6 sencillos pasos para el proceso de posicionamiento de productos (simplificados)

El posicionamiento de productos es un aspecto crucial para cualquier negocio que desee alcanzar el éxito en un mercado competitivo. Este proceso, aunque puede parecer complicado a primera vista, puede simplificarse siguiendo seis sencillos pasos. En este artículo, te explicaremos detalladamente cada uno de estos pasos, para que puedas posicionar tus productos de manera efectiva y captar la atención de tu público objetivo. Si estás listo para aumentar la visibilidad y la demanda de tus productos, ¡continúa leyendo y descubre cómo lograrlo de forma sencilla!

Proceso de posicionamiento del producto

El posicionamiento del producto puede definirse simplemente como el proceso que siguen las empresas para crear una imagen única, sólida y confiable de la oferta de la empresa en la mente del consumidor. No basta con la sola producción del producto, es necesario comercializarlo y posicionarlo.

Al igual que el producto, el servicio y la marca también deben posicionarse en el mercado. El posicionamiento del producto es el proceso continuo de la empresa cuyo objetivo es construir una posición sólida en el mercado. Para ello se necesitan al menos seis pasos del proceso de posicionamiento del producto que se detallan a continuación:

  • Conozca la fortaleza de su empresa
  • Sepa quiénes son los competidores reales
  • Determinar la posición del competidor en el mercado.
  • Analizar a los clientes
  • Selecciona la mejor posición
  • Monitorear la posición

Conozca la fortaleza de su empresa

El primer paso del proceso de posicionamiento del producto es conocer claramente las fortalezas de la empresa. Se trata de conocer: ¿la empresa realmente tiene la capacidad de conocer su mercado objetivo y los recursos disponibles para ofrecerlos? ¿La empresa realmente quiere conseguir esa posición en el mercado? ¿La empresa cuenta con recursos y mente humana para cumplir sus objetivos? Para ello, para conocer claramente también se solía hacer análisis internos (debilidades y fortalezas).

Sepa quiénes son los competidores reales

En el segundo paso, se identificaron los competidores reales. Su empresa por sí sola no está en el mercado, hay un conjunto de empresas comerciales que venden tipos similares de productos y servicios. Un competidor real puede ser aquel que tiene un efecto significativo en la política, la estrategia de marketing y el desempeño de la empresa en su conjunto.

Por ejemplo, quizás los competidores reales del teléfono inteligente Samsung sean Oppo, Xiaomi, Vivo, Huawei, etc.

Determinar la posición de los competidores en el mercado.

Después de conocer a los competidores, la siguiente tarea es determinar la posición real de los competidores en el mercado. La posición de los competidores en el mercado es la imagen, el valor y la marca de sus ofertas en la mente del consumidor.

Para ello, ¿el mercado tiene que saber cómo perciben los clientes los productos y servicios de la competencia? ¿Cómo evalúan los clientes las ofertas de la competencia? ¿Cuál es la imagen que los clientes tienen de sus competidores? ¿Qué singularidad hay en las ofertas de la competencia para los consumidores que compran? La posición de los competidores en el mercado puede ser en calidad del producto, atributos, precio, altos servicios, entrega rápida, amabilidad, etc. Se relaciona con el análisis comparativo de diferentes competidores.

Analizar clientes

El cuarto paso del posicionamiento de un producto es comprender bien a todos los grupos de clientes. Los clientes son analizados en función de su objetivo de uso del producto y servicios. Ya que los clientes difieren en términos de su objetivo de compra, necesidad, deseo del problema, gusto, etc. Un análisis claro de estas variables permite seleccionar la mejor posición.

Para el análisis del objetivo del cliente, se pueden plantear algunas preguntas como, ¿en qué característica del producto los clientes dan más preferencia? ¿Cuál es el deseo de los clientes interesados? ¿Qué problemas enfrentan al seleccionar y usar el producto? ¿Los clientes son sensibles al precio o a la calidad? ¿Qué necesitan realmente, etc.?

Seleccione la mejor Posición

Después de un análisis eficaz de los clientes, se selecciona el mejor grupo de clientes. El grupo de clientes seleccionado es la posición objetiva de la empresa donde quiere realizar sus ofertas. La mejor posición de la empresa es aquella que tiene la potencialidad de brindar más oportunidades en términos de ventas, ganancias y correspondencia con los objetivos y recursos de la empresa.

