11 elementos o características de un sistema de control eficaz

En el mundo empresarial, tener un sistema de control eficaz es vital para asegurar el éxito y la rentabilidad de una organización. Ya sea en grandes corporaciones o en pequeñas empresas, contar con los elementos adecuados en lugar puede marcar la diferencia entre el fracaso y el triunfo. En este artículo, exploraremos los 11 elementos o características clave que conforman un sistema de control eficaz. De esta manera, podrás evaluar tu propio sistema y descubrir áreas de mejora para optimizar el rendimiento de tu negocio. ¡No te lo pierdas!

Características de un control eficaz

El control es parte de toda organización. Un sistema de control eficaz es cuando las actividades de la organización se gestionan adecuadamente de acuerdo con las metas y objetivos planificados.

O un buen sistema de control debería garantizar el logro de todos los objetivos de la organización. Todo sistema de control consta de algunos elementos. Algunos elementos importantes de un control eficaz incluyen los siguientes:

  • Idoneidad
  • Sencillez
  • Objetividad
  • Económico
  • Integral
  • Capaz de comunicarse
  • Sugestivo
  • Flexibilidad
  • Basado en la responsabilidad
  • Estratégico y excepcional
  • Mirando hacia adelante

En otras palabras, un sistema de control se denomina sistema de control eficaz cuando posee todos los elementos o características antes mencionados.

Conozcamos,

Idoneidad

Un sistema de control eficaz debe ser apropiado según las necesidades de la organización. Debe ser ajustable según la naturaleza, tipo, tamaño y requisitos de la organización.

Un sistema de gestión de una organización de gran escala puede diferir del sistema de gestión de una organización de pequeña escala. De manera similar, el sistema de gestión de una empresa manufacturera puede diferir del sistema de gestión de una casa comercial, un servicio, etc.

Sencillez

Uno de los elementos importantes de un control eficaz es la facilidad de uso. El sistema de control debe diseñarse de forma sencilla para que sea fácil de entender y operar.

Relacionado: Proceso de Control

La dirección debe introducir un sistema de control sencillo para que todos los niveles de autoridad puedan entenderlo y operar fácilmente. Deben evitarse sistemas de control complejos. El nuevo tipo científico de control, si es posible, debería introducirse de forma clara y comprensible.

Objetividad

Un buen control debe cumplir con los objetivos de la organización. Cada organización se establece para objetivos específicos y para ello se determinan estándares de desempeño.

Por lo tanto, un sistema de control debe garantizar que el desempeño real debe estar de acuerdo con el estándar definido. Debe basarse en el método científico y el análisis debe estar libre de prejuicios personales.

Económico

Un sistema de control eficaz debe estar dentro de la capacidad financiera de la organización. Debe ser económico en diseño y en el proceso de implementación.

Es inútil invertir valiosos recursos organizacionales en trabajo improductivo. Por lo tanto, un sistema de control debe considerar el costo-beneficio. Significa que la salida del control debe ser mayor que su entrada.

Integral

Un buen sistema de control debe cubrir todas las áreas funcionales clave de la organización. Debe ser integral en diseño y funcionamiento.

Se debe prestar más concentración a aquellas áreas funcionales donde el control es esencial. Un control eficaz debe evitar la concentración excesiva en algunas partes de la organización.

Capaz de comunicarse

Un mejor sistema de control debe ser capaz de comunicarse con la autoridad interesada. En otras palabras, el sistema de comunicación debe ser claro, eficaz y científico.

]

No sólo necesita el mero flujo de información desde el nivel superior a los niveles subordinados, sino que el flujo de información también debe realizarse en el momento adecuado. Significa que el sentimiento de responsabilidad debe desarrollarse entre todos los niveles directivos.

Sugestivo

Un sistema de control eficaz debe tener un motivo sugestivo. Implica medir el rendimiento real y descubrir la desviación. Además, también implica proporcionar medidas correctivas para superar las limitaciones y debilidades en el desempeño real.

Relacionado: Tipos de control

Por lo tanto, un sistema de control debe comenzar a partir de la medición del desempeño real frente al desempeño planificado para sugerir acciones correctivas.

Flexibilidad

Es una característica imprescindible de un sistema de control eficaz. Un buen control debe se Flexible. Esto es imprescindible para adaptarse al entorno cambiante.

El sistema de control de hoy puede no ser eficaz para el mañana, ya que los objetivos, planes, actividades, personas, condiciones externas, etc. cambian con el tiempo. Es necesario revisarlo según el momento y la situación.

