5 pasos en el proceso de control o control (explicados)

El proceso de control es fundamental para asegurar el éxito de cualquier proyecto o iniciativa empresarial. Sin embargo, muchas veces este proceso puede resultar confuso o abrumador. En este artículo, te explicaremos de manera clara y concisa los 5 pasos clave en el proceso de control, con el objetivo de ayudarte a comprender y aplicar esta poderosa herramienta de gestión en tu negocio. Si estás listo para tomar el control y alcanzar tus metas, ¡sigue leyendo!

Proceso de Control (Proceso de Control)

El proceso de control sigue una serie de pasos para hacer efectivo un sistema de control. Es necesario considerar algunos procesos para tomar la decisión correcta.

Ayuda a medir eficazmente el desempeño organizacional de los gerentes.

A continuación se detallan los pasos principales en el proceso de control.

  • Establecimiento de estándar
  • Medición del desempeño real
  • Comparación del rendimiento real
  • Analizar la causa de la desviación.
  • Tomar medidas correctivas o correctivas

Establecimiento de estándar

El proceso de control comienza con el establecimiento de un estándar de desempeño. El estándar de desempeño debe ser prácticamente alcanzable y debe ser la base de comparación con el desempeño real.

El estándar de desempeño puede ser tangible o intangible.

Los estándares tangibles se pueden expresar en términos numéricos. Nuevamente, los estándares tangibles pueden clasificarse como estándares cuantitativos, estándares monetarios, estándares de tiempo, estándares financieros, etc. Por ejemplo, los estándares monetarios son como costos, ingresos y ganancias, y los estándares cuantitativos son unidades de producción, unidades de ventas, etc.

Los estándares intangibles son de naturaleza cualitativa y no pueden expresarse en términos numéricos. Los estándares intangibles involucran la competencia de los gerentes, la moral de los empleados, la reputación de la empresa, las buenas relaciones públicas, etc.

Por lo tanto, los gerentes necesitan establecer estándares de desempeño tanto cuantitativos como cualitativos en la organización.

Medición del desempeño real

El segundo paso en el proceso de control es la medición del desempeño real logrado con el desempeño planificado.

La medición del rendimiento real debe realizarse de acuerdo con las normas establecidas. Hace que la medición sea más fácil y significativa.

Relacionado: Tipos de control

Los aspectos cualitativos del desempeño deben cuantificarse en la medida de lo posible. Debe haber disposiciones para una medición regular y sistemática del desempeño real. La medición debe realizarse a futuro y también debe centrarse en el desempeño futuro.

Esto es útil para predecir desviaciones en el desempeño futuro. Por lo tanto, debe haber una medida de vez en cuando, incluso cuando el rendimiento real todavía está en funcionamiento.

Comparación del rendimiento real

Este paso del proceso de control se centra en el estudio detallado del rendimiento real y la comparación con el rendimiento estándar. Dicha comparación muestra el rango de desviación del desempeño real con respecto al estándar definido.

La dirección necesita identificar la desviación estándar para varias partes de las actividades. Si el rango de desviación entre el desempeño real y el estándar está dentro de la desviación estándar, se puede ignorar.

Y, si el rango de desviación negativa es mayor que el estándar, es esencial anotar dicha desviación para tomar las medidas necesarias. Cierto margen de desviación podría ser positivo y es necesario fomentarlo.

]

Por lo tanto, la comparación del desempeño real es útil para identificar debilidades y fortalezas en cualquier parte del desempeño.

Analizar la causa de la desviación

Un estudio detallado de todas y cada una de las partes del desempeño guía para descubrir las causas de la desviación en el desempeño real.

Estas causas ganadas contra el estándar definido pueden ser del ambiente externo, ambiente interno, defectos en la planificación, defectos organizacionales y otros.

Los factores externos implican un cambio de precio, reglas gubernamentales, la estrategia de los competidores, competencia intensa, etc. Los factores internos implican escasez de materias primas, instalaciones de producción inadecuadas, tecnología obsoleta, falta de coordinación, etc.

