Cómo ser un (real) aliado antirracista

En un mundo cada vez más diverso y globalizado, la lucha contra el racismo se vuelve más crucial que nunca. Ser un verdadero aliado antirracista implica más que simplemente mostrar simpatía hacia las víctimas de discriminación racial. Se trata de educarse y actuar de manera consciente y comprometida para combatir activamente este problema arraigado en nuestra sociedad. En este artículo, exploraremos cómo puedes convertirte en un auténtico aliado antirracista y contribuir a construir un futuro más igualitario y justo para todos.

En un blog reciente, recomendamos cuatro libros para ayudarle a aprender sobre la historia y las experiencias de los negros. Pero el cambio positivo depende de la acción, y el tema de este año para el Mes de la Historia Afroamericana en el Reino Unido es «cambiar, no palabras». Por eso necesitamos hacer más que leer para volvernos antirracistas.

El antirracismo es algo más que simplemente ser no racista. Se trata de luchar activamente contra el racismo. Esto puede parecer desalentador, pero hay muchas cosas que puedes hacer. Aquí, exploramos algunas estrategias para ayudarlo a luchar activamente contra el racismo.

Evite la alianza performativa

¿Has visto alguna vez un vídeo viral de alguien haciendo algo superficialmente generoso por una persona sin hogar? ¿O tal vez has visto una publicación triste en LinkedIn de un gerente, molesto porque tuvo que despedir a parte de su fuerza laboral? Es casi seguro que has visto a personas cambiar sus fotos de perfil en las redes sociales o publicar mensajes de apoyo a causas en las que creen, como publicar un cuadrado negro en 2020.

Todos estos podrían considerarse ejemplos de alianza performativa, donde el apoyo a alguien o algo se «realiza», en lugar de ser algo realmente útil. Y aunque estas acciones a veces hacer ayudar a la persona o comunidad marginada, el objetivo principal es hacer que el aliado se vea o se sienta bien.

Autor Nova Reid Destaca por qué no todos los actos de alianza son auténticos. Ella dice: «Hay un deseo impulsivo de arreglar, de ser el héroe de la historia, de intervenir y rescatar y, para algunos, también proviene de un lugar de superioridad y/o un deseo de ser perdonados».

Entonces, si estás pensando en todas las formas en que puedes demostrar una buena alianza para los me gusta en las redes sociales, piénsalo de nuevo. Ser antirracista no es una tendencia en TikTok. En cambio, en palabras de Nova, «un buen aliado es una persona que defiende y trabaja junto a la comunidad negra, que eleva a las comunidades hacia un objetivo común compartido».

RESISTIR el racismo

El «método RESIST» destaca los pasos que usted puede seguir para desempeñar su papel. Su creador, Claudia Crawleyasesor profesional negro y consultor antirracista, explica cómo aplicarlo:

«Reconocer. El racismo existe. Reconocer y reconocer esto es el primer paso en la lucha antirracista.
Educar. Edúcate tu mismo. Hay muchos libros, vídeos y artículos que te ayudarán a empezar y a mantenerte ocupado aprendiendo. Luego, eduque a los demás: familiares, amigos y compañeros de trabajo.
Apoyo. Amplifique las voces negras y marrones donde pueda y apoye también a otros aliados. Recuerda que tú también necesitas apoyo. Así que obtenga el apoyo de otros aliados. Es una lucha dura y es imposible afrontarla solo sin apoyo.
Interrumpir. ¡Si ves un comportamiento racista, interrumpelo! Interrumpe también tu propio comportamiento si te critican por expresar prejuicios, prejuicios o microagresiones inconscientes. Esto significa aceptar cuando cometes un error, disculparte y buscar aprender de la experiencia.
Lugar. Mire a su alrededor y observe quién está en su lugar de trabajo. ¿En qué niveles se basan? ¿La totalidad de su equipo de liderazgo es blanca? ¡Habla si no está bien!
Hablar. Conversa con tus amigos, familiares y compañeros de trabajo sobre el racismo. Normalizar las charlas sobre racismo y antirracismo en el ámbito laboral. Hablar con organizaciones que están haciendo las cosas bien y aprender de ellas. Habla también con tus hijos y saca el tabú del racismo como tema. ¡Siéntete cómodo estando incómodo!»