Basado en la responsabilidad

Un buen sistema de control debe basarse en la responsabilidad. Debe concentrarse en el cumplimiento de la responsabilidad. Debe señalar la responsabilidad de cada departamento y empleado.

Es útil tomar las medidas necesarias en el momento adecuado. El sentimiento de responsabilidad entre los empleados ayuda a alcanzar los objetivos organizacionales.

Estratégico y excepcional

Un sistema de control eficaz debe ser estratégico y excepcional. Debe concentrarse en áreas clave del funcionamiento de la organización. Se debería dar más importancia a aquellas áreas donde se requiere un sistema de control.

Mirando hacia adelante

Un sistema de control eficaz debería orientarse hacia el futuro. Debe informar rápidamente de las desviaciones del plan para proteger el futuro. Si los detalles de control no se refieren al futuro, no sirven de nada, ya que no podrán sugerir las medidas a tomar para evitar que se repitan variaciones en el futuro.

Relacionado: ¿Qué es la visión?

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded





11 elementos o características de un sistema de control eficaz

11 elementos o características de un sistema de control eficaz

Un sistema de control eficaz es crucial para el éxito de cualquier organización. Ayuda a asegurar que los procesos operativos y administrativos se ejecuten de manera eficiente y cumplan con los objetivos establecidos. A continuación, se presentan 11 elementos o características que deben estar presentes en un sistema de control para garantizar su eficacia:

1. Objetivos claros

Los objetivos claros y bien definidos son fundamentales para establecer los estándares y criterios de medición en un sistema de control. Esto proporciona una dirección clara para los miembros de la organización y facilita la evaluación del desempeño.

2. Procesos bien definidos

Es importante contar con procesos bien definidos en todas las áreas de la organización. Esto ayuda a evitar la confusión y asegura que todos los miembros del equipo comprendan sus responsabilidades y tareas dentro del sistema de control.

3. Comunicación efectiva

Una comunicación efectiva es esencial para un sistema de control eficaz. Debe haber una comunicación fluida y clara tanto entre los miembros del equipo como entre diferentes departamentos. Esto garantiza que la información relevante se comparta de manera adecuada y oportuna.

4. Evaluación continua

Un sistema de control eficaz requiere una evaluación continua para identificar posibles áreas de mejora y corregir desviaciones. Esto implica realizar revisiones periódicas y evaluar el desempeño en relación con los objetivos establecidos.

5. Retroalimentación constructiva

Proporcionar retroalimentación constructiva es fundamental para fomentar un ambiente de mejora continua. Los miembros del equipo deben recibir comentarios claros y específicos sobre su desempeño, tanto en áreas de fortaleza como de mejora.

6. Responsabilidad y rendición de cuentas

Todos los miembros de la organización deben ser responsables de su desempeño y rendir cuentas por sus acciones. Un sistema de control eficaz establece mecanismos claros para garantizar que todos cumplan con sus responsabilidades y se mantengan responsables de los resultados.

7. Uso de indicadores de desempeño

La utilización de indicadores de desempeño proporciona una forma objetiva de medir y evaluar el progreso hacia los objetivos. Estos indicadores pueden ser financieros, operativos o de cualquier otra naturaleza relevante para la organización.

8. Mejora continua

Un sistema de control eficaz promueve la cultura de mejora continua en toda la organización. Se deben establecer procesos y prácticas que fomenten la identificación de oportunidades de mejora y la implementación de acciones correctivas.

9. Adaptabilidad

Un sistema de control eficaz debe ser adaptable a los cambios internos y externos que afecten a la organización. Debe poder ajustarse a nuevas circunstancias y encontrar soluciones adecuadas para superar los desafíos.

10. Uso de tecnología

La tecnología puede desempeñar un papel importante en un sistema de control eficaz. El uso de software y herramientas de gestión puede mejorar la eficiencia y la precisión en la recopilación y análisis de datos para la toma de decisiones.

11. Cumplimiento normativo

Un sistema de control eficaz debe cumplir con todas las regulaciones y leyes aplicables a la organización. Esto incluye aspectos relacionados con la ética, la seguridad, el medio ambiente y cualquier otro requisito legal pertinente.

En resumen, un sistema de control eficaz se basa en objetivos claros, procesos bien definidos, comunicación efectiva, evaluación continua, retroalimentación constructiva, responsabilidad y rendición de cuentas, uso de indicadores de desempeño, mejora continua, adaptabilidad, uso de tecnología y cumplimiento normativo. Implementar estos elementos en una organización fortalecerá su capacidad para alcanzar sus objetivos y enfrentar los desafíos del entorno.

Fuentes: ejemplos.com, regulaciones.gob


Deja un comentario