Tal vez la posición de la empresa sería precio bajo, alta calidad, mejor servicio, producto de apoyo a la salud, producto de solución de problemas específicos, grupo de edad particular de personas, etc. Después de seleccionar el mejor puesto, se emplean ideas y actividades promocionales para persuadir, motivar y atraer a los clientes objetivo. Al final de este paso, las actividades de la mezcla de marketing están en marcha.

Monitorear la posición

Monitorear el desempeño del puesto es laprimer paso en el proceso de posicionamiento del producto. Como ya se dijo, el posicionamiento del producto es un proceso continuo hasta la existencia de la empresa. Una vez que los diversos programas de promoción y marketing estén en funcionamiento para conseguir la posición deseada, se debe ver cómo va.

El desempeño del puesto debe ser monitoreado y evaluado periódicamente para ver si cumple o no con el objetivo de la empresa. Si todo va como la empresa quería, no se requieren modificaciones adicionales. Y, si hay algún problema o situación particular que detenga la operación de posicionamiento del producto, se debe advertir y de ser necesario se deben hacer algunos cambios en las estrategias y procesos de posicionamiento.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



Preguntas frecuentes sobre el proceso de posicionamiento de productos

6 sencillos pasos para el proceso de posicionamiento de productos (simplificados)

Introducción

El proceso de posicionamiento de productos es esencial para garantizar el éxito en el mercado. A medida que las empresas buscan destacar entre la competencia, es importante comprender cómo posicionar correctamente sus productos. En este artículo, abordaremos las preguntas frecuentes sobre este proceso y proporcionaremos claridad al respecto.

1. ¿Qué es el posicionamiento de productos?

El posicionamiento de productos es el proceso de crear una imagen y una percepción distintivas de un producto en la mente de los consumidores. Consiste en identificar y comunicar los atributos únicos y beneficios de un producto, para diferenciarlo de otros productos similares en el mercado.

2. ¿Cuáles son los beneficios del posicionamiento de productos?

El posicionamiento de productos proporciona varios beneficios clave para las empresas:

  1. Diferenciación: Ayuda a destacar entre la competencia y resaltar los atributos clave que hacen que el producto sea único.
  2. Relevancia: Permite adaptar el mensaje y los esfuerzos de marketing para llegar al público objetivo adecuado y generar mayor interés.
  3. Valor percibido: Un buen posicionamiento de productos puede aumentar la percepción de valor de un producto, lo que influye positivamente en las decisiones de compra de los consumidores.

3. ¿Cuál es el proceso general para posicionar productos?

El proceso de posicionamiento de productos puede resumirse en los siguientes pasos:

  1. Análisis de mercado: Identificar las necesidades y deseos de los consumidores, así como las tendencias y la competencia en el mercado objetivo.
  2. Definición del público objetivo: Determinar el grupo específico de consumidores a quienes se dirigirá el producto.
  3. Desarrollo del mensaje clave: Crear un mensaje claro y convincente que destaque los beneficios y atributos únicos del producto.
  4. Selección de canales de comunicación: Identificar los canales adecuados para transmitir el mensaje al público objetivo, como redes sociales, publicidad impresa, marketing por correo electrónico, etc.
  5. Implementación y seguimiento: Lanzar las estrategias de posicionamiento, monitorear su efectividad y realizar ajustes según sea necesario.
  6. Evaluación continua: Medir y evaluar regularmente el posicionamiento del producto para garantizar su relevancia y eficacia a lo largo del tiempo.

4. ¿Qué estrategias se pueden utilizar para el posicionamiento de productos?

Existen varias estrategias de posicionamiento de productos que las empresas pueden utilizar:

  • Posicionamiento por atributos: Destacar atributos específicos del producto, como calidad, precio o diseño.
  • Posicionamiento por beneficios: Enfatizar los beneficios que el producto brinda a los consumidores.
  • Posicionamiento por uso o aplicación: Asociar el producto con una forma particular de uso o aplicación.
  • Posicionamiento por comparación directa: Comparar directamente el producto con competidores y resaltar sus ventajas.

5. ¿Es el posicionamiento de productos un proceso único?

No, el posicionamiento de productos es un proceso continuo y evolutivo. Las empresas deben adaptarse a los cambios en el mercado y en las preferencias de los consumidores. Es importante realizar evaluaciones periódicas y ajustar las estrategias de posicionamiento según sea necesario.

Conclusión

El proceso de posicionamiento de productos es vital para destacar entre la competencia y generar interés en los consumidores. Siguiendo los pasos mencionados anteriormente y utilizando las estrategias adecuadas, las empresas pueden lograr un posicionamiento efectivo y aumentar las posibilidades de éxito en el mercado.

Fuentes adicionales:

Deja un comentario