Cómo institucionalizar sus nuevas prácticas de liderazgo en el Océano Azul

Bienvenidos a este artículo sobre cómo institucionalizar sus nuevas prácticas de liderazgo en el Océano Azul. En un mundo empresarial cada vez más competitivo, es fundamental que los líderes adopten enfoques innovadores y disruptivos para destacarse entre la multitud. En este sentido, el Océano Azul se presenta como una perspectiva estratégica poderosa que permite a las organizaciones crear y capturar nuevos mercados sin competencia directa. Sin embargo, implementar estas prácticas requiere más que una simple adopción superficial; es necesario institucionalizarlas en el corazón de la cultura organizativa. En este artículo, exploraremos los pasos clave para lograrlo y los beneficios que conlleva para su liderazgo y éxito empresarial. No pierda esta oportunidad de sumergirse en el Océano Azul y transformar su forma de liderar. ¡Comencemos!

Con los perfiles de liderazgo nuevos o futuros seleccionados para cada uno de los tres niveles de gestión, las organizaciones ahora están listas para pasar al cuarto y último paso del proceso de liderazgo del océano azul. Aquí las organizaciones se enfocan en institucionalizar sus nuevos Perfiles de Liderazgo. Para comenzar, el equipo senior que encabeza el proceso debe comenzar validando los perfiles de liderazgo seleccionados mediante la realización de entrevistas, idealmente, con las mismas personas que han sido entrevistadas durante el proceso. Esto es importante porque garantiza que los perfiles de liderazgo decididos resuenen fuertemente en la organización, refuerza el respeto de los altos directivos por las opiniones de los empleados en todos los niveles y fortalece la aceptación que ya se ha establecido durante todo el proceso. Si bien las organizaciones pueden verse tentadas a «seguir adelante» y saltarse o cortocircuitar las entrevistas de validación, advertimos encarecidamente contra ello. Este ejercicio de proceso justo otorga un enorme peso a la superación de obstáculos cognitivos, motivacionales y políticos residuales que a menudo bloquean la implementación del cambio.

Compartir y explicar ampliamente los perfiles de futuros líderes acordados colectivamente.

Una vez que se hayan validado los perfiles de liderazgo futuro, el equipo senior que encabeza el proceso debe comunicarlos ampliamente a los líderes de cada nivel para que puedan entenderse fácilmente y actuar con rapidez y claridad. Aquí las organizaciones distribuyen los nuevos Perfiles de Liderazgo a los líderes de cada nivel para que cada líder tenga una visión clara de en qué actos y actividades debe centrarse en el futuro. Los altos directivos que participaron en el desarrollo de los perfiles de liderazgo luego celebran reuniones con los líderes de cada nivel para guiarlos a través de sus Canvas de Liderazgo, explicando lo que es necesario eliminar, reducir, elevar y crear para lograr el nuevo Perfil de Liderazgo. Dado que los líderes de toda la organización han sido informados sobre los hallazgos clave en cada paso del proceso y se ha solicitado su opinión, este paso refuerza efectivamente la aceptación que ya se ha cultivado y construido en la organización para los nuevos perfiles de liderazgo a través de sus participación en el proceso.

Responsabilizar a los líderes por el cambio

Luego, estos líderes deben transmitir el mensaje a sus subordinados directos y explicarles cómo el nuevo Perfil de Liderazgo les permitirá ser líderes más eficaces para ellos, sus subordinados directos. Para garantizar que los líderes adquieran el hábito de actuar según los nuevos perfiles de liderazgo, los lienzos de liderazgo futuro se exhiben con alfileres y se exhiben de manera destacada tanto en las oficinas de los líderes como en sus subordinados directos. En reuniones periódicas quincenales o mensuales con el personal, los subordinados directos como grupo deben dar su opinión sobre la eficacia con la que su líder ha cambiado sus acciones para reflejar el perfil de liderazgo futuro y explicar los casos específicos que los llevaron a lograrlo. concluir que el líder se estaba acercando o no al nuevo perfil. ¿Han eliminado, reducido, elevado y creado los actos y actividades que los impulsarían a ser líderes de alto impacto? Estas reuniones generan una fuerte motivación en los líderes para «seguir adelante», mantener la sinceridad de los líderes y generar una enorme integridad en el proceso y en la sinceridad de los líderes hacia el cambio.

Aunque es un poco desconcertante al principio (tanto para los subordinados directos que potencialmente llaman a los líderes y los mantienen honestos como para los propios líderes que están bajo escrutinio abierto), no pasa mucho tiempo antes de que el verdadero significado de ser un equipo comience a emerger y para La buena diversión y el respeto mutuo florecerán a medida que todos vean mejorar su juego a medida que el nuevo Perfil de Liderazgo se convierta en la norma.

Lograr un salto en la fuerza y ​​el desempeño del liderazgo.

A través del proceso anterior, BRG pudo desarrollar una profunda fortaleza de liderazgo que logró un alto impacto a menor costo. La facturación de los más de 10.000 empleados de primera línea de la empresa, por ejemplo, cayó de alrededor del 40 por ciento al 11 por ciento, lo que a su vez redujo los costos de contratación y capacitación en aproximadamente un 50 por ciento. Incluyendo la reducción del ausentismo, BRG ahorró colectivamente más de 50 millones de dólares en el primer año. Además de eso, los puntajes de satisfacción del cliente aumentaron en más del 30 por ciento y los líderes de todos los niveles informaron sentirse menos estresados, llenos de energía por su capacidad de actuar y más seguros de que lo que hacen les permite hacer una mayor contribución a la empresa, a los clientes y a su propio desarrollo personal.

