencias puede variar. ¡Sé amable contigo mismo, sigue adelante y trabaja en tu desarrollo personal!


Deja un comentario