Cómo gestionar a las personas molestas

Tener que lidiar con personas molestas es algo que todos hemos experimentado en algún momento de nuestras vidas. Ya sea un compañero de trabajo difícil, un vecino ruidoso o incluso un amigo tóxico, estas personas pueden afectar negativamente nuestra calidad de vida. Pero, ¿qué podemos hacer al respecto? En este artículo, te mostraremos algunas estrategias efectivas para gestionar a las personas molestas y mantener nuestra cordura en el proceso. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo manejar estas situaciones con gracia y confianza!

Cómo gestionar a las personas molestas
Ilene Marcos

¿Tu equipo se lleva como una gran familia feliz? Incluso si así fuera, es probable que haya momentos en los que haya un choque. Ya sean hábitos o gestos molestos, hay muchas maneras en que podemos molestarnos unos a otros en el trabajo. La pregunta es, ¿qué podemos hacer al respecto?

Según la consultora y entrenadora Ilene Marcus, tendemos a responder por instinto a comportamientos molestos, y eso no ayuda mucho.

“Tu presión arterial aumenta, tu temperatura aumenta, tu respiración se acelera, tu ritmo cardíaco aumenta y tus pupilas se dilatan. Ya pareces loco”, dice. “Cuando estás en ese modo, entras en una respuesta de lucha o huida. Entonces, o sales atacando a esta persona: ‘¿Por qué estás haciendo esto? La reunión no es para eso'”. Empiezas a gritar. O te congelas y dices: ‘Ya terminé’. Nos vamos. Estoy empacando mis juguetes y me voy a casa”.

Además de luchar y huir, existe otra posible respuesta “F”.

“Algunas personas se congelan”, dice. “Incluso cuando son el jefe, no están realmente seguros de cómo manejar a alguien que los está molestando. Entonces alguien está haciendo algo que detiene el progreso de la reunión, y el jefe simplemente no toma el control y deja toda la reunión se vino abajo.”

Adapte su propio comportamiento

Aunque estas reacciones son naturales y comprensibles, pueden dañar la motivación y la productividad de su equipo, con un efecto en cadena en toda su organización. Marcus recomienda que los gerentes adapten su propio comportamiento, en lugar de intentar cambiar el de los miembros de su equipo, para abordar este problema.

“Creo firmemente que el trabajo del gerente o del líder es sacar lo mejor de cada trabajador, independientemente de las circunstancias”, me dice Marcus en nuestro Entrevista a experto podcast. “Como jefe, ya sea que dirija o administre tareas, mi trabajo es asegurarme de que mi equipo llegue al lugar que necesita, y necesito cambiar mi comportamiento para hacerlo, para permitirles poder hacerlo. tener éxito.”

Así que no se obsesione con el hábito de interrumpir de este miembro del equipo o con la tendencia de ese miembro del equipo a repetirse. En su lugar, concéntrese en cambiar los patrones de relación negativos que crean esos hábitos.

Prevenir la absorción de energía

En su libro “Manejar a la gente molesta“, Marcus presenta siete tácticas comprobadas para lograrlo. La primera es “evitar la pérdida de energía”, y lo ilustra con una anécdota personal sobre un miembro del equipo que siempre necesita una charla individual después de cada reunión.

Para un gerente ocupado como Marcus, esto consume un tiempo precioso. Pero un miembro de su equipo cree que estas interacciones son necesarias. Ella es una colaboradora importante y valiosa, por lo que es necesario lograr un equilibrio.

“Tengo que encontrar una manera de manejar mi relación con ella para poder conocerla”. su Necesito sentirme comprometido y tener más tiempo para explorar los temas, pero puedo cumplir mi “Necesito que estas reuniones no me agoten la energía”, explica Marcus, y añade que “lo más importante que puedo hacer en esta situación es no evitarlas”.

Su solución es darle al miembro del equipo lo que quiere, pero con límites claros y establecidos.

“Necesito decirle: ‘Me encanta reunirme contigo, pero tengo poco tiempo, así que tenemos 15 minutos para tener esta reunión hoy'”, dice Marcus.

A veces, incluye a otras personas en estas conversaciones posteriores a la reunión y explica: “Es mucho menos molesto cuando puedo distribuir el trabajo e incluir a alguien más, porque entonces también podemos hacer otras cosas. No es solo su agenda. “

Limite el miembro del equipo molesto

Este ejemplo ilustra otra táctica del libro: cuida tu tiempo. Si pones un límite al tiempo que pasas con el miembro molesto del equipo, minimizas la molestia y es más probable que pases ese tiempo de manera productiva.

La táctica favorita de Marcus es: “Saber que estar ocupado es mejor, por el bien común”. En este clip de audio de nuestro podcast Expert Interview, cuenta la historia de un miembro del equipo que generaba periódicamente informes de ventas no solicitados para promocionar su propia división. ¿Cómo manejó Marcus a esta “superestrella molesta”?


Escuche la entrevista completa al experto en el Mind Tools Club ¦ Instalar Flash Player

¿Cómo lidias con la gente molesta? ¡Únase a la discusión a continuación!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Cómo gestionar a las personas molestas – Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes sobre cómo gestionar a las personas molestas

1. ¿Qué se entiende por “personas molestas”?

Las personas molestas son aquellas que, de alguna manera, afectan negativamente el ambiente o las interacciones en un determinado lugar. Suelen ser aquellas personas que generan conflictos o que tienen conductas disruptivas.

2. ¿Cuáles son algunas formas comunes de comportamiento molesto?

Algunas formas comunes de comportamiento molesto incluyen interrupciones constantes, críticas excesivas, actitudes negativas, falta de respeto, falta de consideración hacia los demás, chismes y rumores, entre otros.

3. ¿Cómo se puede gestionar a las personas molestas de manera efectiva?

Existen varias estrategias que pueden ayudar a gestionar a las personas molestas de manera efectiva:

  1. Mantén la calma: Mantener la calma es fundamental para abordar la situación de manera adecuada. No permitas que sus acciones te afecten emocionalmente.
  2. Comunícate de manera asertiva: Expresa tus preocupaciones o frustraciones de manera clara, pero respetuosa. Evita caer en provocaciones o lenguaje agresivo.
  3. Establece límites: Si una persona molesta continúa afectando negativamente tu entorno, establece límites claros y haz valer tus derechos.
  4. Busca apoyo: Si la situación se vuelve inmanejable, busca apoyo de un supervisor o de recursos humanos para encontrar una solución adecuada.

4. ¿Es posible cambiar el comportamiento de las personas molestas?

Aunque cambiar el comportamiento de las personas molestas puede ser difícil, no es imposible. A veces, una conversación sincera y constructiva puede ser efectiva para generar ciertos cambios. Sin embargo, en casos más complicados, es posible que sea necesario tomar medidas adicionales.

5. ¿Hay recursos adicionales disponibles para aprender más sobre la gestión de personas molestas?

Sí, hay numerosos recursos disponibles en línea que ofrecen consejos, técnicas y estrategias para gestionar a las personas molestas de manera efectiva. Algunas fuentes confiables incluyen:

Recuerda que cada situación es única, por lo que es importante adaptar las estrategias de gestión a tu caso específico.


Deja un comentario