Los defectos organizativos implican una falta de descripción del puesto, una falta de alcance de control, un desequilibrio entre autoridad y responsabilidad, etc.

Por lo tanto, es necesario detectar dónde radica el problema para poder tomar medidas correctivas en el momento adecuado.

Tomar medidas correctivas o correctivas

El último paso del proceso de control es tomar medidas correctivas para que el desempeño real llegue al nivel de desempeño estándar.

La acción correctiva se toma cuando el desempeño real no está de acuerdo con el desempeño estándar. La dirección debe tener una estrategia para eliminar las limitaciones del entorno interno mediante modificaciones y adaptarse al entorno externo.

Los factores externos están fuera del control de la dirección. Tiene que desarrollar una estrategia para minimizar las pérdidas debido al cambio en el entorno externo.

Generalmente, las acciones correctivas pueden implicar modificaciones y mejoras en la planificación, la mejora del ambiente interno, la reestructuración organizacional, la colocación de la persona adecuada para el trabajo adecuadoy mejora en las técnicas de dirección.

El mencionado anteriormente Los pasos son las partes importantes del proceso de control. El estudio de estos pasos es esencial para que el control sea eficiente, eficaz y productivo.

Leer siguiente: Proceso de toma de decisiones

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded

5 pasos en el proceso de control o control (explicados)

El proceso de control o control es una parte esencial de cualquier empresa o proyecto. Es la forma en que se supervisan y regulan las actividades para asegurarse de que se estén logrando los objetivos establecidos. A continuación, veremos los 5 pasos clave en el proceso de control y cómo se llevan a cabo.

Paso 1: Establecer los estándares

El primer paso en el proceso de control es establecer los estándares. Esto implica definir claramente los criterios y las expectativas que se utilizarán para evaluar el desempeño. Los estándares pueden incluir metas de producción, métricas de calidad o cualquier otro indicador relevante. Es importante que estos estándares sean realistas y alcanzables.

Paso 2: Medir el desempeño

Una vez que los estándares se han establecido, es necesario medir el desempeño para determinar si se están cumpliendo. Esto implica recopilar datos y compararlos con los estándares establecidos. Existen varias herramientas y técnicas disponibles para medir el desempeño, como el análisis de estadísticas, encuestas de satisfacción del cliente o evaluaciones de desempeño del personal.

Paso 3: Comparar los resultados

En este paso, se comparan los resultados reales con los estándares establecidos. Esto permite identificar discrepancias o brechas entre el desempeño actual y el esperado. Es importante realizar un análisis exhaustivo para comprender las razones detrás de las diferencias y determinar si es necesario tomar medidas correctivas.

Paso 4: Tomar medidas correctivas

Si se identifican discrepancias significativas entre los resultados reales y los estándares establecidos, es necesario tomar medidas correctivas. Esto implica realizar cambios en los procesos, capacitar al personal o implementar estrategias alternativas para mejorar el desempeño. Es importante actuar de manera oportuna y eficaz para minimizar cualquier impacto negativo en los resultados.

Paso 5: Retroalimentación y mejora continua

El último paso en el proceso de control es obtener retroalimentación y realizar mejoras continuas. Esto implica revisar regularmente los resultados, recopilar comentarios y aprender de las experiencias pasadas. La retroalimentación puede provenir de diferentes fuentes, como clientes, empleados o incluso otras partes interesadas. Utilizando esta retroalimentación, se pueden realizar ajustes y mejoras en el proceso de control para lograr un desempeño óptimo a largo plazo.

A lo largo de estos 5 pasos en el proceso de control, se asegura que las actividades se alineen con los objetivos y se logren los resultados deseados. La implementación efectiva de este proceso puede mejorar la eficiencia, la calidad y la productividad de una empresa o proyecto.

Referencias externas:

  1. EOI Escuela de Organización Industrial: Blog de Gestión Emprendedora
  2. Economía Simple: Control de Gestión
  3. Robert Ramos: Proceso de Control en la Gestión del Talento

Deja un comentario