Análisis de Puestos y Gestión de Calidad Total (TQM)

¿Has oído hablar del análisis de puestos y la gestión de calidad total pero no sabes exactamente en qué consisten? ¡No te preocupes! En este artículo vamos a adentrarnos en el fascinante mundo de estas dos prácticas empresariales fundamentales para el éxito de las organizaciones. El análisis de puestos es una herramienta que permite comprender en detalle las responsabilidades, tareas y habilidades requeridas en cada puesto de trabajo dentro de una empresa. Por otro lado, la gestión de calidad total (TQM, por sus siglas en inglés) es una estrategia que busca lograr la excelencia a través de la mejora continua en todos los aspectos de la organización. Prepárate para descubrir cómo estas dos prácticas se complementan y cómo implementarlas de manera efectiva en tu empresa. ¡Comencemos!


TQM es un enfoque de gestión que se concentra en el trabajo en equipo, la integridad, la mejora continua y la evaluación continua de los trabajos y su valor. Por otro lado, el análisis de puestos consiste en investigar cada puesto por separado y recopilar la información relacionada con el puesto. Por lo general, el proceso se lleva a cabo en una organización de vez en cuando, especialmente cuando el departamento de recursos humanos tiene que buscar candidatos para un puesto en particular. TQM es un enfoque nuevo y casi inconsistente con los enfoques y procesos de gestión tradicionales. El análisis de trabajo no es una excepción.

Puntos de inconsistencia entre el análisis de puestos y la TQM

El concepto de Gestión de Calidad Total hace hincapié en la mejora continua de los procesos de gestión y de los empleados. Por ejemplo, si un empleado se une a una organización en un determinado nivel, según la TQM, no debería limitarse únicamente a sus trabajos básicos. En lugar de eso, deberían considerar otras opciones e intentar aprender más y más para explorar otras áreas de operaciones. Considerando que, el proceso de análisis del puesto se lleva a cabo para determinar qué se supone que debe hacer un empleado y cómo se deben realizar deberes y actividades específicas.

El enfoque de Gestión de Calidad Total se centra en el desarrollo integral de los empleados y espera que hagan todo lo posible mientras están en el trabajo para alcanzar niveles más altos de calidad.. También se concentra en su mejora continua personal y profesional. Mientras que el análisis de puesto define deberes y responsabilidades específicas de un empleado y se supone que cada uno de ellos debe hacer solo lo que se le asigna. El concepto es justo lo opuesto al enfoque TQM.

La descripción del puesto y las especificaciones del puesto hablan sobre el título del puesto del empleado, el resumen del puesto, los deberes y responsabilidades del puesto, las calificaciones educativas y las condiciones laborales. Si bien no analiza el mantenimiento de la calidad en las operaciones, el tratamiento adecuado de los desechos y desechos y la calidad de los servicios prestados. Simplemente brinda breves detalles sobre lo que debe hacer un empleado y cómo. Aunque se trata de evaluar un trabajo, no tiene nada que ver con mejorar la calidad en las operaciones.

La TQM no limita a los empleados sólo a un trabajo en particular. El concepto deja margen para tareas adicionales además de las tareas laborales básicas. Mientras que no es cierto en el caso del análisis de puestos. Simplemente mide el valor de un trabajo y determina los deberes que implica. No se anima a los empleados a explorar otras áreas de operaciones. En cambio, se supone que deben realizar únicamente el trabajo asignado.

Relevancia del análisis del puesto

El análisis del puesto no es coherente con la TQM. No van de la mano, ya que se centran en teorías completamente diferentes y operan con modelos diferentes. Pero eso no significa que el análisis del puesto haya perdido su relevancia en el mundo actual. Tiene su propia importancia y aún es necesario llevarlo a cabo, ya que brinda información básica relacionada con trabajos específicos y ayuda a los gerentes en el proceso de toma de decisiones.

Ayuda en varios otros procesos de gestión, incluidos el reclutamiento y la selección, la evaluación de puestos, la evaluación y valoración del desempeño y el análisis de las necesidades de capacitación y desarrollo. También regula la entrada de talento en una organización y ayuda a buscar y atraer un grupo de talentos para trabajar con la organización.



Autoría/Referencia – Acerca del autor(es)


Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded


Preguntas frecuentes sobre Análisis de Puestos y Gestión de Calidad Total (TQM)

El análisis de puestos y la gestión de calidad total (TQM) son dos conceptos fundamentales en la administración de recursos humanos y la mejora continua de una organización. Aquí, responderemos a algunas preguntas comunes sobre estos temas para ayudarte a comprender mejor sus implicaciones y beneficios.

1. ¿Qué es el análisis de puestos?

El análisis de puestos es un proceso sistemático que consiste en recopilar, documentar y analizar información sobre las responsabilidades, tareas, habilidades y requerimientos de un puesto específico dentro de una organización. Este análisis ayuda a definir claramente las funciones asociadas a cada puesto, lo cual es vital para establecer criterios en la selección, capacitación y evaluación del personal.

2. ¿Cuáles son los beneficios del análisis de puestos?

El análisis de puestos ofrece varios beneficios clave para una organización. Ayuda a identificar los requerimientos de habilidades y experiencia necesarios para realizar un trabajo de manera efectiva. Esto permite que los reclutadores evalúen de manera precisa a los candidatos y seleccionen a las personas más adecuadas para cada puesto. Además, el análisis de puestos proporciona una base sólida para el desarrollo de programas de capacitación y evaluaciones de desempeño.

3. ¿Qué es la gestión de calidad total (TQM)?

La gestión de calidad total, conocida como TQM por sus siglas en inglés (Total Quality Management), es una estrategia de gestión orientada a mejorar la calidad y eficiencia en todos los procesos de una organización. Se enfoca en la participación y compromiso de todos los miembros de la empresa para alcanzar la excelencia en todos los aspectos del negocio, desde la producción hasta el servicio al cliente.

4. ¿Cuáles son los principios fundamentales de la TQM?

Los principios clave de la TQM son:

  1. Orientación al cliente: La satisfacción del cliente es la principal prioridad de una organización.
  2. Enfoque en la mejora continua: Se busca constantemente mejorar los procesos y resultados.
  3. Participación de todos los miembros: Todos los colaboradores de la organización son responsables de la calidad.
  4. Enfoque basado en hechos y datos: Las decisiones se toman mediante el análisis de información y datos relevantes.
  5. Colaboración con proveedores: Se establecen relaciones sólidas y de colaboración con los proveedores para garantizar la calidad de los productos o servicios.

5. ¿Cómo se implementa la TQM?

La implementación exitosa de la TQM requiere un enfoque sistemático y el compromiso total de la alta dirección. Algunas acciones clave incluyen:

  • Establecimiento de una visión y misión claras en relación con la calidad.
  • Capacitación y desarrollo de los empleados en técnicas de mejora y herramientas de calidad.
  • Establecimiento de sistemas de incentivos y reconocimiento para fomentar la participación y el compromiso.
  • Recopilación y análisis de datos para monitorear el desempeño y tomar decisiones basadas en hechos.
  • Revisión y mejora continua de los procesos y sistemas existentes.
  • Si deseas obtener más información sobre estos temas, te recomendamos consultar las siguientes fuentes:

    Esperamos que estas respuestas te hayan ayudado a comprender mejor el análisis de puestos y la gestión de calidad total. Si tienes más preguntas, no dudes en contactarnos.


    Deja un comentario