7 ventajas y desventajas de la familia conjunta (explicadas)

La familia conjunta es una forma de organización familiar que ha ganado cada vez más popularidad en los últimos años. En este tipo de familia, dos o más núcleos familiares deciden vivir bajo el mismo techo, compartiendo gastos, responsabilidades y la crianza de los hijos. Sin embargo, como en cualquier otra forma de familia, existen ventajas y desventajas que es importante considerar. En este artículo, exploraremos las 7 ventajas y desventajas de la familia conjunta, y las explicaremos detalladamente para que puedas tomar una decisión informada sobre esta forma de convivencia familiar. ¡Sigue leyendo y descubre si la familia conjunta es adecuada para ti!

Ventajas y desventajas de la familia conjunta

Una familia conjunta está formada por tres o más generaciones, que viven juntas bajo el mismo techo, comparten la misma cocina y gastos económicos. Es una familia formada por tres o más familias nucleares que viven juntas.

Ventajas de la familia conjunta

Las ventajas de vivir en una familia conjunta son;

Soporte/función económica

Vivir en una familia conjunta reduce los gastos innecesarios de una persona. Además, los productos o necesidades básicas se aseguran a un precio asequible ya que se compran en cantidad. Existe una responsabilidad colectiva por los gastos incurridos.

Unidad y unión

Algunas personas se mantienen juntas en tiempos de crisis y felicidad, todas se mantienen juntas. Hay apoyo total de los miembros de la familia cuando sea necesario. Los niños no se quedan solos en casa mientras los padres están en el trabajo, por lo que los niños y los ancianos están seguros.

Desarrollo de virtudes sociales.

Un individuo se vuelve más atractivo y tolerante con otras personas en casa y fuera de casa porque aprende bondad, compasión, confianza mutua, autocontrol y cooperación al vivir en familias conjuntas. Se controlan a tiempo las inclinaciones antisociales y se evita que los jóvenes sean rebeldes e insensibles.

Seguridad y comodidad para los socios mayores.

Los miembros mayores de la familia conjunta están bien cuidados y disfrutan de la compañía de sus hijos y nietos. Sus vidas son muy cómodas debido a la disponibilidad de afecto y al estar rodeados de familiares la mayor parte del tiempo.

La crianza de los niños

Los miembros mayores inculcan los valores y tradiciones familiares en los niños desde el principio y se involucran y juegan con ellos. Los niños tienen la oportunidad de jugar y realizar casi todas las actividades juntos con sus primos. Por tanto, una familia conjunta es un lugar ideal para la crianza de los hijos.

Preservación de costumbres y tradiciones.

Hay miembros mayores/mayores en las familias conjuntas que prefieren seguir la cultura y las tradiciones. Los jóvenes también buscan orientación e indicaciones de los mayores y utilizan sus experiencias. Así, las costumbres y tradiciones se conservan bien.

Crecimiento profesional

Las mujeres pueden tener libertad para trabajar dejando a sus hijos con sus suegros mientras van a trabajar. Si sus ingresos son muy importantes para el bienestar de la familia, se les brinda apoyo en sus intereses profesionales y horarios de trabajo.

Desventajas de la familia conjunta

El desventajas de vivir en una familia conjunta son;

Alta carga económica

Aunque existe una responsabilidad colectiva por ganar dinero, hay algunos miembros que tienden a volverse perezosos. Se vuelven perezosos porque son conscientes de que incluso si no se esfuerzan al máximo, sus requisitos básicos se cumplirán. En esta situación, la carga económica recae más sobre algunos miembros que sobre otros. También deteriora la situación económica de la familia.

Falta de libertad

En una familia conjunta, es bastante difícil para una persona disfrutar de su privacidad ya que todos los miembros de la familia viven juntos. Hay un espacio muy limitado para vivir. Los individuos no obtienen tanta libertad como necesitan. En una familia conjunta no se puede ocultar nada. Los cónyuges no pueden interactuar afectuosamente. Incluso si las parejas intiman y limitan su interacción interna, otros miembros pueden tomarlo de manera negativa.

Desarrollo de personalidades no deseadas.

En una familia conjunta surgen celos entre los miembros en términos de progreso y capacidad y también una falta de adaptación entre ellos. Las personalidades, opiniones, grados de comprensión e intereses también difieren, lo que conduce a frecuentes desacuerdos entre las mujeres y entre los miembros más jóvenes y mayores.

Propagación de la ideología ortodoxa.

Los miembros mayores normalmente no están dispuestos a aceptar cambios y alterar costumbres y tradiciones que la familia sigue desde hace mucho tiempo. La brecha generacional perturba el crecimiento de la familia y del individuo. Por lo tanto, la familia conjunta propaga ideas y mentalidades ortodoxas.