Cómo interrumpir el racismo

El racismo no siempre parece un ataque violento. A menudo, se presenta en forma de microagresiones cotidianas.

No molestarse en aprender a pronunciar el nombre de alguien, comparando a dos personas negras que no se parecen en nada o tocar el cabello de una persona negra son ejemplos comunes. Individualmente, pueden no parecer gran cosa, pero con el tiempo desgastan a la persona, como una tortura por goteo. Por eso es importante que hagamos todo lo posible para detener y corregir este comportamiento cada vez que lo veamos.

Puede ser estresante interrumpir las microagresiones, pero hay formas de ayudar a calmar la situación de forma segura.

En muchos casos, es posible que la persona que comete una microagresión no sea consciente de que está causando daño. Es importante abordarlo con delicadeza y con la mente abierta. Intentar reprocharles sólo podría empeorar las cosas si se ponen a la defensiva.

Para mantener a todos a salvo, responda a la situación con calma; no intente regañar ni luchar contra el agresor. En cambio, involucrar a la víctima. Habla con ellos y ignorar al atacante. Continúe la conversación hasta que el atacante se dé por vencido y se vaya. Luego, verifique que la víctima se encuentre bien y ofrézcase a acompañarla a un espacio seguro.

¡Involucra a tu lugar de trabajo!

El desmantelamiento del racismo debe tratarse como cualquier otro imperativo estratégico o cambio transformacional.

“Las empresas se rigen por esta fórmula fundamental: defina su estrategia, establezca objetivos específicos con responsabilidades claras y luego vincule las recompensas con los resultados exitosos. Crear una cultura racialmente equitativa no es diferente”, dicen Margarita H. Greenberg y Gina Greenleecoautores de «El negocio de la raza: cómo crear y mantener un lugar de trabajo antirracista Y por qué es realmente bueno para los negocios«.

Margaret H. Greenberg, que se identifica como blanca, y Gina Greenlee, que se identifica como negra, entrevistaron a más de dos docenas de líderes de una amplia gama de industrias, roles, razas y etnias para The Business of Race. Se destacó una y otra vez la necesidad de una estrategia que sea central para el negocio. «Esta no es una iniciativa de recursos humanos ni un ejercicio de marcar casillas», dicen Greenberg y Greenlee. «No importa el tamaño de su empresa, no importa si tiene profesionales DEI dedicados, no importa su industria, necesita una estrategia».

Los gerentes y líderes desempeñan un papel clave en la lucha contra el racismo institucional. Aquí hay algunas sugerencias sobre cómo realizar un cambio positivo en su organización y comenzar a construir su estrategia:

  • No seas sólo un mentor, sé un patrocinador. (“El patrocinio es diferente de la tutoría”, dicen Greenberg y Greenlee. “El patrocinador defiende activamente al empleado de color y busca oportunidades de crecimiento y avance para ellos. En lugar de emparejar por edad o género, como suelen estructurarse las tutorías, los patrocinios emparejan a personas de alto nivel ejecutivos, que siguen siendo en su mayoría blancos, con empleados BIPOC a quienes quieren desarrollar en roles de liderazgo más altos”).
  • Asegúrese de que todas las imágenes y el lenguaje utilizados en los anuncios de empleo y el material colateral sean inclusivos. Y en lugar de contratar por «adaptación cultural», cree paneles de reclutamiento diversos y considere entrevistas «ciegas».
  • Revisa a tus proveedores. ¿En qué se diferencian?
  • Participar en eventos de diversidad e inclusión.
  • Proporcione transparencia sobre cualquier brecha salarial racial y étnica y cómo abordarla.
  • Establezca patrocinio y/o tutoría, o grupos de recursos para empleados para personas subrepresentadas.
  • Responder a las acusaciones de racismo con prontitud y seriedad.
  • Pídale consejo a un experto en inclusión si no tiene suficiente experiencia interna.

Combinando aprendizaje y acción, podemos unirnos para lograr un cambio positivo. Obtenga más información en nuestros blogs sobre Racismo en el lugar de trabajo: Nuestra primera conversación y No es motivo de risa.

