7 reglas de oro para reunirse y saludar

La forma en que nos saludamos y nos reunimos con los demás puede tener un impacto significativo en nuestras relaciones personales y profesionales. Es por eso que conocer y practicar las reglas de oro para reunirse y saludar es esencial para transmitir una imagen positiva y ser respetuosos con los demás. En este artículo, te presentaremos siete reglas fundamentales que te ayudarán a mejorar tus habilidades de saludo y encuentro, para que puedas causar una excelente impresión en cualquier ocasión. ¡No te lo pierdas!

Casi recuerdo haber comenzado en mi primer trabajo y haber pasado por la tradicional prueba de que me hicieran desfilar por la oficina para conocer al equipo.

Dos presentaciones en particular destacaron, y aún lo hacen, después de todos estos años. Primero conocí a la directora del equipo, Andrea. Se levantó cuando entré, sonrió y me tendió la mano. Hizo una rápida referencia a la universidad en la que había estado, lo que demostró que al menos recordaba mi entrevista, y se disculpó por no tener más tiempo para charlar, ya que estaba de camino a una reunión.

Un poco más tarde conocí a Chris. Chris se reclinó en su silla, con las manos detrás de la cabeza. Me miró de arriba abajo, levantó una ceja y dijo: «Bueno, supongo que al menos apareciste». Concluidas las sutilezas, volvió a su pantalla.

¿Adivina en quién decidí que sería en quien confiar y admirar? Allí mismo y en ese momento.

Las primeras impresiones importan. No son los únicos aspectos que cuentan para una buena reputación en el lugar de trabajo, pero pueden tener un impacto desproporcionado. Hágalo bien y establecerá una relación mucho más fácil con sus compañeros de equipo, clientes y proveedores. Si se equivoca, se encontrará tratando de ponerse al día.

Pruebe estos consejos importantes para saludar a alguien nuevo en el trabajo.

1. Levántate

Cuando saludes a gente nueva, hazlo cara a cara. Es simplemente educado y muestra respeto. Significa que los consideras lo suficientemente importantes como para cambiar tu posición física por ellos. También te ayuda a hacer contacto visual.

2. Míralos a los ojos

Hacer contacto visual indica compromiso y concentración. Demuestra que estás interesado en la otra persona. Mirar fijamente tus zapatos, tu reloj o tu teléfono muestra lo contrario y sugiere desconexión. Utilice un lenguaje corporal positivo.

3. Sonríe (y el mundo sonríe contigo)

Incluso si cargas con los problemas del mundo sobre tus hombros, trata de parecer feliz de ver a tu nuevo conocido. Una mueca inmediatamente pone a la otra persona a la defensiva, mientras que una sonrisa es acogedora e inclusiva.

4. Tome la iniciativa con un apretón de manos

Acércate a la persona a la que estás saludando y extiende tu mano. Darás la impresión de ser confiado y asertivo, no agresivo. No espere a que la otra persona tome la iniciativa.

Mantenlo simple: agita firmemente, pero evita el «agarre mortal». Un «pez fláccido» deja una impresión igualmente mala. Y mantén la mano libre a tu lado: bombear con las dos manos y poner las manos en los hombros es estrictamente para los políticos.

5. Di quién eres

Aún mejor, di por qué estás allí y qué haces. “Hola, soy Paula” es un comienzo. “Hola, soy Paula. Soy administrador de cuentas del equipo de Éxito del Cliente. ¿Cómo puedo ayudar?» es realmente útil y demuestra que estás haciendo el esfuerzo.

6. Observa la jerarquía

Si va a hacer las presentaciones, recuerde la etiqueta comercial. Presente a las personas de menor rango a las de mayor rango. Comience con el nombre de la persona mayor y luego preséntele a la persona menor.

Como lo hizo cuando se presentó, brinde algo de contexto. Entonces, «Colette, ¿puedo presentarte a Phil? Phil es nuestro nuevo desarrollador principal. Phil, Colette es nuestra directora financiera».

7. Haz bien el juego de nombres

Asegúrate de recordar el nombre de cualquier persona que te hayan presentado y úsalo correctamente. Es mejor pedirle a la persona que repita el nombre que seguir usando una versión incorrecta.

Espere permiso antes de usar el nombre de alguien. Es respetuoso. A algunas personas no les gusta la informalidad desde el principio y pueden considerarla culturalmente insensible.

¿Se te ocurre algún momento en el que una introducción te haya ido especialmente bien? ¿O particularmente mal? Háganos saber en la sección de comentarios.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded




7 Reglas de Oro para Reunirse y Saludar – Preguntas Más Frecuentes

Preguntas más frecuentes sobre las 7 Reglas de Oro para Reunirse y Saludar

¿Cuáles son las 7 reglas de oro para reunirse y saludar?

Las 7 reglas de oro para reunirse y saludar son principios básicos que nos enseñan cómo interactuar correctamente al conocer a alguien. Estas reglas nos ayudan a crear una primera impresión positiva y establecer una conexión efectiva. Aquí están las 7 reglas:

  1. Mantén contacto visual: Al conocer a alguien, asegúrate de establecer y mantener contacto visual con la persona. Esto demuestra interés y respeto.
  2. Sonríe: Una sonrisa amigable te hará lucir accesible y te ayudará a establecer un ambiente positivo desde el principio.
  3. Da un firme apretón de manos: Un apretón de manos firme y seguro muestra confianza y profesionalismo. No olvides que debe ser adecuado a la situación y la cultura.
  4. Preséntate: Al conocer a alguien por primera vez, debes presentarte adecuadamente. Di tu nombre claramente y ofrece una breve descripción si es necesario.
  5. Escucha activamente: Presta atención a lo que la otra persona está diciendo y muestra interés genuino. Haz preguntas pertinentes y evita distraerte mientras escuchas.
  6. No interrumpas: Respeta el turno de palabra de la otra persona y evita interrumpir. Deja que termine de hablar antes de contribuir a la conversación.
  7. Agradece y despídete: Al finalizar la conversación, agradece a la persona por su tiempo y despídete de manera cortés. Esto muestra gratitud y deja una buena impresión final.

¿Por qué son importantes estas reglas?

Estas reglas son importantes porque la forma en que nos reunimos y saludamos a alguien puede tener un impacto significativo en la impresión que dejamos en ellos. Utilizar estas reglas de oro nos permite establecer una conexión adecuada y potencialmente duradera con otras personas. Además, nos ayuda a crear un ambiente de confianza y respeto mutuo desde el principio.

¿Qué pasa si no sigo estas reglas?

Si no sigues estas reglas básicas de reunirse y saludar, podrías dejar una impresión negativa en la otra persona. No mantener contacto visual, no sonreír o no prestar atención pueden hacerte parecer desinteresado o poco amigable. Además, un apretón de manos débil o inexistente puede transmitir falta de confianza o inseguridad. No seguir estas reglas también podría llevar a situaciones incómodas o malentendidos en las interacciones.

Para obtener más información sobre estas reglas de oro y aprender sobre el arte de reunirse y saludar, te recomendamos visitar los siguientes enlaces:

Recuerda, las 7 reglas de oro para reunirse y saludar son herramientas valiosas que te ayudarán a causar una buena impresión y construir relaciones exitosas. ¡Practica estas reglas y disfruta del éxito en tus interacciones!


Deja un comentario