Beneficios diferenciales para los niños

Los miembros de la familia discrepan fuertemente sobre las opciones de alimentación y educación, lo que genera un estrés significativo. Los miembros con mayores ingresos a menudo quieren que sus hijos estudien en escuelas caras, pero no quieren compartir la carga de los hijos de otros miembros de la familia que no tienen dinero. Por lo tanto, los niños que viven en la misma casa pueden experimentar un acceso diferenciado a los beneficios.

Desarrollo de consecuencias antisociales.

En ocasiones, el cabeza de familia puede tomar decisiones sin el consentimiento de otros miembros más jóvenes de la familia. Por ejemplo, el cabeza de familia considera el matrimonio de los miembros más jóvenes como una carga y quiere deshacerse rápidamente de una responsabilidad que a veces resulta dolorosa. La decisión apresurada puede terminar la vida de la pareja en la miseria debido a diferencias de elección, actitud y creencias.

]

negligencia profesional

En algunas familias conjuntas, los mayores no valoran las calificaciones educativas de las mujeres porque quieren que las mujeres se ocupen únicamente de las tareas domésticas. Algunos ancianos desean disfrutar de su vida en adoración y relajación y no quieren cargarse con el cuidado de los niños a tiempo completo.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




7 ventajas y desventajas de la familia conjunta (explicadas)

7 ventajas y desventajas de la familia conjunta (explicadas)

La familia conjunta, también conocida como familia extensa, es un modelo de convivencia en donde diversas generaciones conviven bajo el mismo techo. Esta estructura familiar presenta tanto ventajas como desventajas, las cuales son importantes considerar antes de decidir vivir en una familia conjunta. En este artículo, explicaremos las principales ventajas y desventajas que conlleva este tipo de convivencia.

Ventajas de la familia conjunta:

  1. Apoyo emocional y social: En una familia conjunta, siempre habrá alguien dispuesto a brindar apoyo emocional y social. Los miembros de la familia podrán compartir sus alegrías y preocupaciones, creando un entorno de apoyo y comprensión.
  2. Compartir responsabilidades: Al vivir en una familia conjunta, se pueden compartir las responsabilidades del hogar y de cuidado de los niños. Esto puede aliviar la carga de trabajo para todos los miembros de la familia, permitiéndoles disfrutar de más tiempo libre.
  3. Preservación de la cultura y tradiciones: La convivencia en una familia conjunta puede contribuir a la preservación de la cultura y tradiciones familiares. Los abuelos pueden transmitir sus conocimientos y enseñanzas a las nuevas generaciones, manteniendo vivas las raíces familiares.
  4. Economía compartida: Una de las principales ventajas de la familia conjunta es el ahorro económico. Al compartir los gastos del hogar, como la renta, los servicios básicos y la compra de alimentos, se puede reducir significativamente el costo de vida.
  5. Mayor seguridad: Al vivir en una familia conjunta, se puede disfrutar de una mayor sensación de seguridad y protección. Siempre habrá alguien en casa, lo que puede disminuir los riesgos y brindar tranquilidad a todos los miembros de la familia.

Desventajas de la familia conjunta:

  1. Falta de privacidad: La falta de privacidad es una de las principales desventajas de vivir en una familia conjunta. Los espacios personales pueden ser limitados y la intimidad puede verse comprometida, lo cual puede generar tensiones y conflictos en ocasiones.
  2. Diferencias generacionales: En una familia conjunta, es común que haya diferencias generacionales, lo cual puede ocasionar choques culturales y falta de entendimiento. Las distintas perspectivas y valores pueden generar conflictos que requieren de una comunicación abierta y respetuosa.
  3. Sobrecarga de responsabilidades: A pesar de que compartir responsabilidades es una ventaja, también puede derivar en una sobrecarga de tareas y responsabilidades para algunos miembros de la familia. Esto puede generar estrés y cansancio, por lo que es importante establecer una distribución equitativa de las responsabilidades.

En conclusión, la familia conjunta presenta tanto ventajas como desventajas. Antes de tomar la decisión de vivir en una familia conjunta, es fundamental evaluar si esta estructura se adapta a las necesidades y preferencias de cada miembro. Si bien puede promover el apoyo familiar, la preservación de tradiciones y el ahorro económico, también implica renunciar a cierta privacidad y hacer frente a diferencias generacionales. ¡Considera todos estos aspectos antes de tomar una decisión que pueda tener un impacto significativo en tu vida familiar!


Deja un comentario