Tenga una mente abierta, pero elija sus batallas

Hablé con Katrina Bath, investigadora de usuarios junior de Emerald Group, y ella estuvo dispuesta a compartir sus sentimientos sobre el tema. Katrina dijo: «Por experiencia personal, he descubierto que negarle a alguien su opinión generalmente intensifica el desacuerdo, así que creo que debemos poder escuchar a esas personas.

«Tenga en cuenta que todo el mundo todavía tiene derecho a tener una opinión. Cambiar y erradicar mentalidades centenarias lleva tiempo. Y asegúrese de ser respetuoso incluso si la otra persona no lo es. No necesitamos hundirnos en el nivel más bajo de nadie. nivel.»

Sin embargo, a veces hay que saber cuándo alejarse. Por más que lo intentes, siempre habrá algunas personas que se nieguen a aceptar que su comportamiento es ofensivo o dañino.

Katrina también ha experimentado esto y añade: «A menudo encuentro que las personas que sufren el racismo son las que tienen que ser más tolerantes con las opiniones irrazonables, pero ¿por qué deberíamos quedarnos ahí y escuchar? Recientemente experimenté una situación similar». situación y la encontré muy inquietante y agotadora ya que no todo el mundo está dispuesto a recibir educación.

«A veces, enfrentar situaciones acaloradas con la determinación de corregir a la otra persona puede tener el efecto contrario, lo que puede resultar en una situación peligrosa», advierte Katrina. «En estos casos, es más importante anteponer su propia seguridad».

«No todo el mundo va a cambiar su forma de pensar. Eso es una pérdida para nosotros, pero es inevitable. En cambio, deberíamos centrarnos en llegar a las personas que hacer quiero escuchar. Si la mayoría de la gente entiende que el racismo está mal, entonces la minoría de personas racistas no tendrá una plataforma ni oportunidades para acosar a la gente».

¿Qué estrategias ha implementado su lugar de trabajo para combatir el racismo institucional? ¿Qué estás haciendo para ser un aliado antirracista? ¡Cuéntanos en los comentarios a continuación!


Agradecemos a Claudia Crawley por permitirnos utilizar el método RESIST y por revisar amablemente este blog. Y gracias a Margaret H. Greenberg y Gina Greenlee, por compartir sus ideas y también revisar este blog.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Cómo ser un (real) aliado antirracista – Preguntas Frecuentes

Preguntas Frecuentes sobre cómo ser un (real) aliado antirracista

1. ¿Qué significa ser un aliado antirracista?

Convertirse en un aliado antirracista implica comprometerse a luchar contra el racismo, rechazando activamente cualquier forma de discriminación racial y trabajando para crear un cambio social y estructural en beneficio de las personas racializadas.

2. ¿Cómo puedo educarme sobre el racismo?

Es fundamental educarse sobre el racismo y comprender su historia y sus efectos actuales. Puedes leer libros, artículos y seguir fuentes confiables sobre el tema como:

  1. NAACP
  2. Black Lives Matter
  3. Anti-Defamation League

3. ¿Cómo puedo desafiar mis prejuicios y privilegios?

Es importante reconocer y cuestionar nuestros prejuicios inherentes y privilegios. Puedes hacerlo:

  • Escuchando y aprendiendo de las experiencias de las personas racializadas
  • Cuestionando tus propias suposiciones y privilegios
  • Participando en conversaciones difíciles sobre racismo

4. ¿Qué acciones puedo tomar para apoyar a las personas racializadas?

Existen diversas acciones que puedes realizar como aliado antirracista:

  • Hablar en contra del racismo cuando lo presencies
  • Amplificar las voces de las personas racializadas
  • Apoyar negocios y organizaciones propiedad de personas racializadas
  • Participar en protestas pacíficas y movimientos antirracistas

5. ¿Cómo puedo involucrar a mi comunidad en la lucha antirracista?

Puedes involucrar a tu comunidad en la lucha antirracista al:

  • Organizar y asistir a eventos educativos sobre el racismo
  • Impulsar cambios en las políticas locales que promuevan la igualdad
  • Crear grupos de discusión y apoyo en tu vecindario
  • Educar a tus amigos y familiares sobre el racismo y cómo pueden ser aliados

¡Recuerda que ser un aliado antirracista es un compromiso continuo!


Deja un comentario