Cómo ser un mejor oyente

¿Alguna vez te has encontrado hablando con alguien y te das cuenta de que no estás realmente escuchando lo que dicen? Todos hemos estado ahí. A menudo subestimamos la importancia de ser un buen oyente en nuestras interacciones diarias. Sin embargo, ser un mejor oyente puede mejorar significativamente nuestras relaciones y nuestra capacidad para comunicarnos eficazmente. En este artículo, exploraremos algunos consejos prácticos y fáciles de aplicar sobre cómo ser un mejor oyente. ¡Así que prepara tus oídos y vamos a empezar!

Desarrollar la autoestima del hablante

Los mejores oyentes hacen múltiples cosas mientras escuchan. No sólo ayudan al orador a obtener conocimiento y comprensión, sino que también le ayudan a adaptarse a la conversación y a ganar confianza. Hacer esto puede ser importante. Cuanto más segura se sienta una persona y cuanto más autoestima tenga en ese momento, más creativa y progresista podrá ser en su forma de pensar.

Entonces, para ser un mejor oyente, podría beneficiarse ayudando a desarrollar la autoestima y la confianza de los oradores.

Puede hacerlo creando un ambiente seguro, reproduciendo lo que escucha con entusiasmo o con elogios o reconocimiento apropiados. También puedes hacer esto de manera más sutil o genuina manteniendo conversaciones en las que el hablante sea el experto y en las que tú estés genuinamente interesado.

Esto es algo que hemos encontrado particularmente útil desde la perspectiva de la tutoría. Puede parecer contrario a la intuición adoptar una posición de ignorancia y colocar al hablante en una posición de conocimiento, pero hacerlo es liberador y poderoso.

Sea cooperativo

Cómo ser un mejor oyente
Estar alineado es importante en las grandes conversaciones.

Las mejores experiencias auditivas ocurren cuando el oyente está alineado con los objetivos del hablante. La sensación de trabajar juntos que se crea cuando se produce esta alineación es importante. Ayuda al hablante a sentirse seguro y apoyado, lo que puede liberarlo de preocupaciones y ayudarlo a pensar de manera más creativa. También puede ayudar a aumentar su confianza para probar cosas nuevas, cosas que no intentarían si tuvieran una mentalidad de miedo.

Para escuchar mejor, es posible que tengas que respaldar realmente a la persona con la que estás hablando y cooperar, no competir. Para ello, puedes dejar claros tus propios objetivos en la conversación. También puede decirle al orador que su objetivo es cooperar y demostrarle cómo están alineados sus objetivos.

Para realmente darle vida a esto, adopte un enfoque adulto-adulto en la conversación. Elimina la jerarquía de tu mente y elimina el miedo a la culpa de la conversación. Recuerde que la conversación se trata de encontrar una solución o ayudar al orador, no de ganar.

Hacer sugerencias

Es comúnmente aceptado que los buenos oyentes reproducen conversaciones, pero en realidad no hacen sugerencias. Sin embargo, este no es realmente el caso.

En realidad, los mejores oyentes hacen algunas sugerencias. Pero lo hacen de forma segura y colaborativa, y desde una posición de confianza y objetivos alineados. También “ofrecen” sus sugerencias y “las toman a la ligera”. Simplemente están tratando de ayudar y ofreciendo cosas que podría ser útil. No le están diciendo al hablante lo que debería hacer.

Cómo ser un mejor oyente
Está bien hacer sugerencias.
Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Cómo ser un mejor oyente – Preguntas frecuentes

Preguntas Frecuentes sobre cómo ser un mejor oyente

1. ¿Por qué es importante ser un buen oyente?

Escuchar de manera activa y efectiva es esencial para lograr una comunicación clara y exitosa. Como oyentes, demostrar interés y comprensión hacia quienes nos hablan fortalece nuestras relaciones personales y profesionales. Además, ser un buen oyente nos permite adquirir nueva información y conocimientos valiosos.

2. ¿Cómo puedo mejorar mis habilidades de escucha?

Para mejorar tus habilidades de escucha, considera seguir estos consejos:

  1. Elimina Distracciones: Apaga los dispositivos electrónicos y concéntrate en la persona que está hablando.
  2. Muestra interés: Mantén un contacto visual adecuado y asiente con la cabeza para demostrar que estás prestando atención.
  3. Evita interrupciones: No interrumpas al hablante, permite que termine sus ideas y luego realiza tus comentarios o preguntas.
  4. Practica la empatía: Intenta ponerte en el lugar del otro para comprender sus sentimientos y perspectiva.
  5. Toma notas: Anota los puntos clave mientras escuchas para ayudarte a recordar la información importante.
  6. Pide aclaraciones: Si no entiendes algo, no dudes en hacer preguntas para obtener más claridad.

3. ¿Qué técnicas puedo usar para demostrar que estoy escuchando?

Existen varias técnicas que puedes emplear para mostrar que estás prestando atención activamente:

  • Mantén el contacto visual: Evita distracciones y mira a la persona a los ojos mientras habla.
  • Asiente con la cabeza: Esto demuestra que estás siguiendo la conversación y comprendiendo lo que se dice.
  • Utiliza lenguaje corporal positivo: Inclina ligeramente tu cuerpo hacia la persona que habla para mostrar tu interés y apoyo.
  • Emplea respuestas verbales: Utiliza frases como «entiendo», «claro» o «sí» para indicar que estás escuchando.

4. ¿Cómo puedo evitar distraerme mientras escucho a alguien?

Concentrarse plenamente en alguien puede ser todo un desafío. Aquí hay algunas estrategias para evitar distracciones:

  • Apaga los dispositivos electrónicos: Silencia tu teléfono y aleja cualquier elemento que pueda interrumpir tu atención.
  • Pon atención activa: Haz un esfuerzo consciente para mantener tu mente enfocada en el hablante y su mensaje.
  • Practica la respiración consciente: Si te encuentras divagando, tómate un momento para respirar profundamente y volver al presente.
  • Evita planificar tu respuesta mientras escuchas: En lugar de pensar en tu próxima intervención, enfócate en lo que se está diciendo en el momento.

Aprender a ser un mejor oyente es un proceso que requiere práctica continua. Al desarrollar estas habilidades, te convertirás en un comunicador más efectivo y mejorarás tus relaciones personales y profesionales.

Si deseas obtener más información sobre cómo ser un mejor oyente, te recomendamos visitar los siguientes recursos:

  1. Psychology Today – What It Really Means to Be a Good Listener
  2. Mind Tools – Active Listening
  3. Skills You Need – Listening Skills


Deja un comentario