Ciclo reflectante de Gibbs | Capacitación en Habilidades Profesionales de EPM

El ciclo reflectante de Gibbs es una poderosa herramienta que nos permite analizar y evaluar nuestras experiencias profesionales con el fin de aprender y mejorar en nuestras habilidades. En este artículo, exploraremos en detalle este método de reflexión y cómo puede impulsar nuestra capacitación en habilidades profesionales. Ya sea que estés comenzando tu carrera o busques un camino de crecimiento, ¡prepárate para embarcarte en un viaje de autodescubrimiento y desarrollo personal con el ciclo reflectante de Gibbs!

El ciclo reflexivo de Gibbs se puede utilizar para ayudarle a aprender de sus experiencias.

Tus experiencias han moldeado quién eres. Sin embargo, para crecer como persona la experiencia por sí sola no es suficiente. Necesita reflexionar sobre sus experiencias importantes para formar teorías, reglas y principios que lo harán mejor en su trabajo.

El Ciclo Reflexivo de Gibbs es un proceso sencillo de seis etapas que puede ayudarle a reflexionar sobre sus experiencias en el lugar de trabajo. Aprenderá qué salió bien y qué podría haber salido mejor, y elaborará un plan de acción para abordar sus debilidades.

Fondo

El modelo fue descrito por primera vez por el profesor Graham Gibbs en su libro de 1998, Aprender haciendo: una guía para los métodos de enseñanza y aprendizaje. El libro está disponible como descarga gratuita. aquí.

El modelo está inspirado en parte en el Ciclo de Aprendizaje de Kolb, quien a su vez se inspiró en el trabajo de Kurt Lewin.

Ciclo reflexivo de Gibbs

El modelo es un proceso circular de reflexión crítica de seis pasos. La naturaleza circular del modelo se presta para aprender de las experiencias a lo largo del tiempo. El modelo consta de seis pasos:

Ciclo reflectante de Gibbs | Capacitación en Habilidades Profesionales de EPM

Los>

Consejo

El modelo es una habilidad profesional útil. Puede usarlo para evaluar su desempeño en el lugar de trabajo, pero también es un excelente modelo para usar si está entrenando a un subordinado o colega para mejorar sus habilidades en un área en particular.

Paso 1: Descripción

En esta etapa, simplemente describe lo que sucedió. Para hacer esto, proporcione una descripción fáctica de lo que sucedió; no saque ninguna conclusión todavía (lo hará más adelante). Este paso tiene como objetivo preparar el escenario y proporcionar algo de contexto, para que puedas comprender mejor la experiencia.

Las preguntas que pueden ayudar incluyen:

  • ¿Qué pasó?
  • ¿Cuando y donde sucedio eso?
  • ¿Porque estabas allí?
  • ¿Qué hiciste?
  • ¿Cómo reaccionó la gente?
  • ¿Qué pasó al final?

Paso 2: Sentimientos

En este paso, describe los sentimientos que sintió durante la experiencia. No debes intentar juzgar o evaluar tus sentimientos, simplemente declara cuáles fueron.

Las preguntas que pueden ayudar incluyen:

  • ¿Cómo te sentiste antes, durante y después de la experiencia?
  • ¿Qué crees que sintieron los demás durante la experiencia?
  • ¿Cómo te sientes ahora con la experiencia?
  • ¿Cómo crees que se sienten los demás ahora acerca de la experiencia?

Paso 3: Evaluación

En este paso evaluamos objetivamente la experiencia. Aquí estamos tratando de determinar qué salió bien y qué no tan bien. Es fundamental ser lo más honesto posible para sacarle el máximo provecho a este proceso.

Las preguntas que pueden ayudar aquí incluyen:

  • ¿Qué salió bien?
  • ¿Qué no salió tan bien?
  • ¿Se resolvió la situación después? ¿Por qué o por qué no?
  • ¿Qué positivo o negativo aportaste?
  • ¿Qué cosas positivas o negativas aportaron los demás?

