Aumento de las exportaciones a través de zonas francas (ZLC)

En la era de la globalización, las empresas buscan constantemente nuevas estrategias para aumentar sus exportaciones y expandir su presencia en mercados internacionales. Una de las formas más eficaces de lograr esto es a través de las zonas francas, conocidas como ZLC. Estas áreas son consideradas como verdaderos motores de crecimiento económico, generando empleo y atrayendo inversiones extranjeras. En este artículo, exploraremos cómo las zonas francas pueden ser una herramienta clave para el aumento de las exportaciones y el impulso económico de un país.


Hace tiempo que los países se han dado cuenta de la importancia de promover sus intereses apoyando el comercio internacional y las exportaciones internamente y apoyando activamente a las industrias para que sean globalmente competitivas. Además de este objetivo, muchos gobiernos también pretenden promover la inversión extranjera directa en el país y alentar a las empresas multinacionales a establecerse y fabricar bienes para el consumo interno y la exportación. Para apoyar tales iniciativas, la mayoría de los países establecen Zonas Económicas Especiales en su país.

Los gobiernos desarrollan ciertas regiones rurales o subdesarrolladas como parques industriales, brindan servicios estándar internacionales y designan dichas zonas como Zonas Económicas Especiales.. Estas áreas normalmente están exentas de la mayoría de las barreras comerciales, aranceles y leyes nacionales normales y buscan promover actividades manufactureras de libre mercado orientadas a la exportación. Hay varias subcategorías de Zonas Económicas Especiales (SEZ), a saber, Zonas de Libre Comercio (FTZ), Zonas de Procesamiento de Exportaciones (EPZ), Zonas Francas (FZ), Parques Industriales, Puertos Libres, etc..

Los Gobiernos dan preferencia a las unidades de fabricación o montaje a gran escala que serán establecidas por empresas multinacionales de renombre y otorgan exenciones fiscales, así como la exención de muchas de las formalidades que deben seguir las empresas en dicha zona. Por lo general, las empresas importan materias primas y fabrican productos localmente, utilizando así mano de obra local más barata y exportan los productos fuera del país. Tanto las Importaciones como las Exportaciones están exentas de Derechos Aduaneros y otros gravámenes. Sólo están gravados los bienes que ingresan al mercado local como producto de venta nacional. Estas zonas de fabricación intensiva ayudan a generar una gran cantidad de empleo en el sector rural y conducen al desarrollo general del área y, a su vez, estimulan el crecimiento económico en el área. Además del crecimiento local del área, también ayuda al país a ganar enormes divisas.

Irlanda fue el primer país en establecer la Zona Libre de Shannon, a la que siguieron rápidamente la mayoría de los países en desarrollo como Filipinas, Malasia, China, India, México, Costa Rica, Honduras y Guatemala, etc. La lista de países que ahora han adoptado la ZPE ha cruzado más de 100 números.

Si bien la ZEE de Jabil Ali tuvo un enorme impacto en Dubai y su crecimiento, China se ha beneficiado de su ZEE más exitosa: Shenzhen, que ayudó a emplear a más de 10 millones de personas. India se ha convertido en uno de los centros de subcontratación más grandes de Asia gracias al establecimiento de ZEE en todo el país.

Aunque en muchos países las ZEE son implementadas por los gobiernos, un buen número de ellas han sido implementadas por partes privadas también como operadores privados o desarrolladores privados. Un buen número de países han adoptado una vía intermedia de establecer agencias cuasi gubernamentales del sector público con una estructura institucional pseudocorporativa y autonomía en las operaciones. En algunos otros casos, las ZEE también se han desarrollado sobre la base de acuerdos de asociación público-privada.

Se puede decir que las ZEE son las precursoras del establecimiento de una economía de mercado liberal y el libre comercio. Hoy en día, más de 3000 zonas francas en más de 116 países emplean aproximadamente. 43 millones de personas se dedican a la fabricación de diversos artículos de consumo como ropa, zapatos, aparatos electrónicos, computadoras y juguetes, etc.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




Aumento de las exportaciones a través de zonas francas (ZLC)


Aumento de las exportaciones a través de zonas francas (ZLC)

Las zonas francas son un elemento clave en el crecimiento económico de un país. En el caso de las exportaciones, las zonas francas ofrecen numerosas ventajas que pueden impulsar el aumento de las mismas. A continuación, se responden algunas de las preguntas más frecuentes relacionadas con este tema.

¿Qué es una zona franca?

Una zona franca es un área geográfica delimitada dentro de un país que se considera extraterritorial a efectos aduaneros. En estas zonas se aplican condiciones fiscales y comerciales especiales, con el objetivo de incentivar la inversión extranjera y la actividad económica.

¿Cuáles son las ventajas de operar en una zona franca?

Las ventajas de operar en una zona franca son diversas. Algunas de las principales son:

  1. Beneficios fiscales: Las empresas establecidas en zonas francas pueden acceder a exenciones o reducciones de impuestos, tanto a nivel nacional como local. Esto permite una mayor rentabilidad y competitividad en el mercado internacional.
  2. Facilidades aduaneras: La importación y exportación de mercancías dentro de una zona franca se realiza de forma expedita y con trámites aduaneros simplificados. Esto agiliza los procesos logísticos y reduce los costos asociados.
  3. Acceso a infraestructuras: Las zonas francas suelen contar con infraestructuras modernas y bien equipadas, como parques industriales, puertos y aeropuertos cercanos. Esto facilita la manufactura y el transporte de mercancías.
  4. Estabilidad jurídica: Las leyes y regulaciones relacionadas con las zonas francas suelen ser estables y predecibles. Esto brinda un entorno favorable para la inversión extranjera y genera confianza en los negocios.

¿Cómo pueden las zonas francas impulsar el aumento de las exportaciones?

Las zonas francas pueden impulsar el aumento de las exportaciones de diversas formas. Algunas estrategias efectivas incluyen:

  1. Desarrollo de clusters: Las zonas francas fomentan la concentración de empresas de un mismo sector en un área específica. Esto crea sinergias, promueve la colaboración y mejora la competitividad de las exportaciones.
  2. Estímulo a la innovación: Las zonas francas suelen ofrecer incentivos para la investigación y el desarrollo de nuevos productos o procesos. Esto impulsa la creación de productos innovadores, atractivos para mercados internacionales.
  3. Promoción de la capacitación: Las zonas francas apoyan la formación y capacitación de recursos humanos altamente calificados. Esto permite mejorar la calidad y eficiencia de los productos exportados.
  4. Estrategias de marketing internacional: Las zonas francas promueven la participación en ferias y eventos internacionales, facilitando la promoción y comercialización de los productos exportados.

En resumen, las zonas francas representan una oportunidad para impulsar el crecimiento de las exportaciones. Sus ventajas fiscales, facilidades aduaneras, acceso a infraestructuras y estabilidad jurídica son elementos clave que favorecen el aumento de las exportaciones. Asimismo, las estrategias implementadas dentro de las zonas francas, como el desarrollo de clusters y la promoción de la innovación, potencian la competitividad de los productos exportados.

Fuentes:
1. Dirección General Impositiva (DGI) – Uruguay
2. Asociación Latinoamericana de Zonas Francas (ALF)»
3. Comité de Zonas Francas y Actividades Conexas de la Cámara de Comercio de Lima


Deja un comentario