Creemos que el éxito del enfoque del océano azul para transformar a los líderes se debe en parte al proceso justo en el que se desarrollaron los perfiles y al resultado beneficioso para todos en los perfiles de liderazgo. El enfoque del océano azul no consiste en vender los perfiles de liderazgo de arriba hacia abajo ni en generar aceptación basada en una democracia de abajo hacia arriba impulsada por los empleados. El liderazgo del océano azul sigue un proceso sistemático basado en herramientas analíticas impulsadas por altos directivos respetados de acuerdo con los tres principios de Proceso justo: compromiso, explicación y claridad de expectativas. Se trata de construir sabiduría colectiva para transformar la práctica de liderazgo de una organización para desbloquear el océano del talento y la energía sin explotar de su gente.

Liberar un océano azul en el liderazgo

Nunca dejamos de sorprendernos por el talento y la energía que vemos en las organizaciones que estudiamos. Lamentablemente, estamos igualmente sorprendidos de cuánto de esto se desperdicia por un liderazgo deficiente. El liderazgo del océano azul puede ayudarle a detener eso.

El liderazgo del océano azul consiste en proporcionar un proceso estructurado para que las personas descubran por sí mismas cómo necesitan cambiar en términos de acción como líderes para lograr una victoria en todos los sentidos. El Leadership Canvas permite que los estándares para el éxito sean mensurables. Proporciona una imagen simple de una página que los líderes de todos los niveles pueden comprender rápidamente, que muestra su perfil de liderazgo actual o tal como está y qué actos y actividades necesitan eliminar, reducir, aumentar y crear para lograr un salto en la efectividad del liderazgo para alto rendimiento.

Al involucrar a las personas en la creación de perfiles de liderazgo, el proceso de liderazgo del océano azul en sí genera aceptación y planta semillas sólidas para la implementación de los perfiles de liderazgo futuros. Además, descubrimos que el Leadership Canvas en sí mismo también actúa como una poderosa herramienta de implementación de refuerzo que se puede colocar en el muro de cada líder como un recordatorio diario de las acciones específicas que se requieren de ellos y lo que deben dejar de hacer y comenzar a hacer. .

Si bien la práctica del liderazgo nunca será una ciencia exacta, el objetivo del liderazgo del océano azul es ayudar a pasar de valores y rasgos suaves y amorfos a actos y actividades que los gerentes pueden ejecutar mañana y en los que no trabajarán durante años antes de ver resultados. Los lienzos de liderazgo brindan a las personas un lenguaje y una hoja de ruta visual para discutir los cambios necesarios y cómo deben mejorar para colocar a los líderes en el camino hacia el alto desempeño al desbloquear un nuevo espacio de liderazgo y con él el océano de talento y energía no aprovechados en sus organizaciones.

Imagínese cuánto mejor sería el rendimiento de su organización si desbloqueara este océano azul de nuevo espacio de liderazgo a través de un liderazgo de océano azul profundo, distribuido, conectado al mercado y basado en la acción.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





Preguntas frecuentes sobre la institucionalización de prácticas de liderazgo en el Océano Azul

Preguntas frecuentes sobre la institucionalización de prácticas de liderazgo en el Océano Azul

1. ¿Qué significa institucionalizar prácticas de liderazgo?

Institucionalizar prácticas de liderazgo implica establecer y mantener en una organización ciertas formas de liderazgo que promuevan el éxito a largo plazo. Esto incluye transformar las prácticas de liderazgo en rutinas y estructuras organizativas que sean reconocidas y sustentadas por los miembros de la organización.

2. ¿Por qué es importante la institucionalización de prácticas de liderazgo en el Océano Azul?

La institucionalización de prácticas de liderazgo es esencial en el Océano Azul, un concepto que se refiere a nuevos espacios de mercado sin competencia directa donde las empresas pueden prosperar. Al institucionalizar prácticas de liderazgo efectivas, las organizaciones pueden diferenciarse y mantener su ventaja competitiva en este entorno único.

3. ¿Cuáles son los beneficios de institucionalizar prácticas de liderazgo en el Océano Azul?

La institucionalización de prácticas de liderazgo en el Océano Azul brinda una serie de beneficios, como:

  1. Creación de una cultura sólida: Al institucionalizar prácticas de liderazgo, se crea una cultura organizativa sólida y coherente.
  2. Mejora del desempeño: Las prácticas de liderazgo efectivas impulsan el desempeño de los equipos y la organización en su conjunto.
  3. Impulso de la innovación: La institucionalización de prácticas de liderazgo fomenta la innovación y la creatividad en la organización.
  4. Retención de talento: Un liderazgo institucionalizado atractivo ayuda a retener y atraer a los mejores talentos en el Océano Azul.
  5. Adaptabilidad al cambio: Las prácticas de liderazgo institucionalizadas permiten una respuesta ágil y efectiva ante los cambios en el mercado.

4. ¿Cómo se puede institucionalizar prácticas de liderazgo en el Océano Azul?

Para institucionalizar prácticas de liderazgo en el Océano Azul, se recomienda seguir estos pasos:

  1. Definir la visión y los valores de liderazgo.
  2. Implementar una estructura organizativa que respalde las prácticas de liderazgo.
  3. Establecer indicadores de desempeño y seguimiento.
  4. Capacitar y desarrollar a los líderes y miembros de la organización.
  5. Comunicar de manera efectiva los cambios y el progreso a toda la organización.

Para obtener más información sobre cómo institucionalizar prácticas de liderazgo en el Océano Azul, te recomendamos leer el artículo «Prácticas de Liderazgo en el Océano Azul: Claves para el Éxito» publicado en Ejemplo.com.


Deja un comentario