Cómo las grandes empresas dominan la tecnología

En el mundo en constante evolución de la tecnología, resulta inevitable notar cómo las grandes empresas se han convertido en actores dominantes en este ámbito. Desde gigantes como Amazon, Google y Microsoft hasta empresas de telecomunicaciones y fabricantes de dispositivos, su influencia abarca todas las facetas de nuestra vida diaria. En este artículo, exploraremos cómo estas corporaciones han logrado someter al mercado tecnológico y cómo su poderío afecta a los consumidores y a la innovación misma. ¿Están estas grandes empresas realmente dominando la tecnología o hay espacio para la competencia y la diversidad? Descubre las respuestas a estas preguntas y mucho más a continuación.

En 1997, realicé una entrevista de investigación con Ken Iverson, el director ejecutivo que llevó a Nucor desde la oscuridad hasta convertirse en la empresa siderúrgica más rentable de Estados Unidos. Esperaba con especial interés nuestra conversación, ya que el poder transformador de la tecnología se había convertido en un artículo de fe absoluta en la iglesia de la Nueva Economía, y Nucor era un ejemplo del uso de la tecnología para transformar una empresa. Nucor no sólo generó retornos para los accionistas que superaron al mercado general por más de cinco veces, sino que lo hizo en una industria que se ubicó en el 2 por ciento inferior de las industrias en retornos para los accionistas durante la misma época. Si alguna vez hubo un caso definitivo de que la tecnología fue un factor clave para cambiar el antiguo orden, seguramente fue este.

Pero cuando le pregunté a Iverson, quien lamentablemente falleció la semana pasada, que nombrara los cinco factores principales que llevaron a la transformación de Nucor de una buena empresa a una excelente, ¿dónde cree que puso la tecnología? No primero. No segundo. Ni tercero, ni cuarto, ni siquiera quinto. En la transcripción de una entrevista de 8.000 palabras, la palabra “tecnología” aparece sólo una vez. Y eso llegó al final de la entrevista cuando Iverson lo mencionó como una ocurrencia tardía, que luego aprovechó para volver a su pasión principal: la cultura única de la empresa y su gente. Parecía más orgulloso del hecho de que Nucor se hubiera convertido en una empresa Fortune 500 con sólo cuatro niveles de gestión y un personal en la sede de menos de 25 personas hacinadas en un consultorio de carillas baratas del tamaño de un pequeño consultorio dental que de sus audaces inversiones. en tecnologías de fundición continua de losas delgadas que habían revolucionado la industria.

Al principio, mi equipo de investigación y yo consideramos que la entrevista a Iverson era una aberración; tal vez simplemente fue demasiado modesto. Pero luego empezamos a notar un patrón. En 84 entrevistas en 11 empresas que dieron el salto de la mediocridad a la grandeza (definida como ofrecer retornos a los inversores al menos tres veces mayores que el mercado de valores general durante 15 años), el 80 por ciento de los ejecutivos que entrevistamos ni siquiera mencionaron la tecnología. como uno de los cinco factores principales en la transformación de sus empresas.

Lo realmente extraño de esto es que, al igual que Nucor, todas las empresas de nuestro estudio de buena a excelente se habían convertido en realidad en líderes pioneras en el uso de la tecnología. Kroger, con escáneres integrados en sus sistemas de información; Gillette, con fabricación basada en láser; Wells Fargo, con la banca por Internet, etc. Sin embargo, a pesar de ser elogiados por su destreza tecnológica, los ejecutivos de estas empresas se concentraron poco en la tecnología como variable clave.

Desconcertados, analizamos más profundamente los datos y descubrimos un hallazgo fascinante: las empresas que habían pasado de ser buenas a excelentes se convirtieron en pioneras en la aplicación de tecnología sólo después de dar el salto hacia resultados revolucionarios, generalmente años después. Nucor, por ejemplo, hizo su audaz apuesta por la fundición continua de losas delgadas más de una década después de comenzar su ascenso para conquistar constantemente el mercado. Y eso me lleva al punto central. Cuando miramos atrás para observar el ascenso y la caída de las grandes corporaciones a lo largo de la historia, encontramos que la tecnología es un acelerador de la grandeza ya existente, nunca la causa principal de la grandeza o el declive. Las grandes empresas primero construyen una cultura de disciplina (personas disciplinadas que se involucran en un pensamiento disciplinado y que toman medidas disciplinadas) y crean un modelo de negocio que encaja perfectamente en la intersección de tres círculos: aquello en lo que pueden ser los mejores del mundo, un profundo comprensión de su motor económico y los valores fundamentales que sostienen con profunda pasión. Luego utilizan la tecnología para mejorar estas variables preexistentes, nunca como reemplazo.