Paso 4: Análisis

En este paso, describe lo que cree que podría haber ayudado u obstaculizado la situación. El objetivo es explorar las opciones que podrían estar disponibles para usted si volviera a encontrarse con una situación similar.

Este paso es una excelente oportunidad para realizar algunas investigaciones sobre modelos académicos o herramientas que podrían haberlo ayudado. Por ejemplo, si tuviste una presentación que no salió muy bien porque no estaba bien estructurada, entonces una herramienta como la Secuencia Motivada de Monroe podría haberte ayudado.

Paso 5: Conclusión

Ahora que has analizado las diferentes opciones disponibles para ti, en este paso es momento de centrarte y sacar algunas conclusiones.

Utilizando la información que ha recopilado en su análisis, pregúntese:

  • ¿Qué habilidades/herramientas pueden ayudarte a hacerlo mejor la próxima vez? ¿Puedes utilizar estas habilidades ahora mismo o es algo que necesitas desarrollar?
  • ¿Qué harás diferente la próxima vez?
  • Si la última vez hubiera resultados negativos, ¿cómo los evitaría?
  • ¿Qué más se podría haber hecho para que esta fuera una experiencia más positiva para todos los involucrados?

Paso 6: Plan de acción

En este paso, usted planifica, basándose en sus conclusiones, cómo se posicionará para poder manejar mejor una situación similar la próxima vez. Es fundamental que se comprometa y actúe en su plan para que se produzca un cambio real.

Si está entrenando a otra persona a través del Ciclo de Reflexión, acuerde una fecha para hablar nuevamente y revisar el progreso del plan.

Ventajas y desventajas

Hay varias ventajas asociadas con el ciclo reflectante de Gibbs.

  • El modelo es fácil de entender y fácil de usar.
  • Le permite aprender con el tiempo en función de sus experiencias.
  • Con el tiempo, obtendrá un juicio más equilibrado y preciso.

Las críticas al ciclo reflexivo de Gibbs incluyen:

  • Es un enfoque reactivo en lugar de proactivo para mejorar sus habilidades.
  • Puede ser una reflexión superficial ya que no hay referencia al pensamiento crítico, a hacer referencia a sus suposiciones o a analizar la situación desde una perspectiva diferente.
  • ¿El modelo no contiene preguntas profundas?
  • A muchas personas puede resultarles difícil abrirse y hablar de sus sentimientos.
  • Funciona mejor con un practicante o entrenador experto que lo guíe a través del proceso.

Ejemplo del ciclo reflexivo de Gibbs

En este ejemplo, imagine que hizo una presentación ante su equipo de liderazgo senior y no salió bien. Utilizando el modelo retrospectivamente, su análisis podría verse así:

Paso Notas
Paso 1: Descripción El lunes pasado estuve haciendo una presentación ante la junta. El propósito de la presentación fue brindar una actualización sobre el progreso de mi departamento en el trimestre anterior.

¡Solo pude deslizar tres antes de que todo se desmoronara!

El director financiero me hizo una pregunta sobre las cifras y me puse nervioso. Ya no estaba de acuerdo con la dirección de mi presentación. ¡Se produjo un gran debate y ni siquiera completé mi presentación!

