Cómo fallar más rápido y mejor

En nuestra búsqueda por el éxito, solemos temer al fracaso y evitamos cometer errores a toda costa. Sin embargo, lo que muchos no saben es que el fracaso puede ser uno de los elementos clave para alcanzar nuestras metas. En este artículo, descubriremos cómo fallar más rápido y mejor, y cómo convertir el fracaso en una herramienta poderosa en nuestro camino hacia el éxito. ¡Prepárate para cambiar tu perspectiva y abrazar el fracaso como una oportunidad de crecimiento!

Cómo fallar más rápido y mejorDesde que dejé mi trabajo como reportero de noticias para Thomson Reuters y me convertí en autónomo hace algunos años, he tenido que aceptar el fracaso como nunca antes.

Presentar artículos a revistas y periódicos puede resultar complicado. A veces recibo una excelente respuesta pero, otras veces, mis correos electrónicos reciben un silencio de radio o un breve «gracias, pero no gracias».

De manera similar, escribir mi libro ha sido un ejercicio de chocar contra paredes de ladrillo. Alrededor de una docena de editores lo rechazaron en mi primer intento de llegar a un acuerdo. El rechazo puede ser desmoralizador y me encontré con ganas de «tirar la toalla». Pero luego me di cuenta de que tenía una opción: rendirme por completo o reelaborar el libro para convertirlo en algo que un editor quisiera elegir.

He llegado a comprender que escribir es un proceso de prueba y error. He aprendido mucho de las presentaciones por correo electrónico que nunca se convirtieron en funciones y de todas las veces que los editores me rechazaron, y estoy seguro de que todo ese aprendizaje dará sus frutos en el futuro.

Por eso el mensaje de «Fracasa mejor«, de Anjali Sastry y Kara Penn, realmente dio en el blanco. El fracaso es inevitable pero, si podemos aceptarlo y aprender de nuestros errores, nos acercaremos progresivamente a nuestras metas. Y si podemos planificar nuestros proyectos de una manera que genera fallas pequeñas y de bajo impacto que nos brindan información valiosa sobre la cual podemos construir, tendremos éxito más rápido.

Se trata de probar el terreno, con prototipos, maquetas o pruebas. Se trata de experimentar hasta que consigamos hacerlo bien.

En este clip de nuestra reseña de este libro, escuchamos cómo la firma de diseño y consultoría IDEO aplicó esta idea.


Las sugerencias de los autores sobre experimentación o sus consejos sobre cómo probar un nuevo producto o servicio con un grupo focal no son nada nuevo, por supuesto, pero el recordatorio me pareció realmente útil. ¿Quién es nuestra audiencia? ¿Y cómo puede nuestra audiencia ayudarnos a perfeccionar lo que ofrecemos para que dé en el blanco? He estado planeando invitar a un grupo de amigas a mi casa durante mucho tiempo para intercambiar ideas para mi libro, que trata sobre las mujeres y nuestras elecciones en torno a las carreras y la maternidad. ¿Qué querrían leer? ¿Qué temas les gustaría que cubriera? Y espero organizar un taller piloto para alguna capacitación corporativa que estoy realizando en torno a las fortalezas y la autoconciencia.

La retroalimentación es invaluable, siempre y cuando se entregue de la manera correcta, por supuesto, razón por la cual los consejos de los autores sobre cómo brindar retroalimentación significativa también son útiles. Los gerentes necesitan relaciones sólidas con sus empleados, así como una comprensión de lo que motiva a cada individuo: ¿cuáles son sus objetivos y aspiraciones? ¿Qué es importante o significativo para ellos acerca de su trabajo? Sé lo que es trabajar en una empresa ocupada donde todos luchan por estar al tanto de las tareas diarias y donde no hay tiempo para saber cómo se sienten las personas o hacia dónde se dirigen. Pero creo que es importante plantearse estas preguntas: podrían marcar la diferencia entre que las personas abandonen el barco o se queden.

También me gustaron los consejos de los autores sobre cómo incorporar el aprendizaje mediante la implementación de un sistema para analizar qué funcionó y qué no. Pero esta parte del libro también me hizo sonreír, porque sé lo difícil que puede ser reservar tiempo para hacer un balance de un proyecto una vez completado, antes de pasar directamente al siguiente, especialmente en una organización grande donde el dinero escasea. apretados o los plazos se avecinan.

Es tentador pensar que tomar nota mental de lo que salió mal o anotar algunos pensamientos en un papel es suficiente para evitar repetir los mismos errores, pero estoy de acuerdo con los autores en que un análisis exhaustivo del pasado es la mejor manera de avanzar, tanto en los negocios y en nuestra vida personal.