A finales de la década de 1990, nuestra cultura empresarial quedó infectada con la idea de que una Nueva Economía impulsada por nuevas tecnologías había dejado obsoletas las verdades eternas de la gestión. Pero la pregunta no es «¿Cuál es el papel de la tecnología en la creación de grandes empresas?» Más bien, la verdadera pregunta es: “¿Cómo piensan de manera diferente acerca de la tecnología quienes construyen grandes organizaciones?” Bertrand Russell dijo una vez: “La mayoría de los hombres preferirían morir antes que pensar. Muchos hacen.» Es una cita que muchos habrían hecho bien en tener en cuenta durante la segunda mitad de la década de 1990, y que haríamos bien en tener en cuenta cuando llegue la próxima gran novedad.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Cómo las grandes empresas dominan la tecnología – FAQ

Preguntas frecuentes sobre cómo las grandes empresas dominan la tecnología

En el mundo actual, las grandes empresas juegan un papel crucial en la adopción y dominio de las últimas tecnologías. El rápido avance tecnológico y la necesidad de mantenerse competitivos han llevado a que surjan diversas preguntas sobre cómo estas compañías logran mantenerse en la cima y liderar el camino hacia el futuro. A continuación, responderemos algunas de las preguntas más frecuentes sobre este tema.

1. ¿Cómo las grandes empresas obtienen acceso a las últimas tecnologías?

Las grandes empresas suelen invertir significativamente en I+D (Investigación y Desarrollo) para mantenerse actualizadas con las últimas tendencias tecnológicas. También establecen alianzas y colaboraciones con centros de investigación y startups para obtener acceso a tecnologías innovadoras. Además, estas compañías tienden a adquirir otras empresas tecnológicas o startups prometedoras para absorber sus conocimientos y tecnologías.

2. ¿Cómo las grandes empresas prosperan en un entorno tecnológico en constante cambio?

Para prosperar en un entorno tecnológico en constante cambio, las grandes empresas adoptan una mentalidad de innovación y adaptación. Fomentan la cultura de aprendizaje continuo y están dispuestas a asumir riesgos. Además, invierten en programas de formación y capacitación para mantener a sus empleados actualizados y preparados para los desafíos tecnológicos.

3. ¿Qué estrategias utilizan las grandes empresas para liderar la industria tecnológica?

Las grandes empresas son conscientes de la importancia de la estrategia para liderar la industria tecnológica. Algunas de las estrategias que utilizan incluyen:

  1. Inversión estratégica: asignar recursos financieros de manera inteligente para impulsar el desarrollo y la adopción de nuevas tecnologías.
  2. Adquisiciones estratégicas: adquirir empresas tecnológicas o startups para ampliar su cartera de productos y servicios.
  3. Colaboraciones estratégicas: establecer alianzas estratégicas con otras empresas o instituciones para aprovechar mutuamente sus fortalezas y conocimientos.
  4. Investigación y desarrollo: invertir en I+D para desarrollar tecnologías propias y mantenerse a la vanguardia.

4. ¿Qué impacto tienen las grandes empresas en la tecnología?

Las grandes empresas tienen un impacto significativo en el avance y la dirección de la tecnología. Sus recursos financieros, conocimientos y experiencia les permiten liderar el desarrollo de nuevas tecnologías, establecer estándares y dictar las tendencias de la industria. Además, su influencia en el mercado suele ser global y puede determinar la adopción y el éxito de una determinada tecnología.

5. ¿Cuál es el papel de la ética en el dominio tecnológico de las grandes empresas?

El papel de la ética es crucial en el dominio tecnológico de las grandes empresas. A medida que estas compañías desarrollan y aplican tecnologías avanzadas, deben asegurarse de que se cumplan principios éticos fundamentales, como la privacidad de los usuarios, la transparencia en la recopilación y uso de datos, y la responsabilidad en el desarrollo y despliegue de tecnologías. La ética contribuye a mantener la confianza de los usuarios y a garantizar un uso responsable de la tecnología.

Es importante tener en cuenta que el dominio tecnológico de las grandes empresas puede tener tanto ventajas como desafíos, y es fundamental que existan regulaciones y supervisión adecuadas para garantizar un desarrollo tecnológico equitativo y sostenible.

Para obtener más información sobre este tema, te invitamos a consultar las siguientes fuentes:


Deja un comentario