Paso 2: Sentimientos En el período previo a la presentación, me sentí muy nervioso ya que no todos los días hago una presentación ante el equipo de liderazgo. Sentí pánico cuando me hicieron la pregunta sobre los números. Me sentí como un idiota cuando se me acabó el tiempo y ni siquiera había pasado de la presentación.
Paso 3: Evaluación En el lado positivo, mi jefe me dijo que este tipo de cosas suceden todo el tiempo. Después, me sentí triste por haber cometido un error y un poco enojado con el director de finanzas.
Paso 4: Análisis Pensándolo bien, debería haber enviado una copia de la presentación a cada miembro del equipo de liderazgo antes de la presentación. También debería haber hecho un seguimiento con cada uno de ellos en persona para verificar que no estuvieran en desacuerdo con nada de lo que iba a presentar. Esto también me habría ayudado a calmar mis nervios previos a la presentación.
Paso 5: Conclusión En definitiva, me doy cuenta de que estas cosas suceden y que no es el fin del mundo que una presentación salga mal como esta. La buena noticia es que veo una manera de seguir adelante que tiene muchas posibilidades de obtener un mejor resultado la próxima vez.
Paso 6: Plan de acción 1. Distribuya la presentación con anticipación a las partes interesadas clave.
2. Repase el plan con cualquiera que pueda tener algún problema con él. Esto también servirá como práctica para realizar la presentación.

Plantilla de ciclo reflectante de Gibbs

Puede descargar una plantilla que le ayudará a realizar un ciclo reflexivo de Gibbs en formato PDF aquí.

Resumen

El ciclo reflexivo de Gibbs proporciona un proceso circular de seis pasos que puede utilizar para aprender mediante la práctica.

La primera mitad del modelo le ayuda a recopilar lo que sucedió durante su experiencia anterior, mientras que la segunda mitad le ayuda a comprender las opciones de mejora disponibles y a tomar medidas, para mejorar su desempeño en cualquier situación similar que encuentre en el futuro.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Ciclo reflectante de Gibbs | Capacitación en Habilidades Profesionales de EPM

Ciclo reflectante de Gibbs

El ciclo reflectante de Gibbs es una herramienta útil en el proceso de aprendizaje y desarrollo de habilidades profesionales. Este enfoque se utiliza para reflexionar sobre las experiencias pasadas, analizar las emociones asociadas y planificar acciones futuras para mejorar el desempeño en el ámbito laboral.

¿Qué es el ciclo reflectante de Gibbs?

El ciclo reflectante de Gibbs, desarrollado por Graham Gibbs, es un modelo estructurado que ayuda a los profesionales a reflexionar sobre sus experiencias y convertirlas en aprendizaje significativo. Este ciclo consta de las siguientes etapas:

  1. Describir: En esta etapa, el profesional describe detalladamente la experiencia en cuestión. Esto incluye las acciones realizadas, las personas involucradas y cualquier otro detalle relevante.
  2. Sentir: Aquí, se exploran las emociones y sentimientos experimentados durante la situación. Es importante identificar las emociones positivas y negativas para comprender mejor el impacto de la experiencia.
  3. Evaluar: En esta etapa, se realiza una evaluación crítica de la experiencia. Se analizan los aspectos positivos y negativos, así como los éxitos y las áreas de mejora.
  4. Analizar: Aquí, el profesional examina la experiencia desde diferentes perspectivas y considera las posibles causas y factores influyentes. Se busca comprender las razones detrás de los resultados obtenidos.
  5. Concluir: En esta etapa, se extraen conclusiones y se identifican los aprendizajes significativos derivados de la experiencia. Se busca encontrar patrones, identificar áreas de mejora y establecer objetivos claros para el futuro.
  6. Planificar: Por último, se establecen acciones concretas para aplicar los aprendizajes en futuras situaciones similares. Esto implica diseñar estrategias y establecer metas para mejorar las habilidades profesionales.

El ciclo reflectante de Gibbs proporciona una estructura que ayuda a los profesionales a comprender las experiencias pasadas y utilizarlas como base para su desarrollo profesional continuo.

Para obtener más información sobre el ciclo reflectante de Gibbs, puedes visitar el siguiente enlace: Gibbs Reflective Cycle.

En resumen, el ciclo reflectante de Gibbs es una herramienta valiosa en el campo de la capacitación en habilidades profesionales. Permite a los profesionales reflexionar de manera estructurada sobre sus experiencias pasadas, analizar las emociones asociadas y planificar acciones futuras para mejorar su desempeño laboral.


Deja un comentario