Sé que soy culpable de sostenerme la cabeza entre las manos y gemir mientras me pregunto cómo diablos volví a cometer el mismo error. Pero lo hago con menos frecuencia estos días, precisamente porque me tomo el tiempo para explorar lo que pasó y entender qué salió mal, así no repito los mismos patrones. Mi propio sistema personal de evaluación no es tan estructurado ni tan riguroso como el modelo de los autores, pero me está siendo útil.

«Fail Better» es una excelente lectura para cualquiera que quiera aprender de los errores del pasado y utilizar sus fracasos como trampolines hacia el éxito. Es particularmente relevante en el clima empresarial actual en el que las organizaciones deben innovar para poder competir, porque es casi imposible innovar sin algún fracaso. Este libro mostrará a los lectores que el fracaso no es algo que deba temer; de hecho, es algo que hay que aceptar.

¿De qué manera puedes experimentar con un nuevo producto o servicio para cometer errores pequeños y reversibles que allanen el camino hacia el éxito? ¡Únase a la discusión a continuación!

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Preguntas frecuentes sobre cómo fallar más rápido y mejor

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué significa «fallar más rápido y mejor»?

El concepto de «fallar más rápido y mejor» se refiere a la mentalidad de aprender de los errores y utilizarlos como oportunidades para crecer y mejorar. Se trata de experimentar, tomar riesgos y aprender de las experiencias fallidas. Fallar más rápido implica tomar decisiones y acciones rápidas sin temor al fracaso, ya que el fracaso nos brinda lecciones valiosas para el crecimiento personal y profesional.

2. ¿Cuál es la importancia de fallar más rápido y mejor?

Fallar más rápido y mejor nos permite acelerar nuestro aprendizaje y desarrollo personal. Al enfrentar el fracaso y aprender de él, podemos identificar áreas de mejora, descubrir nuevas soluciones y métodos, y fortalecer nuestra resistencia ante los desafíos. Además, al adoptar esta mentalidad, nos volvemos más innovadores, creativos y dispuestos a tomar riesgos.

3. ¿Cómo puedo comenzar a fallar más rápido y mejor?

Para empezar a fallar más rápido y mejor, es importante cambiar nuestra perspectiva sobre el fracaso. Veámoslo como una oportunidad de aprendizaje en lugar de un obstáculo. Aquí hay algunos pasos que puedes seguir:

  1. Acepta el fracaso: Reconoce que el fracaso es parte del proceso de aprendizaje y crecimiento.
  2. Experimenta: No tengas miedo de probar nuevas ideas y tomar riesgos calculados.
  3. Reflexiona: Después de un fracaso, reflexiona sobre lo sucedido y busca lecciones que puedas aprender de la experiencia.
  4. Implementa mejoras: Utiliza las lecciones aprendidas para mejorar y hacer ajustes en tus próximos intentos.
  5. Repite el ciclo: Repite este proceso continuamente, ya que el aprendizaje y la mejora son un viaje constante.

4. ¿Qué beneficios puedo obtener al aplicar esta mentalidad?

Aplicar la mentalidad de fallar más rápido y mejor puede ofrecerte varios beneficios, como:

  • Mayor capacidad para superar obstáculos y adaptarte a nuevas situaciones.
  • Aumento de la confianza y la autoestima al enfrentar y superar desafíos.
  • Mayor creatividad e innovación en tus proyectos y soluciones.
  • Mejoras continuas en tu trabajo y habilidades.
  • Mayor resiliencia y capacidad para gestionar el cambio.

5. ¿Existen ejemplos de personas o empresas que hayan aplicado esta mentalidad con éxito?

Sí, hay varios ejemplos de personas y empresas que han aplicado la mentalidad de fallar más rápido y mejor con éxito. Algunos ejemplos incluyen:

  • Elon Musk, CEO de SpaceX y Tesla, quien ha destacado la importancia de aprender de los errores para lograr avances significativos.
  • Google, conocida por su mentalidad de «fallar rápidamente y aprender rápidamente». La compañía anima a sus empleados a asumir riesgos y experimentar para impulsar la innovación.
  • Steve Jobs, cofundador de Apple, quien experimentó varios fracasos antes de alcanzar el éxito con productos icónicos como el iPhone.

¡Recuerda que el fracaso no define tu valía, sino cómo te recuperas de él y sigues adelante!


Deja un comentario