Aplicación de la gestión del talento en la situación económica actual

En el contexto económico actual, donde la competencia laboral es cada vez más intensa y las empresas buscan constantemente atraer y retener a los mejores talentos, la gestión del talento se vuelve una herramienta clave para el éxito y la supervivencia de las organizaciones. En este artículo, exploraremos la importancia de aplicar estrategias efectivas de gestión del talento en medio de la situación económica que enfrentamos actualmente. Descubre cómo las empresas pueden aprovechar al máximo el talento humano para alcanzar sus metas y destacar en un mercado altamente competitivo.


Las condiciones económicas actuales exigen un recorte en los gastos. Lamentablemente para la gestión del talento, aunque las organizaciones y los líderes la elogian en los documentos, en la implementación se descuida como un centro de costos.

A raíz de la recesión económica, los profesionales de recursos humanos se encuentran bajo una enorme presión para reducir costos. Lógicamente este es el mejor momento para validar la importancia de la gestión del talento.

Contratar y compensar el mejor talento de la industria de manera óptima y asegurando el desempeño al mismo tiempo. La pregunta que queda es «¿cuál es exactamente la relevancia en las condiciones económicas actuales»? Antes de intentar responder, reflexionemos sobre ciertas cuestiones clave.

  • Según las estadísticas de la industria, ¡solo el cinco por ciento de las organizaciones posee una estrategia de gestión del talento operativa! En otro diez por ciento el concepto apenas ha comenzado a desarrollarse.
  • El envejecimiento de la fuerza laboral es otra área de preocupación que ha creado vacíos en los puestos de liderazgo de las organizaciones.
  • Las organizaciones también informan de una escasez de talento en los gerentes de línea de negocios.

Todo esto ha abierto vías para que los profesionales de RR.HH. reivindiquen su postura sobre la gestión del talento y una vez que las organizaciones comprenden que necesitan un enfoque integrado para la gestión del talento, la participación de un alto ejecutivo es importante para impulsar el éxito.

El alto ejecutivo que ahora dirige la función de gestión del talento es responsable de actividades como la planificación de la sucesión, el desarrollo del liderazgo, el desarrollo profesional, la gestión del desempeño, el aprendizaje y el desarrollo, la contratación, etc. Dicho esto, llegamos nuevamente a la cuestión de la relevancia.

Desarrollando un grupo de liderazgo: La planificación de la sucesión y el desarrollo del liderazgo son dos cuestiones que han adquirido un sentido de urgencia después de la reciente crisis económica. Las organizaciones han estado buscando posiciones de liderazgo para rescatarlas de la crisis.

Gestión del rendimiento: Después de la planificación de la sucesión y el desarrollo del liderazgo, la gestión del desempeño ocupa el siguiente lugar en la lista. Sin una forma exhaustiva y estándar de medir el desempeño, no es posible promover a las personas adecuadas a los puestos adecuados y motivarlas a desempeñarse para el crecimiento y el desarrollo organizacional.

El reclutamiento adquiere importancia: El reclutamiento se vuelve estratégico, por así decirlo. Las prácticas de contratación determinan la eficacia organizacional. En un mercado laboral ajustado, atraer a los talentos más brillantes a su organización y luego incorporarlos es una tarea desalentadora.

Internet se ha convertido en una importante fuente de contratación externa. Se han establecido sistemas y estándares para los mismos. Aquí es importante construir una marca de empleador. Aquellos que lo hacen, incorporan a las personas adecuadas.

Planificación de la mano de obra basada en habilidades: La planificación de la mano de obra es un proceso estratégico de recursos humanos en estos días. En lugar de una mera contratación basada en la plantilla; La planificación de la mano de obra ahora se extiende a la localización de habilidades, roles y responsabilidades críticas y luego a determinar las necesidades de talento actuales y futuras para esos roles.

Estos son procesos vitales que optimizan el desempeño de la gestión del capital humano. Lo que se requiere es garantizar que sean consistentes para garantizar que cumplan con los objetivos comerciales.

La gestión del talento se encuentra en su etapa incipiente, aún hay más procesos que se irán agregando con el tiempo a medida que las organizaciones opten por más iniciativas en esa dirección.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

Aplicación de la gestión del talento en la situación económica actual

Introducción

La gestión del talento se ha convertido en una parte fundamental de la estrategia empresarial en la situación económica actual. Con el panorama económico en constante cambio, las empresas se enfrentan a desafíos sin precedentes que requieren una adaptación y enfoque innovador para garantizar su supervivencia y éxito.

¿Qué es la gestión del talento?

La gestión del talento es un enfoque estratégico para identificar, atraer, desarrollar y retener a los mejores empleados de una organización. Implica todo el proceso, desde la selección y contratación de personal, hasta su desarrollo y crecimiento a lo largo de su carrera profesional.

¿Por qué es importante la gestión del talento?

En la situación económica actual, donde la competencia es feroz y los recursos escasos, las empresas no pueden darse el lujo de perder a sus mejores empleados. La gestión del talento ayuda a las organizaciones a aprovechar al máximo el potencial de sus empleados, desarrollar líderes futuros y construir una cultura empresarial sólida.

¿Cómo se aplica la gestión del talento en la situación económica actual?

Para aplicar la gestión del talento en la situación económica actual, es fundamental tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Identificación de talento: Las empresas deben identificar a sus empleados con habilidades y competencias excepcionales. Esto se puede lograr a través de evaluaciones de desempeño, feedback constante y análisis de habilidades.
  2. Desarrollo y capacitación: Es importante invertir en el desarrollo y la capacitación de los empleados para garantizar que estén equipados con las habilidades necesarias para enfrentar los desafíos actuales y futuros. Se pueden organizar programas de formación internos o recurrir a expertos externos.
  3. Retención de talento: La retención de talento es crucial en la situación económica actual. Las empresas deben ofrecer un entorno de trabajo atractivo, oportunidades de crecimiento y desarrollo, así como compensación y beneficios competitivos.
  4. Gestión del cambio: En un entorno económico en constante evolución, las empresas deben estar preparadas para adaptarse y gestionar cambios. Esto implica una comunicación clara, una mentalidad abierta al cambio, y la capacidad de aprovechar las oportunidades que se presenten.

Conclusiones

En resumen, en la situación económica actual, la gestión del talento se ha convertido en un factor clave para el éxito empresarial. Identificar, atraer, desarrollar y retener a los mejores empleados es esencial para garantizar la supervivencia y competitividad de una empresa. Aplicando los principios de la gestión del talento descritos anteriormente, las organizaciones pueden destacarse en un entorno económico desafiante y lograr resultados sobresalientes.

Fuentes:

Deja un comentario